La portada de mañana
Acceder
La negociación sobre la vivienda y la luz avivan la tensión en el Gobierno
Los datos no avalan el alarmismo por la variante Delta
Opinión - Las lágrimas de Garamendi, por Esther Palomera

Seis ideas divertidas (y que te solucionarán la vida) para aprovechar tus viejas perchas

PaulinaH

Si tienes perchas para colgar la ropa de sobra rondando por tu armario, sácalas porque pueden resolverte más de un problema de espacio en casa. Bien caigan en la categoría de "percha horrorosa" (de PVC y muchas de metal) o resulten decentes (por ejemplo, de madera), aquí van seis ideas divertidas y muy prácticas para aprovecharlas.

1. Hazte un colgador para fotos y láminas

Si tienes fotos o alguna lámina o ilustración que quieras colocar en casa, una percha puede ayudarte. Para esta idea, funcionan las perchas con pinzas (como las pensadas para colgar una falda): solo tienes que usar la pinza para colocar en ella, en lugar de la ropa, tus láminas.

También puedes utilizar una percha normal para colgar tus fotos: solo necesitas añadirle unas pinzas de la ropa o unos clips a la barra inferior. Y, con un poco de gracia, incluso puedes decorar una percha de plástico para montar una bonita exposición de fotografías.

Por lo demás, solo queda clavar un gancho o un pomo en la pared, y colgar tu percha con las fotos. [Hace unas semanas te contamos, además, usos divertidos para reutilizar tus pinzas].

2. Para ordenar revistas y periódicos

Si estás buscando una idea chula y gratuita para ordenar las revistas y periódicos que, además, apenas ocupe espacio, aquí está de nuevo la percha para ayudarte. Basta con colgar un par de ellas o tres en una pared. Abre una revista por su página central y cuélgala abierta de la barra inferior.

¡Ya está! Puedes utilizar una percha metálica o recurrir a las de madera: aquí solo manda tu gusto. A cambio obtendrás una forma sencilla y barata de mantener el salón ordenado, y de conservar tu material de lectura en su sitio.

Por último, queda decidir si quieres decorar un poco tus perchas antes de colgarlas en la pared (por ejemplo, sumergirlas en un bote de pintura que te guste) o dejarlas tal cual. [Hace unos días te contamos ideas para dar una nueva vida a tu vieja camiseta.]

3. Toallero para el baño

Si tu baño es pequeño, y no tienes toallero, una percha resulta una ayuda estupenda para solucionar este problema. Solo necesitas escoger una percha de madera básica, y colgarla de un gancho o de un tirador de la pared: ya puedes colgar tus toallas de la barra. Y si usas una percha resistente, incluso podrás colocar la toalla de la ducha.

4. Colgar el papel o los trapos de cocina

Cuando la encimera de la cocina pide a gritos que liberes espacio, un par de perchas pueden resolverte la papeleta. La idea: usarlas para colgar el papel de cocina que tienes rondando por la encimera.

En este caso, resulta más sencillo hacer un colgador de papel de cocina con una percha metálica: solo necesitas cortar la barra inferior por la mitad (unas tijeras decentes deberían bastar para esta tarea). Así puedes introducir el rollo de papel por la mitad cortada (primero un lado, después el otro), y te quedará perfectamente colgado. 

Solo queda colgar la percha de un gancho, o reutilizar un tirador de muebles bonito para colocarlo en la pared y tenerlo siempre a mano cuando lo necesites. También puedes utilizar una percha para ordenar esos trapos de cocina: en este caso ni tan siquiera necesitas cortar la barra. Basta con colgar directamente de ella tus trapos.

5. Para ordenar tus accesorios: pañuelos y bolsos

Si te gusta ponerte pañuelos, guantes o bolso, y tu casa carece de un armario donde guardar estos accesorios cerca de la puerta (que es donde suele resultar más cómodo), puedes recurrir a unas perchas. Te ayudarán a ordenar tus accesorios en la pared, sin gastar demasiado dinero, ni robarte mucho espacio. 

Puedes montar una suerte de mural de perchas cerca de tu puerta, colocándolas a diferentes alturas. O decorar alguna percha con una cuerda bonita. Y ya tienes tu mural de perchas para ordenar los accesorios que más te pones.

6. Secar flores y hierbas aromáticas

Si has montado un huerto urbano en tu terraza (o estás en ello), una percha puede resultarte de ayuda. En este caso, se trata de un sostén para colgar tus hierbas aromáticas, y dejar que se sequen. De este modo, te aguantarán mucho más tiempo. Además, resulta una idea bonita para decorar la cocina con un toque natural y campero.

Solo necesitas una percha con pinza. Si toda la barra inferior es una pinza, mejor: más espacio tienes para tus hierbas. O puedes utilizarla para secar tus flores preferidas: cuélgalas del tallo, y mantenlas boca abajo hasta que pierdan la humedad. 

síguenos en Instagram

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas
Publicado el
12 de mayo de 2021 - 06:00 h

Descubre nuestras apps

stats