eldiario.es

9

MINUTO POLÍTICO Los temas del día

El gobierno de Quart atribuye a un "interés electoral" de Compromís la queja al Síndic por el cambio de contadores del agua

El Síndic de Greuges ha instado a la devolución a los usuarios del importe del cambio en 2011 de contadores del agua apuntando que se trata de una subida encubierta de tarifas

La alcaldesa de Quart de Poblet y diputada autonómica, Carmen Martínez

La alcaldesa de Quart de Poblet y diputada autonómica, Carmen Martínez

Una queja realizada "en época preelectoral que se produce 7 años después", así se ha querido restar importancia desde el gobierno municipal de Quart de Poblet a la resolución del Síndic de Greuges que advertía de una subida encubierta de tarifas del agua con la sustitución de contadores que tuvo lugar en 2011.

Desde el ejecutivo de la socialista Carmen Martínez se ha criticado así la queja presentada por el secretario local de Compromís, insistiendo en que el cambio del calibre de los contadores del agua de 13 mm a 15 mm "fue legal, transparente y estaba recogido en el contrato suscrito entre la concesionaria del servicio y el consistorio, que nadie ha revocado".

Fuentes municipales aclaran que “en ningún momento el Síndic es taxativo y dice que se deba devolver cantidad alguna" señalando que ttiliza la expresión “si procede” y, por tanto, lo "deja a criterio del Ayuntamiento, que ha demostrado sobradamente la transparencia del proceso de contratación y del desarrollo de todos y cada uno de los puntos del contrato con el estricto control por parte de esta administración".

El escrito de oposición a la respuesta del Síndic incide en que el cambio de contadores se inició en 2011 y la queja del secretario local de Compromís se produce 7 años después, "coincidiendo con los últimos meses de la pasada legislatura, lo que revela un interés electoral".

Asimismo, el Ayuntamiento sostiene que hay "errores de interpretación y aplicación de la normativa legal, y que en ningún caso se ha producido una subida encubierta de tarifas porque estaban claramente recogidas en el contrato".

El consistorio defiende el cambio de los contadores asegurando que "fue necesario para la implantación de la telelectura, recogida en el citado contrato y que ha supuesto una mejora ostensible del servicio, con un ahorro de más de 20.000 metros cúbicos de agua al año, la detección de más de 1.000 fugas, la sectorización y la renovación de la red". Por otra parte también se subraya que "solo un 0,46% de los abonados del servicio han mostrado su disconformidad con el cambio de contadores, también 7 años después".

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha