eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Para engancharte a estas series no hace falta haber visto la primera temporada

Felicity Huffman, en la segunda temporada de 'American Crime'

Felicity Huffman, en la segunda temporada de 'American Crime'

Muchas series tiene asumido que tienen que reinventarse si quieren ser relevantes o por lo menos sobrevivir en lo que los críticos estadounidenses llaman #PeakTV. No pocos espectadores sopesan el compromiso a medio o largo plazo que tendrán que firmar con cada nueva serie que aparezca en su radar seriéfilo. Lo uno y lo otro no son inconvenientes, y muchos menos en una afición en la que por encima de todo debería primar el entretenimiento, pero ha favorecido que formatos como el de miniserie, la serie evento o la serie antología sean algunas de las fórmulas por las que apuestan muchas cadenas y plataformas para alimentar su ciclo de novedades.

Las miniseries son un tema recurrente de debate en las nominaciones en los Emmy y un formato mucho más normalizado en la ficción europea. El concepto de serie evento ha engordado la nómina de éxitos de hace no tanto que aspiran a resurrecciones a medio camino entre la nostalgia y la rentabilidad. Las series antología se están asentando como un formato en el que permanecen los mismos ingredientes pero cambia la fórmula. Y que parece que ha vuelto para quedarse.

'American Crime' (Movistar+) aspira por segundo año a ser esa serie imprescindible que no estás viendo. La primera temporada fue una historia áspera, un doble crimen que enfrentaba a una comunidad a prejuicios sociales y raciales, que se llevó el aplauso de la crítica y unas cuantas nominaciones (algunas con premio) en los Emmy y los Globos de Oro.

La segunda temporada conserva su plantel de actores, uno de los aspectos sobresalientes de la serie, pero cambia completamente la historia y los personajes: el foco está en un caso de acoso escolar en un colegio de élite, donde de nuevo los conflictos de clase, raciales y sociales salen con solo arañar un poco la superficie. American Crime es una excepción en la cadena que se emite en EEUU (la misma ABC que emite Modern Family, Anatomía de Grey o Scandal) y consigue de nuevo la renovación. Podrá presumir que será por su calidad, no por su audiencia.



'Fargo' ha dejado de ser una sorpresa para convertirse en una de las series más solidas de la actualidad, heredera de la excelencia de Mad Men o Breaking Bad. Prueba del nivel de calidad que su creador Noah Hawley quiere proteger, la tercera temporada no llegará hasta 2017 para que los plazos que maneja la industria televisiva no se conviertan en una presión para la historia (algo que HBO asumió como su error en la segunda de True Detective). ¿Se puede ver directamente la primera temporada de Fargo (Movistar+) sin haber visto la primera?  Sí, se pierden algunas conexiones pero sus historias son independientes.

Con la tercera volverá a pasar lo mismo, la historia se situará unos años después de la primera entrega y aunque regresará algún personaje, los paisajes helados de Minnesota y Dakota del Norte volverán a ser el escenario de una nueva crónica negra.

'American Horror Story' (Fox) fue la precursora del renacer de la series antología. Las pesadillas delirantes de Ryan Murphy tienen muchos puntos en común pero siguen siendo historias independientes situadas en periodos históricos diferentes,  escenarios distintos y nuevos personajes, aunque estén encarnados por el mismo grupo de actores que repite en cada temporada. 

La imaginación retorcida de Ryan Murphy y su particular sentido de la estética arrancan en una casa encantada en Los Ángeles de la actualidad. Se trasladó después a un psiquiátrico de pesadilla de los años 60 e hizo casi borrón y cuenta nueva en la tercera temporada con un aquelarre de brujas en el Nueva Orleans actual. La cuarta temporada fue un viaje a un circo de los años 40 y la última emitida tuvo a Lady Gaga como dueña de un hotel que poco tenía que envidiar al de El resplandor.

En su siguiente serie Ryan Murphy ha vuelto a recurrir al formato antología para reconstruir el famoso juicio a O.J. Simpson en American Crime Story. Si tiene segunda temporada, tendrá como hilo conductor otro juicio famoso.



El caso de 'The Missing' (Yomvi) no es tanto una moda como la costumbre de la ficción europea por los formatos cortos. Nació como miniserie y su éxito le dio una segunda temporada. Al contrario de lo que ha pasado con Broadchurch (Netflix y Atresmedia), que en unos meses estrenará su tercera temporada, o Happy Valley, que estrena su segunda esta misma semana (Movistar+), The Missing cerró su caso en la primera temporada y apostará por uno nuevo en la segunda, conservando solo al veterano detective (Tcheky Karyo) que investigó la desaparición del pequeño Oliver Hughes.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha