Igualdad quiere fomentar la paridad en los consejos de administración de empresas valencianas con incentivos en la contratación

La portavoz del Consell, Mónica Oltra, en rueda de prensa posterior al pleno del Consell.

El proyecto de ley de Igualdad que prepara la vicepresidenta de Mónica Oltra pretende atacar de forma integral la violencia que sufren las mujeres. Todas las violencias y todas las mujeres. Aunque las competencias de la Generalitat Valenciana son limitadas a la hora de introducir la obligatoriedad de algunas cuestiones, la Administración autonómica sí puede fomentar determinados acciones. Y es lo que pretende la norma, que aún no ha comenzado a trabajarse formalmente pero sí tiene claros sus principios básicos.

Legislar sobre paridad en empresas es una cuestión que compete al Gobierno central, pero el Ejecutivo autonómico puede aplicar algunas cláusulas en la contratación pública o incentivos a empresas que cumplan determinados criterios. Aunque el proyecto de ley de igualdad aún no se ha elaborado -las primeras reuniones con los colectivos comenzarán el 8 de marzo-, la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas baraja algunas cuestiones, como fomentar la paridad en los consejos de administración de las empresas. Uno de los pilares de la ley será trabajar en el ámbito de la igualdad en la representación, estirando al ámbito privado lo que el Ejecutivo autonómico aplicó en su composición y lo que las Corts Valencianes aprobaron la pasada legislatura.

En 2017 el Parlamento autonómico aprobó una resolución para modificar las normas de las instituciones de la Generalitat para garantizar la paridad de género en sus órganos, una norma que afecta al Consell Jurídic Consultiu, el Comité económico y Social o la Sindicatura de Comptes, y un criterio que los grupos parlamentarios adoptan en otros órganos, como el Consell Rector de la televisión pública valenciana.

Para fomentar la paridad en organismos directivos, Igualdad baraja introducir cláusulas ventajosas en la contratación para empresas que cumplan con un mínimo de mujeres -cercano al 40% de representación- en los puestos de dirección, una forma de fomentar el ascenso de mujeres en la carrera laboral y de premiar a las empresas con determinados valores sociales. El Consell considera que la visibilidad de mujeres en altos puestos sirve de referente al resto.

Los grupos del Pacto del Botánico -PSPV, Compromís y Unides Podem- trabajan en la reforma de la ley electoral, que también incluye mecanismos de promoción en los puestos más altos de las listas. Con esta norma, las candidaturas se deberán confeccionar de forma que estén integradas, como mínimo, por un 50% de mujeres, respetando la proporción en cada tramo de dos candidaturas y en el marco de lo estipulado por la LOREG, de un 40% en tramos de cinco. En otras palabras, la ley valenciana permitiría que las listas se confeccionaran siguiendo el criterio mujer-mujer-hombre-mujer-mujer, frente a la lista cremallera (géneros alternados) actual.

Etiquetas
Publicado el
25 de febrero de 2021 - 22:15 h

Descubre nuestras apps

stats