eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

¿Qué es el entorno VUCA y cómo afecta a tu empresa?

El llamado entorno VUCA (por sus siglas en inglés) fue acuñado en los años noventa, pero se trasladó al ámbito empresarial a raíz de la crisis económica mundial de 2008

En este ámbito, la gestión del talento representa una gran ventaja competitiva y empresas como el Banco Santander han puesto en marcha diversos programas para captar y retener a sus mejores trabajadores

- PUBLICIDAD -
El término VUCA proviene del inglés: volatility, uncertatinty, complexity y ambiguity.

El término VUCA proviene del inglés: volatility, uncertatinty, complexity y ambiguity.

Las organizaciones se mueven en la actualidad en un entorno que se caracteriza por la volatilidad, la incertidumbre, la complejidad y la ambigüedad. Es el llamado entorno VUCA (por sus siglas en inglés), un concepto que fraguó en la década de los noventa por los soldados norteamericanos para describir el mundo después de la Guerra Fría y se trasladó al ámbito empresarial a raíz de la crisis económica mundial iniciada en 2008. La crisis trajo consigo un nuevo escenario en constante transformación, con retos y formas trabajar diferentes que obligan a las empresas a adaptar su programación estratégica y sus rutinas profesionales.

En esta nueva economía, los empleados son la piedra angular. Promover y gestionar el talento interno es uno de los grandes retos de los departamentos de Recursos Humanos y un elemento clave de adaptación, transformación e innovación. Para ello, las grandes corporaciones están integrando la gestión del talento y los nuevos modelos de liderazgo en la cultura corporativa, y desarrollando planes concretos que permiten identificarlo, analizar dónde y cómo utilizarlo, y ofrecer oportunidades de éxito.

Según los expertos, la gestión del talento representa una gran ventaja competitiva: no sólo disminuye la rotación de la plantilla, sino que también repercute directamente en la mejora de la productividad y de la eficiencia y, por ende, en los beneficios empresariales. Algunos estudios concluyen que la retención de talento puede contribuir a incrementar los beneficios de forma elevada, por encima del 25%.

En esta línea, Banco Santander ha puesto en marcha diversos programas para reconocer el talento dentro de la organización y cuantificar las necesidades y las competencias que serán imprescindibles en los próximos años. Uno de ellos es  Young Leaders, una iniciativa de formación para construir el banco del futuro. Está dirigida a los jóvenes con talento y potencial de liderazgo con el objetivo de acelerar la transformación del grupo. Ana Botín, presidenta del Banco Santander, presentó el pasado mes de septiembre la primera edición de este programa, en el que participan 280 empleados, procedentes de 14 países, que han sido seleccionados tras una votación en la que se han involucrado profesionales de todo el grupo. Esta nueva generación de líderes ayudará a diseñar su propio programa de formación y contribuirá al desarrollo de la estrategia de la entidad.

Young Leaders durará 18 meses, durante los cuales los participantes compartirán su visión sobre los desafíos y oportunidades estratégicas a nivel local y global. Sus propuestas serán valoradas a la hora de diseñar la estrategia del banco, y generar nuevos productos y soluciones para clientes. Los participantes recibirán formación específica y elegirán entre distintas opciones para personalizar su programa de formación e impulsar su desarrollo profesional. Además, el programa cuenta con una tutoría inversa, de manera que los directivos veteranos tendrán la oportunidad de aprender sobre tendencias y conectar con la siguiente generación.

L a entidad también está avanzando en la implantación de la plataforma Workday, lo que permitirá contar con un pool de talento a nivel global. Santander ya ha concluido la armonización de los procesos de los países que están involucrados en la primera fase de este proyecto. También ha finalizado la fase piloto del Strategic Workforce Planning en Reino Unido, México y en el centro corporativo, y se están desarrollando planes para implementarlo en el resto de los países.

Para Ana Botín, presidenta de Banco Santander, “el éxito pasa por captar y retener a los mejores”. Según señala en el informe anual del banco, “es necesario contar con equipos diversos para poder comprender y servir mejor a nuestros clientes. Si deseamos construir dicho equipo, necesitamos ofrecer grandes oportunidades. Las personas quieren trabajar en una empresa con valores, con un fuerte compromiso con la misión (contribuir al progreso de las personas y de las empresas) y que les ofrezca la posibilidad de generar un cambio transformador que beneficie a millones de personas”.

Banco Santander invirtió el año pasado 98 millones de euros en formación de empleados, un 10% más que el ejercicio anterior. También ha aumentado el porcentaje de la plantilla que ha participado en distintos programas enfocados en potenciar el aprendizaje (98%), lo que representa una media de 39,6 horas de formación por empleado.

La entidad es uno de los mayores bancos de Europa por número de empleados (sólo superada por HSBC). De las 202.251 personas que forman la plantilla, un 97% tienen contrato fijo y una media de antigüedad de diez años. Se trata de una empresa multicultural, en la que están representadas más de 95 nacionalidades. Un 55% son mujeres, con un 33% de mujeres en el Consejo de Administración y un 21% en la alta dirección, por encima de la media europea y de las grandes empresas cotizadas de la Unión Europea, y por encima de los estándares que el Código de Buen Gobierno plantea para 2020.

- PUBLICIDAD -