Consejos para organizar de forma correcta el maletero del coche

Cargar el maletero del coche

Antes de salir de viaje con el coche, organizar el maletero de forma correcta es clave. No solo para aprovechar al máximo el espacio disponible, sino también como una manera de garantizar la seguridad de quienes ocupen el vehículo e incluso para gastar menos combustible y de ese modo ahorrar dinero.

¿Cómo reducir el consumo? Pues sobre todo no llevando en el maletero cosas innecesarias. Por cada 100 kilos de peso adicional, un coche de tamaño medio aumenta su gasto en combustible hasta en un 6%, según informa el Real Automóvil Club de España (RACE).

No es solo cuestión de peso: un maletero desorganizado puede obligar a colocar bultos en la baca. La mayor resistencia al aire que ejerce el vehículo con carga en el techo puede aumentar el gasto hasta en un 35%.

Aun sin carga, la baca por sí sola hace que la gasolina o el gasóleo se quemen con mayor celeridad. En épocas con los precios de los carburantes por las nubes, toda medida que ayude a bajar esos costos resulta adecuada.

¿Qué criterios seguir para organizar el maletero?

Para asegurarse de no llevar nada que no haga falta, y también para maximizar el aprovechamiento del espacio, una primera buena medida es vaciar el maletero por completo. Esto permite tener una idea general acerca de qué cantidad de cosas -y de qué tamaño- se podrán guardar allí.

Y luego, ¿cómo empezar? ¿Qué criterios se deben seguir para comenzar a cargar allí maletas, bolsos y otros objetos? Un estudio realizado hace unos años por el RACE y la empresa de neumáticos Goodyear determinó que el 35% de los conductores lo hace en función del peso de los bultos, mientras que el 25% lo hace según su tamaño.

Otro 25% lo hace en función de la accesibilidad, es decir, deja en la parte superior los artículos que cree que necesitará antes que los demás. El 15% restante, por su parte, guarda el equipaje en el maletero sin orden ni criterio alguno.

Además, uno de cada cinco encuestados admitía que llevó el coche al límite de carga, o bien que había renunciado a llevar más cosas porque ya no le cabían. Y un 1,4% reconocía sin más que había viajado con más peso del máximo recomendado para su vehículo.

Cuanta más carga lleva un vehículo, más difícil resulta su conducción. Cualquier maniobra representa un balanceo mayor y por lo tanto un más alto riesgo de pérdida de estabilidad; más aún cuando la velocidad es elevada. El exceso de peso compromete el sistema de frenado, las suspensiones y el control de estabilidad.

Todo esto incrementa de forma notoria el riesgo de sufrir accidentes. Sin embargo, de acuerdo con el citado informe, la mayoría de los conductores desconoce o subestima el problema: apenas el 14% aceptó que circular con exceso de equipaje podría ser peligroso.

Consejos prácticos para aprovechar el espacio y viajar seguros

Queda claro entonces que se debe llevar solo lo necesario y nunca exceder el límite de peso indicado por el fabricante (límite que se puede consultar en el manual del coche o en la ficha técnica de la ITV). Pero, además de eso, ¿cómo organizar las cosas en el maletero? A continuación, algunos consejos proporcionados por el RACE.

1. Procurar que el centro de gravedad quede lo más bajo posible. En otras palabras, los bultos más pesados deben guardarse primero, y los más pequeños y ligeros encima. Los más pesados, además, tienen que estar lo más adelante (es decir, todo lo cerca de los asientos o de la superficie fija del vehículo) que sea posible.

2. Poner las maletas con sus ruedas hacia arriba, para evitar que estas contribuyan con su eventual desplazamiento.

3. Sujetar las maletas y otros bultos a los puntos de amarre con sogas, ganchos o redes. En algunos estos casos, estos adminículos vienen incluidos de serie con el vehículo. Si no, existen modelos “universales”, que se adaptan a los maleteros más diversos.

4. Utilizar los objetos más pequeños como una forma de sujeción de los grandes. Esto es, pensar el maletero como un ‘Tetris’ cuyo objetivo mayor es que no queden huecos libres entre unos bultos y otros. También se puede aprovechar el “doble fondo”, el hueco donde va la rueda de recambio y que a menudo permite guardar otras cosas.

5. Cubrir los objetos frágiles, como los de cristal, con mantas, láminas de plástico u otros materiales similares. No solo para protegerlos, sino también para -en el caso de que se rompan a causa de una colisión- evitar que salgan disparados como proyectiles cortantes.

6. Colocar, si es posible, una red de separación entre el maletero y el habitáculo del coche. Este dispositivo impedirá, en caso de accidente, que los objetos alcancen a los ocupantes del coche. Con el mismo objetivo, también se recomienda abrochar los cinturones de los asientos traseros, aun cuando nadie viaje en ellos.

7. Llevar en la parte superior del maletero una mochila o bolso pequeño con artículos esenciales: comida, bebida, documentación, elementos que pudieran ser necesarios para los niños si se viaja con ellos, etc. Hay que evitar llevar objetos sueltos en el habitáculo.

Otros consejos acerca del equipaje, fuera del maletero

La indicación de no llevar objetos sueltos en el habitáculo del coche tiene que ver con el riesgo en el que se convierten en caso de accidente. Si un vehículo choca mientras se desplaza a 60 kilómetros por hora (una velocidad relativamente baja), la inercia multiplica por 56 el peso de los objetos transportados.

Esto quiere decir que una maleta de solo diez kilos de peso sale disparada hacia delante con una fuerza equivalente al peso de un toro, grafica el RACE. Es por ello que se sugiere evitar cosas sueltas (ni sobre los asientos, ni cerca de la luneta trasera, ni en ninguna otra parte): cualquiera puede convertirse en un peligroso proyectil.

El maletero debe ir correctamente cerrado, desde luego. Si se deben llevar más cosas que las que caben en él, habrá que recurrir a un cofre cerrado y aerodinámico diseñado de forma específica para el techo del vehículo. Desde luego, ninguna parte del equipaje debe obstaculizar la visión del conductor.

Por lo demás, el consejo es dedicar a la organización del maletero todo el tiempo que sea necesario: que las prisas no lleven a incumplir algunas de las mencionadas medidas de seguridad.

Y luego, durante el viaje, adaptar el estilo de conducción al peso del vehículo. No hay que olvidar en ningún momento que una carga mayor aumenta los riesgos y, por ende, resulta imprescindible adecuar la velocidad a esas condiciones.

síguenos en Instagram

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats