Grecia considera "inaceptable" la violenta actuación de Macedonia contra los refugiados

Enfrentamientos el domingo entre refugiados y migrantes y la policía de Macedonia, que reprimió la protesta con gases lacrimógenos y pelotas de goma. | EFE

El presidente griego, Prokopis Pavlópulos, ha criticado duramente a la Antigua República Yugoslava de Macedonia (ARYM) por los incidentes del domingo en Idomeni en los que hasta 300 refugiados resultaron heridos por pelotas de goma y gases lacrimógenos lanzados por la policía de aquel país.

La policía macedonia lanza gases lacrimógenos contra los refugiados en la frontera griega de Idomeni

La policía macedonia lanza gases lacrimógenos contra los refugiados en la frontera griega de Idomeni

Durante un encuentro con el primer ministro portugués, Antonio Costa, Pavlópulos ha dicho que las acciones de ARYM son "inaceptables" para un país que "aspira a unirse a la Unión Europea y a la OTAN", y asegura que estos son "comportamientos" que no "tienen cabida" ni en la UE ni en la organización transatlántica.

En la jornada del domingo la guardia fronteriza macedonia reprimió con gases lacrimógenos y pelotas de goma el intento de cerca de medio millar de migrantes y refugiados de cruzar por la fuerza la frontera desde el campamento fronterizo de Idomeni, en territorio griego.

Unas 300 personas fueron atendidas por Médicos Sin Fronteras (MSF) tras los incidentes, 200 lo fueron por intoxicaciones provocadas por los gases lacrimógenos, 30 por impactos de pelotas de goma y otras 20 por otro tipo de heridas. Además, siete de ellas tuvieron que ser trasladadas al hospital de Kilkis, cerca de Idomeni.

La organización humanitaria ha informado este lunes de que había niños, que recibieron serios impactos en la cabeza, y una mujer embarazada entre los heridos. "Una mujer embarazada de Siria que llegó a nuestra clínica con sus dos hijos me explicó que estaba cerca de la frontera cuando se utilizaron los gases lacrimógenos para dispersar a la multitud, y que la gente empezó a correr y ella se cayó al suelo", relata Conor Kenny, médico de MSF en Idomeni.

La portavoz de la policía macedonia, Liza Bendevska, ha negado a AFP que utilizasen pelotas de goma: "No estamos utilizando ningún tipo de balas de goma porque están prohibidas por ley en Macedonia. Tampoco usamos porras porque estábamos en el otro lado de la frontera". Las declaraciones contrastan con las imágenes del material encontrado en territorio griego, y con las afirmaciones de Médicos Sin Fronteras, que aseguraron haber atendido a heridos por impacto de pelotas de goma.

Mientras tanto, el portavoz de la coordinadora del Gobierno griego para la gestión de los refugiados, Yorgos Kyritsis, ha reiterado este lunes en unas declaraciones a la televisión privada Mega que los campos improvisados del Pireo e Idomeni serán evacuados antes de que comience la actividad turística de la Pascua ortodoxa. Hasta ahora los intentos del Gobierno griego por evacuar el puerto ateniense, donde acampan más de 4.500 personas, e Idomeni, donde se hacinan casi 11.200, han sido poco efectivos, ya que solo una minoría ha aceptado ser trasladada a centros de acogida organizados.

Kyritsis recalcó que la situación en Idomeni podría llegar a ser peligrosa para los refugiados. Los incidentes del domingo arrancaron a partir de un rumor surgido tras ser distribuido un folleto manuscrito en árabe en el que se invitaba a los refugiados a reunirse ante la valla porque la frontera iba a abrir.

Todo apunta a que la reticencia de los migrantes y refugiados por abandonar Idomeni se debe precisamente a los continuos rumores que, como éste, hacen que mantengan la esperanza de poder cruzar la frontera para seguir su ruta hacia el norte de Europa, pese a que las autoridades macedonias ya han confirmado que no dejarán pasar a nadie al menos hasta finales de año.

El Gobierno griego dice haber reforzado su campaña de información para convencer a los refugiados de ser trasladados a centros de acogida organizados. En el puerto del Pireo se está distribuyendo desde el domingo un nuevo folleto en árabe, farsi, griego e inglés explicando que en esos centros podrán presentar sus solicitudes de asilo o de reubicación a otros países.

El ministro de Protección Ciudadana, Nikos Toskas, declaró a la cadena privada Skai que la presencia de las autoridades griegas en el campo improvisado impidió la participación de miles de personas más, mientras que ARYM acusó a la policía griega de no haber impedido los disturbios.

Etiquetas
Publicado el
11 de abril de 2016 - 13:22 h

Descubre nuestras apps

stats