Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Kuma recrea en un museo sensorial y mágico el universo de Andersen

Kuma recrea en un museo sensorial y mágico el universo de Andersen
Odense (Dinamarca) —

0

Odense (Dinamarca), 19 jun (EFE).- La ciudad danesa de Odense inaugura a finales de este mes un museo dedicado a la figura de su hijo más ilustre, Hans Christian Andersen, en el que el arquitecto japonés Kengo Kuma y una docena de artistas han construido un universo lleno de magia y estímulos sensoriales para interpretar la obra del popular escritor de cuentos infantiles.

"Se trata de originar una experiencia artística completa en la que arquitectura, sonido, voz y un flujo de imágenes originen de forma constante nuevos encuentros entre el visitante y los cuentos de Andersen", explica Henrik Lübker, inspector del museo.

Enlazando con la idea muy presente en sus cuentos de que el mundo es en realidad más profundo y rico de lo que parece, se convocó un concurso internacional ganado por el estudio de Kuma, que ha diseñado entre otras obras el estadio olímpico de Tokio.

Inspirado en parte por el cuento de "El Yesquero", en el que un árbol revela un mundo subterráneo desconocido, Kuma ha levantado un edificio de 5.600 metros cuadrados en el que dos tercios están bajo tierra, sin ninguna fachada clara y situado en un laberíntico jardín que refuerza el carácter mágico del museo.

"La idea refleja el método de Andersen, en el que un mundo pequeño de repente se expande en un universo mayor. En ese universo no hay orden jerárquico, ni fachada ni dirección definida", explica el arquitecto en el catálogo del edificio.

Kuma habla de expresar la "dualidad de los opuestos" que rodean al ser humano: lo real y lo imaginario, la naturaleza y las creaciones humanas, lo humano y lo animal, la luz y la oscuridad.

La ausencia de líneas rectas frente al predominio de la curva entronca con la idea de que los cuentos esconden cosas y obligan al lector a averiguar su significado real, una apuesta por la ambigüedad vinculada a la forma de pensar del autor de "El patito feo", "La Sirenita" y "El soldadito de plomo".

OBRAS DE DOCE ARTISTAS INTERNACIONALES

El interior del museo pretende recrear la experiencia de la vida y los cuentos de Andersen a través de obras de una docena de artistas que han reinterpretado algunas de sus obras más famosas.

Entre ellos figuran el brasileño Henrique Oliveira, que ha montado una instalación inspirada en "El Yesquero" y la española Sandra Rilova, autora de muchas de las ilustraciones y animaciones que decoran el interior del edificio.

El guionista danés Kim Fupz Aakeson y el escritor estadounidense Daniel Handler, más conocido por su pseudónimo Lemony Snicket, han construido las experiencias auditivas que acompañan al visitante en su recorrido, que de momento solo se puede disfrutar en danés y en inglés.

Las obras expuestas apelan continuamente a la participación del espectador, que en un espejo virtual puede verse a sí mismo vestido con las ropas y adornos más suntuosos, mientras quienes lo contemplan desde el otro lado no ven más que el vestuario original, a imitación de "El traje nuevo del emperador".

En la instalación inspirada en "La sombra", otro de los relatos más famosos de Andersen, es la propia silueta del visitante la que toma forma y se comporta de forma inesperada, al igual que en el cuento.

En otro de los espacios interiores, objetos de viaje y recuerdos del escritor se "pelean" de forma virtual sobre su importancia para Andersen, mientras sus manuscritos, poemas y obras dramáticas piden ser leídos en alto y figuras de papel reclaman ser liberadas por el visitante.

De ese modo se va contando también la historia del escritor, prescindiendo de los habituales carteles explicativos con largas explicaciones cronológicas.

"No queríamos construir un edificio lleno de datos, no queremos ser un museo, sino un cuento de hadas. Queremos inspirar", resume Lübker.

RETRASOS EN LAS OBRAS POR LA PANDEMIA

El museo, que ha costado unos 390 millones de coronas danesas (52,4 millones de euros) y espera recibir entre 200.000 y 300.000 visitantes anuales, se ha visto afectado de forma directa por la pandemia de coronavirus.

La dificultad para acceder a algunos materiales provocada por las restricciones de viajes y movimientos implantadas por los distintos países ha generado retrasos importantes en la construcción del edificio, que no estará acabado para su inauguración.

Cuando la reina Margarita II inaugure el museo, situado a pocos metros de la casa natal del escritor en el centro de Odense, tercera ciudad de Dinamarca, el exterior no habrá sido terminado, tampoco el jardín, aunque los responsables aseguran que todas las instalaciones interiores estarán listas, salvo un espacio reservado para zona de juegos infantil.

La decisión de seguir adelante con la inauguración pese a los retrasos responde al deseo de aprovechar la temporada alta de vacaciones estivales y recibir así al mayor número de visitantes posibles, una cifra que se reduciría sensiblemente si se aplazase a cuando estén terminadas las obras a finales de verano.

Anxo Lamela

Etiquetas
Publicado el
19 de junio de 2021 - 12:24 h

Descubre nuestras apps