El Prado apuesta por el arte contemporáneo en 2022 y vuelve a olvidar a las artistas

'Ornitoptero', una obra de 1962 del pintor abstracto Fernando Zóbel al que se le dedicará una exposición temporal en el Museo del Prado este año

Pablo Picasso, Fernando Zóbel y Philippe Parreno serán las grandes apuestas del Museo Nacional del Prado para el año 2022. El pintor cubista, el abstracto y el videoartista protagonizan el inesperado cambio de rumbo que toma el centro para caminar por los terrenos del Museo Nacional Reina Sofía, con la excusa de haber "formado e inspirado a numerosos artistas contemporáneos". El director del museo, Miguel Falomir, recoge en su sexta temporada al frente de la institución una línea con la que ya había entretenido su predecesor, Miguel Zugaza. "Es un año que se va a hacer hincapié en la relación del Prado con el arte contemporáneo. No somos un centro de arte contemporáneo, pero nos interesan los artistas que han mostrado interés por las colecciones del Prado", ha asegurado a la prensa Falomir. Al contrario de lo que pueda parecer, el director asegura que no son tantos los artistas que estarían incluidos en este grupo.

Maruja Mallo, que en 2022 se cumplirá su 120 aniversario, formaría parte de esta curiosa categoría, tal y como quedó grabado en este capítulo del programa de TVE Mirar un cuadro, en el que dice de Goya que "plastificó una sociedad y una época". "Fue el precursor del impresionismo mundial. Culto al color, a la vida, frente a la pintura amortajada", comenta la artista sobre el pintor. Sin embargo las artistas siguen brillando por su ausencia en la propuesta científica presentada por Miguel Falomir. A pesar de haber insistido a lo largo de los dos últimos años en su sensibilidad ante la recuperación de las artistas ignoradas en dos siglos de vida del museo, en la decena de exposiciones temporales programadas ellas no tienen hueco.

Para encontrar una actividad agradecida con la perspectiva de género hay que bajar hasta el programa de "itinerarios" del museo, son paseos por una selección de obras para mirar la colección desde otro punto de vista al normativo. En ellos aparece uno diseñado por Noelia García Pérez, de la Universidad de Murcia, en la que plantea un recorrido que destaca el papel que desempeñaron las mujeres coleccionistas y mecenas, impulsoras de las colecciones reales, como Isabel la Católica e Isabel Clara Eugenia.

La "megapotencia"

"El Prado es una megapotencia en este sentido. Hay muchas formas de ser mujer en el arte, como lo son las promotoras y las coleccionistas. Ningún otro museo en el mundo tiene esta presencia", ha dicho Falomir. ¿No es un motivo suficiente para una exposición temporal? "Cuando uno hace algo siempre se le pide más. Vuestras demandas son un acicate para nosotros. Hemos puesto el foco en las mujeres, ya lo señalamos con Invitadas, en la que participamos de la necesidad de dar visibilidad a las mujeres. A partir de este itinerario haremos más cosas. Hay figuras que serán protagonistas de monográficas próximas. La idea es que generemos más en el futuro", ha adelantado Miguel Falomir.

El otro objetivo del año es la reordenación de la colección permanente, de la que apenas se ha dicho que se incorporarán las galerías jónicas para ampliar la exposición de las colecciones de escultura. El director ha explicado que "al concluir el año, toda la colección se habrá transformado", pero advierte que no será en todos los casos "tan rotunda" como en las salas del siglo XIX. Una de las salas estará dedicada a los artistas leonardescos que tiene el museo, pero no ha detallado si la copia de La Gioconda será desplazada a ese espacio.

El resto de las exposiciones temporales estarán dedicadas al marqués de Santillana, Luis Paret, Annibale Carracci y los artistas españoles en el Nápoles del Renacimiento. De la decena que se montarán solo dos conservadores del museo serán los comisarios de las muestras, algo poco habitual en el Prado.

El dinero

El director ha puesto mucho énfasis en el esfuerzo del Gobierno de Pedro Sánchez y del Ministerio de Cultura de Miquel Iceta, por haber doblado la cuantía de la subvención al museo. El desplome del número de visitantes ha provocado un desplome de ingresos, comenta Falomir. Ahora hemos podido saber que en 2020 el museo perdió más de lo que esperaban, casi 26 millones de euros. "El Gobierno ha dado un paso adelante y ha asumido la mitad del mantenimiento. Nosotros aportaremos la otra mitad. Pero hasta 2019 aportábamos un 65% y se ha visto la fragilidad de ese modelo. La situación del museo no es tan dramática gracias al Gobierno", ha querido recalcar Falomir.

También reconoce el director que en estos momentos está haciendo las cuentas del Salón de Reinos. En verano empezarán las obras de rehabilitación estructural que deberían prolongarse 36 meses, "pero es un edificio histórico y quizás sean más". El museo recibirá del Estado 36 millones de euros en tres años para las obras. Miguel Famolir ha adelantado algo que se desconocía hasta el momento: la sala principal volverá a albergar las obras que se hicieron para colgar de este espacio. Aunque advierte que no será una reconstrucción historicista, sí recuperarán la idea original con la que Felipe IV mandó crear el edificio y su aparato decorativo a Juan Bautista Maíno y Diego Velázquez. Los doce cuadros de temática histórica que están en el Prado volverán a su lugar, entre ellos El sitio de Breda, de Velázquez. Así como los lienzos que representan los diez trabajos de Hércules.

En la planta superior, una sala completamente diáfana de 80 metros cuadrados de largo, por casi 18 de ancho, irá planificada una sala de exposiciones temporales. Pero Falomir adelanta un nuevo asunto que hasta el momento no se ha hecho público en el debate sobre la recuperación de este edificio: el elevado precio del mantenimiento. Mantener activo el nuevo museo costará siete millones de euros al año. Aproximadamente es el presupuesto que suele destinarse, por ejemplo, al Museo Nacional Thyssen-Bornemisza. ¿Cómo se pagará? El director del Prado comenta que en la dirección no lo tienen claro, porque una parte se decanta por la doble entrada pero él no tiene claro que "funcione". Deben decidirse entre aumentar el precio de la entrada general o cobrar otra entrada a los que visiten el Salón de Reinos.

Etiquetas
Publicado el
12 de enero de 2022 - 15:07 h

Descubre nuestras apps

stats