La gran empresa pide pacto político, moratoria administrativa, flexibilidad laboral y colaboración público-privada para superar la crisis

Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, en una imagen de archivo.

Los principales dirigentes de las mayores empresas españolas han lanzado sus recetas para la recuperación de la crisis económica que ha provocado la pandemia de la COVID-19 en en el pleno extraordinario 'Recuperación y reconstrucción de la economía española: desafíos y prioridades' organizado por la Cámara de Comercio de España este jueves. Pacto político, moratoria administrativa, flexibilidad laboral y un nuevo marco competitivo han sido algunas de las recetas que se han escuchado a los principales espadas de las compañías más fuertes del Ibex.

La vicepresidenta de Asuntos Económicos y Transición Digital, Nadia Calviño, que ha clausurado el acto, ha asegurado que muchas de las propuestas de los directivos de las principales empresas españolas están alineados con el plan de recuperación que explicó este lunes el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ante la plana mayor del Ibex 35.

Así, Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, ha señalado que es el "momento de ser ambiciosos para acelerar procesos administrativos, si lo hacemos rápido y todos a la vez se crearan sinergias". Galán se ha quejado de que en España el "sistema administrativo es en serie, cada papel hay que presentarlo en diferentes ventanilla y no se puede avanzar hasta que no te lo aprueben".

El presidente de Iberdrola ha puesto como ejemplo a Alemania, "donde hicieron una moratoria del sistema administrativo para acelerar la reconstrucción de la Alemania del Este". Galán ha declarado que "es el momento de ser ambiciosos para acelerar procesos administrativos que nos permitirían acelerar una economía más verde y con más presencia de renovables", una fuente de energía donde la compañía que preside es líder. Además ha solicitado que se "levanten las restricciones en inversiones en redes, que se permita reconvertir las centrales eléctricas en centros de almacenaje y que se potencie la electrificación de todo el transporte"  

Aunque todos los ponentes han pedido un gran acuerdo político, el que más ha incidido ha sido el presidente de Indra, Fernando Abril-Martorell, que ha recordado los Pactos de la Moncloa de 1977 como ejemplo a seguir. "Los Pactos de la Moncloa fueron una experiencia colectiva, que es patrimonio de todos. Se podrían recuperar y servirnos de modelo para dar el impulso estratégico a la transformación que nuestro país necesita en estos momentos de crisis", ha comentado.

Cuando se está debatiendo con más intensidad la eliminación de los aspectos de la reforma laboral más lesivos para los trabajadores, Abril-Martorell también ha insistido en la necesidad de crear "un entorno laboral flexible, que permita una mayor agilidad laboral para adaptar las condiciones de trabajo (número de empleos, horas trabajadas, teletrabajo, etc.) a la actividad real de cada sector y empresa, con pleno respeto de todos los derechos y garantías. Somos un país más dependiente del exterior, mucha empresas españolas están globalizadas, si no somos competitivos frente a otras empresas de otros países y aumentamos nuestra productividad, tendremos que competir con salarios bajos y devaluación interna como hemos hecho en otras ocasiones".

Evitar la "fiscalidad excesiva"

El presidente de Indra también a puntualizado que a pesar de "las dificultades de las cuentas publicas" por los gastos que ha provocado la pandemia, "los Presupuestos Generales del Estado no deberían penalizar a las empresas" mediante una "fiscalidad excesiva".

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha reclamado un pacto digital y unas nuevas reglas del juego que garanticen que las empresas compiten en igualdad de condiciones, pues de lo contrario ha advertido de que será "imposible" tener la misma productividad. "Competimos con gente que no está regulada y no quiero que les regulen, pero si ellos no están regulados, desregúleme a mí, porque es imposible competir en igualdad de oportunidades", ha reclamado Álvarez-Pallete.

Por su parte, la presidenta del Banco Santander, Ana Botín, ha pedido que se incrementen las inversiones en rastreo y test de la COVID-19 para frenar una crisis que tiene su origen en una situación sanitaria. Botín ha asegurado que la clave es desacelerar la propagación de la COVID-19 para que la actividad no se tenga que parar otra vez, lo que profundizaría el declive económico.

La presidenta del Santander ha puesto como ejemplo que se han dedicado 80 billones de dolares en el mundo en ayudas a empresas y a las personas, lo que ha calificado de necesario, pero ha insistido en que se tendrían que dedicar más recursos al rastreo de infectados y para test. Para ello ha asegurado que con 20 millones de dolares se podrían hacer análisis a cuatro millones de personas cada semana, lo que facilitaría el control de la pandemia.

Además de ampliar la inversión en rastreo y test, Botín ha pedido que las ayudas europeas vayan dirigidas "a proyectos de cada sector que tengan un esfuerzo multiplicador, que tengan un efecto tractor, que por cada euro que se ponga, tenga un efecto más allá" .

Salvar empresas

La presidenta del Santander ha apuntado que "para salvar el medio plazo, si lo hacemos bien en el corto, necesitaremos menos recursos en el medio. Cada empresa que salvemos ahora, que merezca la pena ser salvada, hará más fácil la recuperación después". 

En este punto ha coincidido el presidente del BBVA, Carlos Torres Vila, que ha insistido en que "se haga un esfuerzo en amplificación y alineamiento de las ayudas europeas. Tenemos una oportunidad histórica para invertir miles de millones y nos deberíamos apalancar en la iniciativa privada para que ese dinero sea diez veces más, con objetivos bien alineados". Torres Vila puso como ejemplo la concesión de créditos con los avales del ICO que se han gestionado a través de las entidades bancarias.   

"Tenemos que entender que hay nuevas formas de hacer negocio, España está ante una oportunidad histórica. Es urgente y evidentemente hay que pasar a la acción, hay que decidir el cómo, pero creo que todos estamos de acuerdo en hacerlo juntos, en la colaboración público-privada. Las multinacionales estamos aquí para llevar la bandera de España fuera", ha concluido la presidenta de HP España, Portugal, Francia e Italia, Helena Herrero.

El presidente de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet, ha reclamado al Gobierno y a los grupos políticos "altura de miras" y capacidad para llegar a acuerdos para hacer frente a las consecuencias de la pandemia, así como la extensión de medidas como los ERTE y la aprobación lo antes posible de unos nuevos Presupuestos Generales del Estado.

Etiquetas
Publicado el
3 de septiembre de 2020 - 12:48 h

Descubre nuestras apps