La portada de mañana
Acceder
Zapatero, a Madina: "Al verte en el hospital supe que el diálogo era mi deber"
Las claves de los fondos públicos de pensiones que prepara Escrivá
Opinión - Obligados a subvencionar la desigualdad, por Rosa María Artal

Calviño adelanta la llegada de la recuperación económica a finales de 2021

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, en una imagen de archivo.

El Gobierno avanza que España recuperará la situación económica previa a la pandemia este año. La vicepresidenta de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha explicado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que "antes de que acabe este año se habrán recuperado los niveles previos a la pandemia", confirmando un crecimiento del PIB del 6,5% en 2021 que subiría al 7% en 2022. Estas previsiones al cuadro macroeconómico que acompañará a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) que ya se están negociando con otras formaciones políticas en el Congreso. "No hay precedentes en nuestra historia economía reciente de una recuperación tan rápida", ha insistido.

Calviño ha destacado que las previsiones del Ejecutivo son "prudentes", apoyándose en los pronósticos anunciados también este martes por la OCDE que colocan a España como el país que más crecerá este año en la Unión Europea con un incremento del PIB del 6,8% en 2021.

"No hay precedentes de una recuperación tan rápida del crecimiento y del empleo en crisis anteriores, gracias a las políticas monetarias y fiscales desplegadas para evitar daños permanentes", reiteró la ministra, que ha argumentado la buena evolución de la economía española por cinco motivos.

En este sentido, Calviño ha explicado que ha sido determinante el plan de vacunación, "un punto de inflexión", que ya ha superado al 75% de la población vacunada. Además ha apuntado que en esta rápida recuperación de la economía española ha influido el crecimiento del consumo, que "durante 2021 ha estado por por encima de niveles de 2019, con incrementos del 40%", lo que muestra un "cambio estructural de hábitos de pago" que se mantendrá en el futuro ya que los ciudadanos españoles mantienen un "ahorro embalsado de cerca de 50.000 millones de euros".

También ha sido importante el buen comportamiento del sector servicios, con la llegada de un 40% de turistas extranjeros respecto al año récord de 2019, aunque las previsiones apuntan a que en los próximos meses se alcance niveles superiores al 50% y 60% de ese año.

Y lo que ha sido para la vicepresidenta un factor diferencial "es el dinamismo de la inversión". Calviño ha asegurado que mientras en la "anterior crisis la inversión se redujo durante seis años consecutivos, en esta ocasión el rebote de inversión se ha dado solo en un año posterior, con crecimientos de dos dígitos".

Gracias la inversión, según la vicepresidenta primera "en el primer trimestre de 2022 la actividad económica será superior a la del mismo periodo de 2019".

Respecto al desempleo, el Ejecutivo también ha mantenido sus estimaciones sobre la tasa de paro: el 15,2% en 2021 y el 14,1% en 2022.

El anuncio del Gobierno coincide con la presentación de las previsiones económicas por parte del Banco de España. Aunque son menos optimistas que la visión de Calviño, el organismo supervisor ha elevado levemente su previsión de crecimiento de la economía española al 6,3% para este año, una décima más que en sus anteriores estimaciones de junio, y prevé que aumentará un 5,9% en 2022.

Vuelta a los niveles previos en 2022, según el Banco de España

Donde hay una opinión diferente al Gobierno es el momento en el que la economía española recuperará los niveles anteriores a la pandemia. Frente al final de este año que ha apuntado Calviño, en el servicio de estudios del Banco de España vaticinan que la economía española alcanzaría el nivel de PIB previo a la crisis a mediados de 2022, adelantando unos meses el cálculos anterior. Además, prevé que el PIB a finales de 2023 se situará por encima del nivel previo a la pandemia.

Prueba de la buena marcha de la economía son los mejores datos de déficit que maneja el Banco de España. Debido a la mejora de las estimaciones de ingresos, el déficit público bajará al 7,6% del PIB en 2021, frente al 8,2% previamente estimado, para en los años posteriores bajará al 4,3% en 2022 y al 3,5% en 2023.

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ha enviado un comunicado en el que señala que "avala el escenario macroeconómico del gobierno al considerar que tanto la senda esperada del PIB como los supuestos sobre los que se sustenta son realizables, si bien para 2022 predominan riesgos a la baja".

Estos riesgos son el escaso desarrollo del Plan de recuperación y las disrupciones y problemas de suministro en los procesos productivo por la falta de materias primas, dos aspectos que pueden frenar la economía con los que coinciden el pronóstico del Banco de España.

Etiquetas
Publicado el
21 de septiembre de 2021 - 13:48 h

Descubre nuestras apps

stats