CaixaBank gana 4.786 millones en plena negociación del ERE tras absorber a Bankia

Un hombre toma una foto del logo de Caixabank. EFE/Manuel Bruque/Archivo

CaixaBank ha presentado este jueves los resultados del primer trimestre del año. Son los primeros en los que se incluye ya a la absorbida Bankia, tras culminar la fusión la pasada semana santa. La operación deja un beneficio de 4.786 millones de euros, frente a los 90 del mismo periodo de un año antes. El banco lo achaca a un impacto extraordinario de un ajuste contable durante la unión de ambas entidades. Sin ese impacto, el beneficio igualmente habría crecido hasta los 514 millones de euros.

La nueva CaixaBank participada por el Estado arrancará con solo dos mujeres en el comité de dirección

La nueva CaixaBank participada por el Estado arrancará con solo dos mujeres en el comité de dirección

El grupo explica que, tras la incorporación del patrimonio neto de Bankia, la cuenta del Grupo CaixaBank refleja un apunte extraordinario asociado a la fusión ( conocido como fondo de comercio negativo o badwill) de 4.300 millones de euros, que unido a los gastos extraordinarios de la integración y al resultado ordinario da lugar a un beneficio atribuido contable en el primer trimestre de 4.786 millones. El fondo de comercio negativo es fruto de descontar del patrimonio neto de Bankia (13.088 millones de euros) el precio de adquisición pagado por CaixaBank (5.314 millones de euros) y una serie de ajustes contables al poner a valor razonable diferentes activos y pasivos (3.474 millones de euros).

El consejero delegado del grupo, Gonzalo Gortázar, ha incidido durante la rueda de prensa para presentar los resultados que este beneficio provocado por el fondo de comercio es meramente contable, ya que "no supone ingreso de dinero en caja". Por eso, ha explicado que se tomará de referencia sobre la actividad del banco únicamente los 514 millones de beneficio que se ha obtenido sin tener en cuenta este impacto.

El banco ha publicado sus primeros resultados tras la fusión pero no incluye todavía las cuentas de Bankia en el balance. Los ingresos alcanzan los 2.000 millones de euros, con un crecimiento del 4% respecto al mismo periodo del año anterior. Los procedentes de intereses cayeron un 0,7%, frente a una subida del 0,2% en comisiones.

Los resultados de CaixaBank llegan en un momento en que se ha iniciado la negociación del mayor ERE de la historia de la banca española, que afecta a cerca de 8.000 trabajadores. La negociación comenzó hace dos semanas y el acuerdo con los sindicatos todavía se encuentra lejano, al rechazar estos las condiciones planteadas, que afectan también a la retribución de aquellos que se quedan en la entidad. En la última reunión, el banco ofreció un plan de recolocaciones para los despedidos que quieran seguir trabajando.

Gortázar ha defendido la manera en la que se está abordando el ERE en CaixaBank al entender que "no sería más responsable alargarlo en el tiempo y hacerlo solo mediante prejubilaciones". El directivos se ha mostrado confiado de alcanzar un acuerdo con los sindicatos y ha abierto la puerta a suavizar su propuesta, aunque ha pedido lo propio a los representantes de los sindicatos. "No nos gusta tomar estas decisiones difíciles, es duro también para nosotros", ha asegurado el ejecutivo, que se ha mantenido en el cargo tras la fusión.

Respecto a las críticas del Gobierno por los altos salarios de los ejecutivos en un periodo de recortes de empleo, Gortázar ha seguido el guion trazado ya por otros directivos del sector, que se han limitado a asegurar que sus salarios "ya están muy regulados". Pese a ello, ha asegurado que tiene el "máximo respeto" por las palabras del Ejecutivo. "Tenemos que ser deportivos y aceptar las opiniones sobre este asunto", ha señalado. Ha evitado valorar si la presión del Gobierno, segundo accionista de la entidad, puede repercutir en una reducción del salario de los ejecutivos.

Si se realiza la suma de las cuentas de resultados de CaixaBank y de Bankia, el resultado estimado sin extraordinarios asociados a la fusión sería de 580 millones de euros, frente a los 184 millones del primer trimestre del pasado año. El margen de intereses se situaría en 1.639 millones de euros, lo que supone un 1,3% menos que en el mismo periodo del año anterior, en tanto que los ingresos de ambas entidades se incrementarían un 0,7% en tasa interanual, hasta 2.808 millones de euros. En concreto, los ingresos por comisiones alcanzarían 941 millones, con un alza del 1,6%. Por su parte, el margen bruto proforma se situaría en 2.774 millones de euros (+0,5%) y los gastos de administración y amortización recurrentes se reducirían un 2,6%, hasta 1.593 millones. 

La banca recupera los resultados previos a la pandemia

CaixaBank es el último banco que quedaba por presentar sus cuentas del primer trimestre del año. Un periodo en el que prácticamente toda la gran banca española, que ya no contempla a Bankia, ha recuperado sus niveles de beneficio previos a la pandemia. En concreto, las cinco entidades que cotizan en el Ibex 35 (CaixaBank, Santander, BBVA, Sabadell y Bankinter) se han anotado un resultado de 7.825 millones de euros.

El nivel se ve afectado por los datos extraordinarios de CaixaBank, aunque eliminando ese efecto, el dato conjunto de estos cinco bancos ha recuperado la situación previa a la pandemia. El primer trimestre de 2020 la gran banca entró en pérdidas debido al ajuste por las millonarias provisiones que tuvieron que tomar para afrontar el impacto de la pandemia en sus créditos. Aquel resultados se vio afectado, fundamentalmente por los resultados de BBVA, que se había anotado unas pérdidas de casi 1.800 millones de euros. Un año después, todos se encuentran en beneficios y multiplicándolos por tres o por cuatro, como en el caso de CaixaBank y Santander. Únicamente Sabadell ha recortado su resultado.

Etiquetas
Publicado el
6 de mayo de 2021 - 08:43 h

Descubre nuestras apps

stats