eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los tripulantes de cabina de Ryanair amenazan con una nueva huelga europea en septiembre

Ante la negativa de la aerolínea a regirse por la legislación laboral del país en el que opera, los sindicatos se reunirán en septiembre para acordar una fecha de nuevos  paros conjuntos en varios países

En España, USO y SITCPLA demandarán a Ryanair ante la Audiencia Nacional por "vulneración de derechos fundamentales de los trabajadores"

Los sindicatos europeos han enviado una carta a los accionistas de la compañía en la que exigen un "cambio del modelo de negocio" de Ryanair que garantice "los derechos de trabajadores y pasajeros"

- PUBLICIDAD -
Ryanair cancelará hasta 200 vuelos diarios en España por la huelga

Los trabajadores de Ryanair irán a la huelga en septiembre EFE

Los tripulantes de cabina de Ryanair convocarán más huelgas en septiembre ante la negativa de la aerolínea a regirse por la legislación laboral del país en el que opera, según han confirmado fuentes sindicales a eldiario.es. A principios de septiembre, los representantes de los trabajadores de Ryanair en España (USO y SITCPLA), Portugal (SNPVAC), Bélgica (CNE-CSC) e Italia (UIL FILT-CGIL) se reunirán en Roma para valorar las últimas jornadas de huelga y fijar de manera conjunta la fecha para la próxima movilización que tienen prevista para ese mismo mes.

Los sindicatos USO y SITCPLA denunciarán también ante la Audiencia Nacional a la aerolínea por vulneración de derechos fundamentales de los trabajadores que ejercieron el derecho a huelga el pasado 25 y 26 de julio. Entre los motivos se encuentran las "coacciones a los trabajadores e incumplimiento de la Ley Órganica de Libertad Sindical", explica Antonio Escobar, portavoz de SITCPLA. "Ryanair no tiene cultura social y Bruselas mira hacia otro lado", añade. El sindicato USO ya ha registrado una demanda contra los servicios mínimos fijados por Fomento al considerarlos "excesivos y abusivos".

Además, los sindicatos europeos han enviado una carta conjunta a los accionistas de la aerolínea demandando soluciones ante "las continuas vulneraciones en derechos laborales de los trabajadores". También exigen un cambio en el modelo de negocio que " respete la legislación europea", indica el sindicato USO en un comunicado.

Los representantes sindicales subrayan en el escrito las malas prácticas ejercidas por la compañía irlandesa sobre los empleados, entre ellas, "el envío de cartas intimidatorias a los trabajadores que han ejercido su derecho a huelga, amenazas con recortar empleos en los países que convocaron paros y sanciones a trabajadores con baja médica", destaca Ernesto Iglesias, responsable de vuelo de USO.

Desde Ryanair responden que estas cartas "serán ignoradas tanto por Ryanair como por nuestros accionistas". Fuentes de la aerolínea defienden que "estas afirmaciones son falsas, hechas por sindicatos más pequeños, muchos de ellos no reconocidos por Ryanair". La compañía aún no se ha pronunciado sobre la posibilidad de nuevos paros del personal de cabina en septiembre.

"Ryanair no conoce el funcionamiento de los sindicatos en este país, los sindicatos representan a los trabajadores, no son espías de la competencia", explicó Iglesias durante la última huelga de la aerolínea en España. Señaló que la compañía tampoco quería "eliminar la temporalidad y las diferencias salariales entre colectivos".

Los sindicatos manifiestan su "máxima disposición" para negociar y llaman al "diálogo en el que estén representados los interlocutores designados por las propias organizaciones sindicales y no por la empresa". Una cuestión "ilegal" en la legislación española, ya que vulnera la Ley Orgánica de Libertad Sindical, afirma USO.

Los trabajadores advierten que "no se darán por vencidos hasta que la empresa cambie" e instan a los accionistas a que tomen parte en esta situación y contribuyan a la solución del conflicto.

Un verano marcado por huelgas

No es la primera vez que los trabajadores de la compañía van a la huelga en estos términos. La posibilidad de una nueva huelga en septiembre llega tras la última convocatoria del pasado 10 de agosto – la mayor huelga de pilotos de la historia de la aerolínea– y los paros convocados en España el 25 y 26 de julio por los TCP tras un intento fallido de acercar posturas con Ryanair en relación al reconocimiento de sus propios representantes sindicales y no los que proponga la compañía. La aerolínea tampoco tiene previsto regirse por la legislación laboral del país en el que operen sus trabajadores.

Los TPC de Ryanair contratados antes del año 2012 están obligados por contrato a cotizar bajo la Seguridad Social irlandesa, lo que no les da derecho a paro ni a una prestación por jubilación en España, tampoco a una sanidad pública. En Irlanda tampoco tienen derecho a sanidad porque no residen allí. Como consecuencia de ello, la mayoría de los afectados tienen que contratar seguros sanitarios privados, que se costean ellos mismos para tener cobertura en España.

Además, los 1.800 trabajadores de Ryanair en España están obligados por contrato a abrir una cuenta corriente en Irlanda donde tienen que domiciliar su nómina. Por tanto, cuentan con muchas dificultades a la hora de solicitar productos financieros, como una hipoteca en España, según fuentes sindicales.

Al estar contratados bajo la legislación irlandesa, según los sindicatos, los trabajadores cuentan con menos días de vacaciones (20 días en lugar de 30) y no tienen reconocidos ciertos derechos como permisos laborales por diferentes motivos, además de la obligatoriedad de "la renuncia forzada de los trabajadores de acudir a los tribunales españoles en favor de los irlandeses".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha