eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

El cobro de la comisión de 2 euros por uso de cajero divide en dos bandos a la banca española

Un usuario que saque 20 euros de un cajero de otro banco diferente al suyo y con una red (Servired, 4B, Euro6000) diferente a la de su tarjeta puede pagar hasta 5,5 euros por la operación

La Caixa cobra desde marzo dos euros a los no clientes por sacar dinero de sus cajeros; BBVA lo hará a partir del 21 de septiembre y Santander “próximamente”

Euro6000, Bankia y Sabadell han firmado una alianza para evitar el cobro de comisiones de dos euros aunque se mantienen las tasas de intercambio

24 Comentarios

La CE pide información a CaixaBank por las comisiones en cajeros de otras tarjetas

Caixabank fue la primera entidad en cobrar la comisión de dos euros por sacar dinero a los no clientes.

La nueva batalla de las comisiones está dinamitando las reglas no escritas sobre cuánto y quién tiene que cobrar por usar un cajero. Hasta ahora, era el banco emisor quien estipulaba una tarifa de intercambio en función de la red a la que perteneciera el cajero donde se sacaba dinero. Sin embargo, la decisión de Caixabank de cobrar dos euros a sus no clientes por usar sus cajeros ha puesto al sector en pie de guerra.

Los dos bandos que se han creado en este enfrentamiento se agrupan por un lado en las entidades que cobran, o han anunciado que lo harán, estos dos euros por sacar dinero en sus cajeros -Caixabank, BBVA y Santander- y las que se mantienen sin decidirse a cobrar esta cantidad. En medio de ambos, el que sufre más es el cliente que está viendo cómo se le aplica una doble comisión por algunas operaciones: se le cobran los dos euros, más la comisión de intercambio, por usar otra red.

Antes de la entrada en vigor de la nueva comisión de Caixabank, las reglas no escritas del sector estipulaban que el pago por sacar dinero de un cajero lo cobraba la entidad emisora de la tarjeta. La cifra que se apunta por esta comisión de intercambio es un porcentaje de la cantidad de dinero retirada -normalmente con un mínimo- que varía en función de si se utiliza la misma red aunque de un banco distinto que si se utiliza otra red diferente, donde la cantidad cobrada es mayor. Por ejemplo, un cliente de 4B -como Santander- que fuera a sacar a un cajero Servired -como Sabadell- veía que se le cobraba una tasa por este servicio de un porcentaje de la cantidad retirada, con una cantidad mínima.

En la guerra por captar clientes, el cobro de comisiones se configura como uno de los factores más atractivos para la banca a la hora de atraer pasivo. En este contexto, las entidades habían adoptado diferentes acuerdos entre ellos para cobrar menores comisiones en función del cajero donde se sacara dinero o mediante alianzas con entidades que usaran una u otra red. Ahora todo está en pleno cambio.

Tras el anuncio de Caixabank, los dos grandes bancos anunciaron que iban a adoptar también esta práctica. Así, BBVA comenzará a cobrar dos euros el 21 de septiembre y Santander lo hará próximamente aunque no ha especificado fecha. Así, alrededor de un 44% de los cajeros cobran, o por lo menos lo harán, estos dos euros de comisión. El problema de esta nueva comisión es que el cliente veía como se le podían tarifar dos comisiones por el único acto de sacar dinero.

Así las cosas tras este cambio en el status quo del sector, el Banco de España envió un comunicado el 31 de julio donde sin mojarse sobre qué tenían que hacer las entidades, recordaba que sacar dinero de un cajero es una única operación y por tanto, que este movimiento solo puede conllevar una comisión. El problema reside en que en la práctica las nuevas comisiones de los dos euros no anulan las que se cobraban hasta ahora, sino que se suman a las que ya se aplican cuando un usuario saca dinero de un cajero que está fuera de su red. Para evitar el repago por sacar dinero, algunas entidades han anunciado que dejarán de cobrar su comisión por intercambio de red en el caso de sacar dinero en un cajero de un banco que cobre ya los dos euros.

Sin embargo, en gran parte de los casos todavía se cobra esta doble comisión y la mayor parte de las entidades consultadas no barajan una devolución de los pagos ya realizados por este repago, sobre todo, entre aquellas que no estudian cobrar esta nueva comisión de dos euros. De esta forma, si no se modifican las reglas establecidas hasta ahora el cliente de un banco con tarjeta 4B, como Santander, que saque dinero en Caixabank -Servired- verá que por sacar dinero además de pagar la comisión por intercambio de red -que puede ser de unos 3,5 euros por sacar 20 euros- se le sumarían otros 2 euros por la comisión de la entidad.

Caixabank, pionera a la hora de cobrar los dos euros por sacar en sus cajeros, ha decidido eliminar su comisión de intercambio si uno de sus clientes saca dinero de un cajero de los que han decidido cobrar dos euros, que hasta ahora son Santander y BBVA. A la inversa, desde BBVA explican que para evitar esta doble comisión a sus clientes han dejado de cobrar la tasa de intercambio a sus clientes que sacan dinero en Caixabank y Santander. En el caso de Santander, todavía se sigue cobrando su tasa por retirar dinero de cajeros de estas entidades que cobran -o cobrarán próximante- los dos euros. Aunque fuentes del sector apuntan que también podría eliminarse en el caso del banco de Ana Patricia Botín.

Alianza alternativa

Para hacer frente a estos grandes bancos, se está ultimando un acuerdo donde se unirán las entidades de la red Euro6000 -Unicaja, Ibercaja, Liberbank, Abanca, Kutxabank, BMN y Evo Banco- junto con Bankia y Sabadell -que usan Servired-. Eso sí, lo que no elimina este acuerdo es la tasa de intercambio que se cobran estas entidades entre sí.

Entre los nombres que se incluyen esta nueva alianza, que algunos medios apuntan que se hará pública este miércoles día 16- ya hay algunos que han asegurado que no cobrarán la comisión de dos euros. Este es el caso de Bankia, que sin embargo sí que mantiene el cobro de la tasa de intercambio. Por lo que los clientes de esta entidad que saquen dinero de un cajero de Caixabank, Santander o BBVA verán cómo se les cobran dos comisiones. Dentro de esta alianza, Sabadell todavía estudia qué hará respecto al cobro de los dos euros de comisión. Una situación en la que también se encuentra Popular que todavía no se ha posicionado al respecto, pero se encuentra fuera de la alianza.

Fuentes consultadas de la banca mediana echan balones fuera respecto que tengan que ser ellos quienes dejen de cobrar su tradicional comisión cuando han sido otros los que han comenzado a cobrar los dos euros por el uso del cajero.

ING y Popular se alían

Con este cambio de las reglas de juego, las entidades más perjudicadas son aquellas con una red de cajeros pequeña y que hasta ahora uno de sus atractivos era que no cobraban comisiones por sacar de cajeros de otra red. Este es el caso de ING, sus clientes se verían especialmente pejudicados dado que con una red de oficinas reducida dado que cuenta con 26 oficinas verían cómo se les aplica la tasa de dos euros en los cajeros de Caixabank, BBVA y Santander. Para tratar de paliar esto, la entidad naranja ha llegado a un acuerdo con el Grupo Banco Popular (que incluye las marcas Banco Popular, Banco Pastor y Targobank) para que todos sus clientes continúen accediendo a su dinero libremente sin tener que pagar ninguna comisión por ello.

Por su parte Bankinter ha decidido mantener las cosas como están y no empezar a cobrar dos euros de comisión por uso de su red de cajeros. Dese el banco, se mantienen las comisiones actuales que permiten sacar a partir de 90 euros sin cargo en cajeros de la red Servired y con un cargo de 0,65 euros por debajo de esta cantidad. En el caso de sacar dinero de un cajero de otra red la comisión se eleva.

En este maremágnum de comisiones, las entidades todavía pueden decantarse por implantar esta nueva comisión de dos euros o por cambiar las condiciones de la tasa de intercambio. El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, durante su comparecencia en la Comisión de Presupuestos en agosto aseguró que espera que las entidades bancarias escuchen la recomendación de la institución contra las dobles comisiones por sacar dinero en cajeros, y advirtió de que en caso contrario actuará dentro de sus competencias. El Banco de España ha dejado por ahora en manos del sector que se autorregule a la hora de evitar este doble cobro de comisión. En el comunicado enviado por el supervisor bancario se comunicaba también que se le trasladaría esta idea a las patronales del sector. Desde la Asociación Española de Banca se ha trasladado a sus asociados esta misiva aunque apuntan que no es su labor entrar en temas comerciales de sus asociados.

Por su parte, la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad se remiten a la comunicación del Banco de España y aseguran compartir su criterio sobre el doble cobro de comisiones. Además, apuntan que remitirán al supervisor las reclamaciones que les lleguen a través del Servicio de Reclamaciones del Banco de España.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha