Tu perro en cuarentena: ocho juguetes para que esquive la depresión por encierro

Foto: Buzzfarmers

Existe una muy buena noticia para los perros (y gatos) en esta pandemia: ellos ni se contagian ni pueden transmitir el coronavirus del COVID-19. Aun así, el estado de alarma también influye en la vida de los cerca de 6,2 millones de perros que viven en España, según la Asociación nacional de fabricantes de alimentos para animales de compañía (Anfaac). Sobre todo si viven en pisos. Igual que nos ocurre a los humanos encerrados por la cuarentena, tu camarada de cuatro patas también puede experimentar estrés e incluso depresión.

Aunque sacar al perro está permitido, los paseos no pueden alargarse, muchos parques caninos están cerrados y tu compi peludo no tiene posibilidad de socializar o hacer tanto ejercicio como antes. Parece complicado, pero para ayudarlos hay que tratar de respetar las rutinas a las que nuestro compi peludo esté acostumbrado, más aún si es mayor.

Tomàs Camps, presidente del grupo de etología clínica de la Asociación de veterinarios españoles especialistas en pequeños animales (Avepa) y director de Etovets, nos recomienda "fomentar el juego, la exploración y el uso del olfato de los perros en casa durante este periodo tan atípico y difícil". Por suerte, los juegos y juguetes perrunos en casa ayudan: al fin y al cabo, tu camarada necesita algo que hacer. Como nos pasa a todos.

Con este fin, hemos recopilado ocho ideas para fabricar juguetes perrunos con objetos que tenemos en casa. Los humanos también nos beneficiamos: mantenemos la mente activa y ocupada, tal y como recomiendan los psicólogos. Y "los perros pueden reducir la ansiedad y sobrellevar el aburrimiento que supone estar encerrados en casa durante el estado de alarma", apunta Camps.

Ocho juguetes caseros para perros

1. Puzzle con cajas

1. Puzzle con cajasTanto si has hecho pedidos online durante el confinamiento como si conservas algunas cajas de cartón (de zapatos o similares), es momento de darles un buen uso peludo. Quítales las grapas, restos de celo o cualquier otro accesorio que pueda ser peligroso para tu amigo. Mientras tu perro está en otra habitación, repártelas por el salón y guarda premios en algunas. Abre la puerta, y deja que tu compi rebusque para encontrar su sabrosa recompensa. Cuando termine, puedes cambiar la ubicación de las cajas y volver a poner premios. ¡Y el juego perruno vuelve a empezar! Esta idea también funciona con gatos: ellos también adoran las cajas de cartón.

2. Piñata canina

2. Piñata caninaNecesitas una botella de plástico de 1,5 o 2 litros (sin tapón) y un trozo de cuerda. Hazle dos agujeros alineados y mete el cordel a través de ellos. Anuda cada extremo de la cuerda a los pomos de un armario o de la puerta para que quede tensa, y la botella cuelgue más o menos a la altura de la cara de tu perrete. Introduce unos premios, y deja que tu camarada se lo pase en grande mientras la hace girar y se las ingenia para sacarlos. Ayúdale al principio para que aprenda el funcionamiento de su juguete. Existe una versión más elaborada: usar tres botellas y construir un soporte de madera.

3. Bandeja sorpresa

3. Bandeja sorpresaUsa una bandeja rígida de hornear magdalenas para ocultar bolitas de pienso o premios caninos. Para complicar este perrijuego, tapa algunos huecos con pelotas de tenis u otros juguetes similares que tengas por casa.

4. Kong casero

4. Kong caseroUn clásico de los juguetes perrunos. Haz unos agujeros con un cúter o tijera afilada en una botella de plástico, tan grandes como para permitir que los premios o las bolitas de comida que metas puedan salir cuando el perro la manipule. Rellénala, cierra el tapón y listo.

5. Doble Kong casero

5. Doble Kong caseroComo el anterior, pero con dos botellas: hay que pegar la cara externa de los tapones entre sí para que estas rueden.

6. Trile con envases

6. Trile con envasesSolo necesitas algunos yogures vacíos u otros envases rígidos, como los que utilizan algunos quesos frescos. Para jugar, esconde debajo de ellos premios, y deja que tu perro averigüe dónde se encuentran. Pónselo fácil al principio.

7. Bola de chuches

7. Bola de chuchesUsa una pelota de tenis o una pelota perruna que esté rota: con un cúter o cuchillo hazle un buen tajo curvilíneo, y rellénala de premios.

8. Caja de la suerte

8. Caja de la suerteIntroduce en una caja de cartón grande algunos de estos juguetes caseros, junto con sus pelotas, chuches, bolitas, trozos de zanahoria o cualquier otro alimento seguro que a tu perro le guste devorar. Puedes añadir tubos de papel higiénico o de rollos de cocina. ¡Y a rebuscar, amigos perrunos! Ojo: si se traga el cartón, olvídate de meter rollos de papel.

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas
Publicado el
30 de marzo de 2020 - 22:29 h

Descubre nuestras apps

stats