Ribó tumba otro recurso de Per l'Horta para que el proyecto de la ZAL siga adelante y desoye a Compromís

Panorámica de la ZAL, a la izquierda, entre el puerto de València, La Punta y la desembocadura del Turia.

Al alcalde de València, Joan Ribó, se le levanta un frente por la izquierda social y otro casi seguro dentro de la coalición Compromís. Este viernes, la Junta de Gobierno aprobará el rechazo del recurso presentado por la asociación Per l'Horta contra la recepción de las obras de la Zona de Actividades Logísticas del puerto construida sobre los terrenos de la Punta. El colectivo, que fue punta de lanza en la lucha contra las políticas de destrucción del territorio del PP, tiene presentado otro contencioso-administrativo contra la puesta en marcha de este suelo para la instalación de empresas y cargos de Compromís en la Generalitat han trabajado para buscar un suelo alternativo.

En el duro escrito del ayuntamiento para tumbar el recruso de Per l'Horta, el consistorio da la razón a VPI, la sociedad creada para la promoción y venta de las parcelas, y a la Sociedad Estatal de Promoción y Equipamiento de Suelo, SEPES, dependiente del Estado.

En sus argumentos, VPI asegura que Per l'Horta “no ha alegado ni acreditado los perjuicios irreparables que ampararían su pretensión de suspensión, ya que ni siquiera han determinado, detallado o enunciado mínimamente qué supuestos daños podrían inferferirse”. Este ha sido uno de los argumentos principales que se han defendido también en el ayuntamiento, el coste de la reversión y el coste judicial que una revocación de la ZAL podría tener.

Por su parte, SEPES carga contra la asociación y le insta a mirar el contenido técnico del proyecto afeándole que no aporte "la más mínima prueba del perjuicio que manifiesta se va a ocasionar”.

El proyecto refundido denominado Medidas correctoras para la recepción municipal, de la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) del Puerto de València fue aprobado el pasado abril y levantó ampollas en Compromís. Tanto, que la secretaria autonómica de Política Territorial, Urbanismo y Paisaje, Imma Orozco, de Compromís y representante de la Generalitat en VPI Logística llevó a las reuniones de la sociedad una propuesta para que el puerto abandone su idea de poner en marcha la ZAL y se vaya a otros terrenos.

La idea de Compromís es que la Generalitat ofrezca suelo público en otras zonas con menos interés paisajístico y sentimental y la ZAL se ponga en marcha en otro lugar. Proponen como alternativas Godella, Sagunt o Requena, donde la administración autonómica tendría suelo logístico para permutar. En la actual ZAL, en la que ya se han enterrado unos 100 millones de euros, la idea de Compromís es que se aplique la propuesta de la plataforma Per l'Horta, que pretende recuperar la zona como espacio verde de enlace con l'Albufera y el Saler y culminación del parque del antiguo cauce del Turia.

En uno de los consejos recientes de VPI Logística, Orozco avisó a los demás consejeros de que " hay que contextualizar las decisiones dentro del marco de crisis climática y sanitaria que vivimos, que nos aboca a una crisis económica desconocida". "Esto nos tiene que hacer pensar la logística no en términos de los años 80 sino en términos del siglo XXI", dijo. 

El Ayuntamiento de València consiguió arrancar a VPI un corredor verde para unir València con l'Albufera, pero no ha sido suficiente para el colectivo Per l'Horta, que quiere una reversión total de un proyecto logístico que fue una de las primeras batallas emblemáticas sobre la protección del territorio, como atestigua el documental A Tornallom.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats