eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Guardia Real prorroga un contrato de 121.777 euros a un veinteañero del clan Franco

El joven empresario Jaime José Martínez-Bordiú Aznar facturará a Defensa 244.000 euros hasta mayo tras lograr la prórroga del contrato que se adjudicó en enero

Su empresa, creada en noviembre de 2014, se adjudicó la limpieza de dependencias de ese cuerpo en El Pardo y Zarzuela y el contrato se prorrogó el 10 de agosto

Su oferta fue la más barata y ganó por 458 euros a la de otra firma con 30 años de experiencia, más de 8.000 empleados y clientes como Ikea, Iberdrola o Inditex

- PUBLICIDAD -
El Rey pasando revista el día de la Fiesta Nacional / Guardia Real

El Rey pasando revista el día de la Fiesta Nacional / Guardia Real

La Guardia Real, encargada de proteger al rey Felipe VI y al resto de la Familia Real, ha prorrogado un contrato de 121.777 euros (más IVA) a Jaime José Martínez-Bordiú Aznar, joven empresario vinculado a la familia del dictador Francisco Franco. Su empresa, Imperium Servicios Globales SL, va a facturar hasta mayo unos 244.000 euros por la limpieza de las dependencias de este cuerpo militar en El Pardo (Madrid) y el Palacio de la Zarzuela, tras prorrogarse el pasado 10 de agosto  el contrato que se adjudicó en enero. La factura la paga el Ministerio de Defensa.

El contrato tenía una duración de ocho meses y expiraba el 30 de septiembre. La prórroga, que estaba contemplada en el pliego, se ha firmado "por mutuo acuerdo de las partes" antes de cumplirse ese plazo, tal y como recoge el artículo 303 de la Ley de contratos públicos de 2011. La prórroga será de otros ocho meses. Entrará en vigor el 1 de octubre y expirará el 31 de mayo de 2019, según un portavoz de la Guardia Real.

La licitación del contrato para el "Servicio de limpieza del edificio cocina-comedor del Cuartel La Reina-El Príncipe" y las dependencias de la Guardia Real en el Palacio de la Zarzuela se publicó en el BOE en octubre y se presentaron siete ofertas. La de Imperium, según los datos facilitados por la Guardia Real, fue la más barata, y por eso se llevó el contrato, porque el precio era casi el único criterio de adjudicación (salvo en caso de empate).

Así, Imperium ofertó 137.000 euros, un precio un 12,2% por debajo del importe máximo de licitación y solo 458,72 euros inferior a la segunda mejor oferta, presentada por Limcamar Limpiezas y Servicios, S.L, una empresa con más de 30 años de experiencia, 8.000 empleados y que tiene entre sus clientes, según su web, a multinacionales como Iberdrola, Inditex, Ikea o H&M.

Problemas burocráticos hicieron que el importe del contrato facturado por Imperium se redujera hasta los citados 121.777,78 euros: "Como la firma del documento se retrasó un mes, la adjudicación definitiva se realizó para 8 meses (con la misma fecha de finalización), lo que asciende a 121.777,78€ (sin IVA) o 147.351,11€ (IVA incluido)", explica la Guardia Real.

La adjudicación de este contrato motivó una  pregunta parlamentaria de ERC pidiendo explicaciones al Ministerio de Defensa, dada la escasa experiencia de la empresa. El Ejecutivo de Mariano Rajoy se limitó a  responder en mayo que "el Gobierno cumple de forma estricta con la Constitución y todo el ordenamiento jurídico, incluidas las normas aplicables en materia contractual".

En el momento de adjudicarse el contrato, las últimas cuentas presentadas por Imperium eran las de 2016, que reflejaban 47.165,15 euros de ventas, un beneficio de 5.392,44 euros y cinco empleados. Las cuentas de 2017, depositadas el mes pasado en el Registro Mercantil, consignan un fuerte incremento de la facturación (se quintuplicó, hasta 253.331 euros), pérdidas de 3.999 euros y 23 empleados al cierre del ejercicio.

Con domicilio social en una mansión en la urbanización de Casa Quemada (Madrid), a las puertas del Monte de El Pardo, Imperium se constituyó el 5 de noviembre de 2014 y en  su web dice prestar "servicios integrales para empresas, comunidades de propierarios [sic] y particulares". Su objeto social es ofrecer "servicios auxiliares, de conserjería, controladores, acompañamientos V.I.P., cuidado de mascotas, limpieza general de edificios así como de limpieza industrial, actividades de jardinería, reformas en general" y mantenimiento de comunidades.

Sobrino de Mónica de Oriol

Su administrador único, Martínez-Bordiú Aznar, está emparentado con los Franco por vía paterna y por vía materna con los dueños de la naviera Aznar. Es sobrino de Alejandro Aznar, marido de Mónica de Oriol (expresidenta del Círculo de Empresarios) y sobrino nieto de Carmen Franco, la única hija de Franco, fallecida el pasado 29 de diciembre a los 91 años. El contrato de la Guardia Real se le adjudicó unos días después, el pasado 3 de enero.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha