eldiario.es

9

Cultura

kicker Icon

Noticia servida automáticamente por la Agencia Efe

kicker IntMark

Esta información es un teletipo de la Agencia Efe y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es. kicker Close

"Mistral, Gabriela", la obra que cuestiona el feminismo de la Nobel chilena

"Mistral, Gabriela", la obra que cuestiona el feminismo de la Nobel chilena

Fotografía cedida en la que aparece la actriz chilena Solange Lackington (i) en su papel de la escritora Gabriela Mistral durante un momento de la obra de teatro "Mistral, Gabriela (1945)", que se presenta este jueves en el festival de teatro Santiago a Mil, en Santiago (Chile). La chilena Gabriela Mistral (1889-1957), la única mujer con el Premio Nobel de Literatura en Latinoamérica, es uno de los principales iconos feministas en la región, pero más de medio siglo después de su muerte su activismo es cuestionado en una obra teatral que la retrata llena de matices. La obra "Mistral, Gabriela (1945)", que se presentará este jueves en el marco del festival Santiago a Mil, propone a la escritora como pocas veces se ha hecho en Chile: compleja y alejada del mito. EFE

La chilena Gabriela Mistral (1889-1957), la única mujer con el Premio Nobel de Literatura en Latinoamérica, es uno de los principales iconos feministas en la región, pero más de medio siglo después de su muerte su activismo es cuestionado en una obra teatral que la retrata llena de matices.

La obra "Mistral, Gabriela (1945)", que se presentará este jueves en el marco del festival Santiago a Mil, propone a la escritora como pocas veces se ha hecho en Chile: compleja y alejada del mito.

La pieza, dirigida por la chilena Aliocha de la Sotta y protagonizada por la televisiva Solange Lackington, busca "desmitificar la imagen de maestra rural que recorrió Chile de norte a sur leyendo poemas a los niños", explicó a Efe la actriz.

Mistral, agregó Lackington, fue "una mujer controvertida: liberal, muy vanguardista y moderna, pero al mismo tiempo demócrata cristiana y conservadora".

Defensora acérrima de la educación pública, diplomática y autora de obras tan relevantes de la literatura en español como "Desolación" y "Tala", Mistral ganó el máximo galardón de las letras en 1945, año en el que transcurre la obra teatral.

UNA FICCIÓN ARRIESGADA

"Di que eres lesbiana (en tu discurso), ¡grítalo!", le espeta a Mistral sobre el escenario una feminista que la secuestra para que confiese su orientación sexual durante la recepción del Nobel y se pronuncie sobre el feminismo y otros temas controvertidos para la época que no tocó en su obra.

La pieza, escrita por el chileno Andrés Kalawski, mezcla ficción y realidad y yuxtapone tiempos para hacer una radiografía de la complejidad de la escritora, cuyo pensamiento fue también puesto en duda por las feministas liberales de mitad del siglo XX.

Su fiel defensa de la maternidad y de lo que ella misma denominaba "educación maternal", retratada en su profesión de maestra, fue foco de críticas de las mujeres de entonces que abogaban por la incorporación laboral de la mujer como única manera de conseguir su independencia frente al hombre.

La poetisa llegó incluso a criticar públicamente en uno de sus escritos el "desasimiento del hogar" que esto provocaba, gestándose una imagen de ella que poco tenía que ver con su faceta de mujer intelectual e independiente que nunca contrajo matrimonio con ningún hombre.

Mistral, además, nunca llegó a pronunciarse públicamente sobre su orientación sexual y su leyenda se ha alimentado con las especulaciones en torno a su relación con la joven Laura Rodig, o la historia de su hijo Yin Yin, que nunca se ha esclarecido si realmente era su primogénito y que se suicidó con tan solo 18 años.

PUNTO DE ENCUENTRO DE LOS FEMINISMOS

Para la actriz protagonista de la obra, la poetisa chilena representa a todas las corrientes feministas del país austral: las más conservadores, las más progresistas, las identitarias, las de clase y demás corrientes con diferentes apellidos pero que en definitiva abogan por la mujer.

"Algunas mistralianas (seguidoras de la autora) la apoyan como icono lésbico y procausa de género, y hay otras que encuentran que ella era un ejemplo de castidad, de pureza, de maternidad, de entrega", apuntaló Lackington.

La obra no busca dañar la imagen de la poetisa, que fue olvidada muchas veces en su Chile natal y encorsetada en su imagen de educadora, sino retratarla "no como algo malo, sino como algo que la viste, la embellece y que enamora", aclaró.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha