UGT demanda a Glovo por conductas antisindicales y le exige 25.000 euros de indemnización

Dos 'riders' de Glovo conversan en un descanso del reparto en València.

A Glovo se le acumulan las causas en los tribunales. Ahora, por vulneración de la libertad sindical. El sindicato UGT ha registrado una demanda ante la Audiencia Nacional contra la multinacional de repartos y dos de sus directivos, Sacha Michaud y Miguel Ferrer, por atentar contra este derecho fundamental y en la que exigen una indemnización de 25.000 euros. La demanda se basa en dos videollamadas que organizó la empresa con repartidores, en las que animó a sumarse a asociaciones de riders afines a la compañía, como APRA y Asoriders. UGT había denunciado también a ATA, la organización de autónomos de la patronal CEOE, por un artículo en el blog de Glovo, pero finalmente ha retirado la demanda.

Ya hay sentencia del Supremo sobre Glovo: los 'riders' son trabajadores y la empresa "no es una mera intermediaria"

Ya hay sentencia del Supremo sobre Glovo: los 'riders' son trabajadores y la empresa "no es una mera intermediaria"

La demanda por vulneración de la libertad sindical presentada por UGT, a la que ha tenido acceso elDiario.es, se centra en las videollamadas para repartidores organizadas por Glovo el pasado noviembre, en las que participaron unas mil personas. En ellas, el cofundador de Glovo Sacha Michaud y Miguel Ferrer, responsable de Asuntos Públicos de la empresa, animaron a los riders a que se sumaran a alguna de sus organizaciones afines, que defienden el modelo de autónomos, desacreditado por el Tribunal Supremo. "Cuantos más seáis, más se os escuche a vosotros, más caso os van a hacer, porque sois la parte más importante de este debate", afirmó Michaud.

Sacha Michaud y Miguel Ferrer insistieron en la necesidad de que los repartidores se movilizaran en estos colectivos en favor del modelo de autónomos ahora que se está negociando la futura 'Ley Rider' contra los falsos autónomos en plataformas digitales de este tipo. El Gobierno pretende declarar la laboralidad de estos trabajadores, lo que deja patas arriba el modelo de Glovo y otros empresas similares de reparto, como Deliveroo, Uber Eats y Stuart. Todas ellas cuentan con actas de la Inspección de Trabajo que declaran que utilizan falsos autónomos.

Los directivos de Glovo explicaron a los repartidores que el Ministerio de Trabajo estaba dialogando con los agentes sociales esta normativa, pero que los sindicatos (CCOO y UGT) y las patronales (CEOE y Cepyme) no les estaban escuchando ni entendían este modelo. "Lo que sí que es importante y creo que Sacha lo ha apuntado, es, pues, que vuestro colectivo sea escuchado en este momento, porque hay una serie de aspectos, que creemos que tanto los agentes sociales como el propio Gobierno, no entiende, y deberían entender. Y deberían entender cómo es el trabajo de un repartidor en plataformas como Glovo", apuntó Miguel Ferrer en una de las llamadas, como transcribe la demanda.

Injerencias empresariales prohibidas

UGT considera que Glovo ha vulnerado el derecho fundamental a la libertad sindical del sindicato, que cuenta con un delegado en la empresa entre los repartidores que han sido dados de alta como asalariados por las acciones de la Inspección de Trabajo.

La demanda recuerda que la Ley Orgánica de Libertad Sindical reconoce en su artículo 13 expresamente como lesiones de este derecho fundamental "los actos de injerencia consistentes en fomentar la constitución de sindicatos dominados o controlados por un empleador o una asociación empresarial, o en sostener económicamente o en otra forma sindicatos con el mismo propósito de control".

El sindicato considera que Glovo ha realizado "una injerencia empresarial antisindical al colocar a los repartidores frente a los sindicatos, y señaladamente de la UGT, cuestionando que nuestro sindicato defienda sus derechos como trabajadores" y además "animándoles a organizarse al margen del sindicato, a través de otras asociaciones, en concreto de autónomos que citan expresamente en sus intervenciones", como APRA, Asoriders y AAR.

UGT pide a la justicia que ordene a Glovo cesar en estas conductas antisindicales y además reclama a la empresa una indemnización de 25.000 euros por daños morales, dada la lesión de su derecho fundalmental a la libertad sindical.

Retira la demanda contra ATA

El sindicato había incluido como codemandada a la organización de autónomos ATA, que forma parte de CEOE, por un artículo colgado en marzo en el blog de Glovo destinado a los repartidores. En él, aparece el logo de la organización que dirige Lorenzo Amor, con varios documentos con información sobre la COVID y ayudas elaborados por ATA. "No olvides que puedes visitar la página web de ATA para más información", recuerda el artículo.

UGT consideraba, como se recogía en la demanda, "que la empresa Glovo promueve en su seno a la Asociación ATA, fomentando la afiliación a la misma, lo que constituye un nuevo acto de injerencia prohibido". Pero, finalmente, ha reculado y retirado la demanda contra la asociación de autónomos.

Fuentes de ATA negaron a elDiario.es que exista ningún acuerdo con Glovo para la promoción de la organización de autónomos y explicaron que "las guías las han colgado porque son públicas y las puede descargar cualquiera". Por ejemplo, indican que han sido utilizadas por el Consejo Andaluz de Graduados Sociales y la Confederación de Mujeres del Medio Rural.

"UGT ha tomado la decisión de retirar la demanda contra la organización de autónomos ATA presentada ante la Audiencia Nacional, porque las explicaciones que la organización ha dado al sindicato, alegando que su publicidad no pretende una captación de afiliados y afiliadas, nos parecen suficientes", ha comunicado finalmente la organización que lidera Pepe Álvarez este martes.

Etiquetas
Publicado el
1 de febrero de 2021 - 10:59 h

Descubre nuestras apps

stats