La dueña de Eulen disparó beneficios en España en 2019 pese a la subida del salario mínimo

La presidenta de Eulen, en una imagen de archivo.

Daval Control SL, sociedad instrumental que controla la mayoría de las acciones de Eulen, disparó en 2019 su beneficio antes de impuestos en España pese a la histórica subida del salario mínimo interprofesional (SMI) del 22,7% aprobada para ese año por el Gobierno de Pedro Sánchez, muy criticada por la presidenta del gigante español de los servicios y las externalizaciones, María José Álvarez Mezquíriz.

El Reporte de Estado de información no financiera de 2019 de Daval Control, grupo en el que está integrado Eulen, explica que el año pasado su beneficio antes de impuestos en España fue de 61 millones de euros, un 155% más con respecto a los cerca de 24 millones declarados en 2018. España, de largo el mayor mercado de Eulen, un gigante presente en 14 países y con casi 90.000 empleados, fue también con gran diferencia el territorio con mejor evolución de esta magnitud, según ese informe, incluido en las cuentas consolidadas recientemente remitidas por Daval al Registro Mercantil y accesibles a través de la plataforma Insight View. 

Así, solo Panamá tuvo un beneficio bruto superior al millón de euros (1,6 millones, un 1,15% menos). En Estados Unidos, la gran apuesta del grupo en los últimos años, esta magnitud superó por poco los 775.000 euros, al caer un 14,8%.

Las cuentas consolidadas de Daval reflejan que el importe neto de su cifra de negocios fue de 1.585 millones, un 0,73% menos. "Casi la totalidad de estos ingresos proceden de la prestación de servicios de personal a particulares, empresas e instituciones, servicios que han sido prestados a través de todas las Sociedades del Grupo en España, Portugal, Catar, USA e Hispanoamérica", explica. El resultado consolidado cayó un 38%, hasta 11,2 millones, y los gastos de personal crecieron un 0,2%, hasta 1.334 millones (2,8 millones más). 

Daval es la sociedad con la que su administradora única y presidenta de Eulen, María José Álvarez Mezquíriz, canaliza su participación mayoritaria del 57,57% en el grupo de servicios. La heredera del fundador de Eulen, el fallecido David Álvarez, que lleva años enfrentada a cinco de sus hermanos, considerados díscolos por el patriarca (Juan Carlos, Emilio, Pablo, Marta y Elvira Álvarez), se ha pronunciado en repetidas ocasiones contra las subidas del SMI, a las que Eulen, uno de los mayores empleadores de España (cerca de 49.000 efectivos) está muy expuesta. En 2019, y según el citado informe no financiero, la remuneración media de la categoría del "personal operativo en España" fue de 19.529 euros. 

En noviembre de 2018, tras acordar Pedro Sánchez y Pablo Iglesias subir el SMI hasta 900 euros, la multimillonaria leonesa aseguró que esa medida "puede costar 200.000 puestos" de trabajo en España. En la cumbre que organizó la CEOE en junio, volvió a criticar esa subida y el aumento del 5,5% para este año. Afirmó que tras ellas las empresas de su sector, en las que los gastos de personal suponen, dijo, en torno al 90% de su facturación (en el caso de Daval ese porcentaje es del 84%), no pueden asumir "cualquier tipo de coste, sea impositivo o de cualquier otro tipo". "Cualquier empresario y cualquier trabajador" vería "con cara de asombro" una subida de impuestos, dijo.

Crisis del coronavirus

Las cuentas de Daval recogen la evolución del negocio de Eulen hasta mayo y el impacto del coronavirus, con un aumento del beneficio neto consolidado antes de impuestos del 45%, hasta 5,19 millones. Las sociedades con mejor comportamiento fueron Eulen Seguridad SA, que disparó su beneficio bruto un 3135,7%, hasta cerca de 348.000 euros, y la que aglutina, entre otros, el negocio de geriátricos, Eulen Servicios Sociosanitarios. 

Esta última, objeto de dos expedientes sancionadores de la Generalitat de Catalunya tras retirarle la gestión de sendas residencias y perteneciente a Eulen SA, registró un beneficio antes de impuestos de 1,2 millones hasta mayo, un 4,8% más, y pagó un dividendo récord de 50 millones en diciembre pasado, poco después de que Hacienda le notificase el inicio de una inspección.

Esta se notificó en septiembre de 2019, pero las cuentas de Daval reflejan que las actuaciones del Fisco también afectan a la propia Eulen SA y comenzaron antes: "Con fecha 26 de febrero de 2019, la Sociedad Dominante del Grupo Fiscal en España, Eulen, S.A., recibió comunicación por parte de la Agencia Tributaria de inicio de comprobación, al objeto de verificar el cumplimiento de sus obligaciones y deberes tributarios en relación al Impuesto sobre Sociedades para el periodo 2014 a 2017 y al Impuesto sobre el Valor Añadido, Retención/Ingreso a cuenta por rendimientos del trabajo/actividades profesionales y Retención/Ingreso a cuenta por capital mobiliario para el periodo comprendido entre el 02/2015 al 12/2017". 

Daval indica en las cuentas que Eulen, que no ha respondido a las preguntas de elDiario.es, "está atendiendo a las diversas solicitudes de información y entrega de documentación a los inspectores, vía Sede Electrónica de la AEAT, según diligencias firmadas con motivo de las visitas llevadas a cabo en las oficinas centrales de la Sociedad". Añade que las actuaciones están aún "en fase de recogida de información y análisis". "La Administradora Única de la Sociedad Dominante considera que se han practicado adecuadamente las liquidaciones de los mencionados impuestos" y no prevé impactos significativos.

Etiquetas
Publicado el
11 de noviembre de 2020 - 22:55 h

Descubre nuestras apps

stats