Starbucks permitirá usar sus baños en EEUU aunque las personas no consuman tras una polémica por racismo

Imagen de archivo de una protesta contra Starbucks por racismo en la dentención de dos hombres negros en uno de sus locales.

Starbucks permitirá usar sus baños, sofás y resto de espacios en Estados Unidos aunque no se consuma. Es la nueva política de la multinacional, hecha pública a través de un comunicado, después de las críticas por un incidente racista ocurrido hace un mes en uno de sus establecimienos en Filadelfia, que había generado numerosas protestas y llamadas al boicot de la cadena. Desde Starbucks España, perteneciente al Grupo Vips, afirman que por el momento "no hay una decisión concreta específica en relación a este tema".

El pasado 12 de abril dos jóvenes negros fueron detenidos y expulsados de uno de los locales de Starbucks en Filadelfia después de que uno de ellos preguntara si podía usar los servicios, cuando aún no habían consumido. Los chicos estaban esperando a un conocido para una reunión de trabajo, pero la gerente llamó a la policía para que echara a los dos hombres del local.

Los jóvenes fueron esposados y conducidos fuera del establecimiento, pese a no haber ocasionado ningún altercado y no resistirse a los agentes, como reflejaban los vídeos captados por otros clientes.

Formación antirracista el 29 de mayo

El incidente ocasionó numerosas acciones de protesta y llamadas al boicot de la compañía. El CEO de Starbucks, Howard Schultz, afirmó que la gerente despedida probablemente actuó según su propio "sesgo inconsciente". La cadena ya había anunciado que el próximo 29 de mayo cerrará sus 8.000 establecimientos en EEUU para que sus trabajadores sean sometidos a un curso para combatir las prácticas racistas.

Sobre la nueva política de atención al cliente, la multinacional apunta que se compromete a "crear una cultura de calidez y pertenencia en la que todos sean bienvenidos" y que pretenden que sus locales sean ese un lugar "para reunirse y conectarse". Con esta nueva orientación, se considerará cliente a toda aquella persona que entre en sus establecimientos, consuma o no. "Cualquier cliente puede utilizar los espacios de Starbucks, incluidos nuestros baños, cafés y patios, independientemente de si hacen una compra", explicita la compañía.

El comunicado añade que, para los casos en los que los clientes no respeten unas normas de convivencia, como "comunicarse con respeto" y "actuar con responsabilidad", los trabajadores deberán aplicar un procedimiento específico para "abordar los comportamientos disruptivos". Hasta el momento, Starbucks no tenía unas directrices generales claras sobre cómo actuar con las personas que accedieran a sus locales sin consumir y, generalmente, la decisión quedaba en manos de los establecimientos.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats