Todo lo que necesitas para sorprender a tus hijos con una fiesta de Halloween en casa

Un niño maquillado con motivos de Halloween.

E. García

Este año los niños celebran Halloween de forma diferente. Así que puedes aprovechar para darles una sorpresa y que disfruten del día y de la noche en casa, con la seguridad que garantiza la burbuja familiar, sin renunciar a esta popular fiesta que tanto les gusta.

Para ello, mientras estén en el colegio, puedes adquirir todo el material necesario para luego, el sábado 31 de octubre, pasaros el día decorando la casa, haciendo manualidades como la decoración de calabazas o cocinando las recetas típicas de Halloween y preparándoos con los disfraces, las caretas o el maquillaje especial. 

Y todo ello con una lista de Spotify como banda sonora de fondo con temática del Día de Todos los Muertos, e incluso con audiocuentos que den un poco de miedito. ¡Hasta podéis jugar al bingo o a otros retos como poner la araña en la telaraña! Lo importante es que se diviertan y sea un Halloween tan inesperado como especial, para lo cual tienes todo lo que puedas requerir en la sección de Halloween de El Corte Inglés. Y aquí van las mejores ideas y consejos:

Los elementos más básicos

Lo primero, la decoración: para crear ese ambiente telúrico, podéis pegar stickers de Halloween en las ventanas de las habitaciones e incluso alguna tela de araña con su tarántula colgante y algún esqueleto enjaulado que dé mucho susto, los descargables, esos farolillos que procuren una iluminación tétrica y, cómo no, unas calabazas, el gran símbolo de esta noche mágica. Ah, y no os olvidéis de los detallitos de la mesa para comer acompañados de los bichejos más horripilantes. 

Lo segundo más importante son los disfraces infantiles, que les entusiasmarán incluso para estar por casa y ya aprovecharán cualquier otro día para lucirlos por la calle. Eso para los críos, que pueden escoger entre brujillas, diablillos o vampiros, esqueletos caminantes de muchos modelos, hasta de justiciero de la noche y de superheroína. Y el precio acompaña: la gran mayoría de ellos cuesta ahora menos de 10 euros. 

Ahora bien, ya que estáis, ¿por qué no disfrazaros todos, inclusive la abuela si vive con vosotros? Hay disfraces de Halloween para adultos a elegir, como el de momia para mujer o el de calavera para hombre, fantásticos para que les recorra un escalofrío por la espalda al veros. Y, por supuesto, los disfraces para bebés como el de calabaza, que los dejarán ideales para la foto familiar de recuerdo. 

Los complementarios fundamentales

El maquillaje es también imprescindible para conferirle total autenticidad al disfraz. Hay bases de maquillaje blanco o ultravioleta, kits de maquillaje para el rostro adecuados a cada disfraz como el especial Día de los Muertos, así como kits de pintauñas y pintalabios de distintos colores para llevarlos a juego, sticks de superhéroes, sangre falsa en distintos formatos, incluso con colmillos, para los vampiros; sets de pestañas y uñas góticas, un kit de lápiz clavado para darle más realismo al conjunto y todo lo que podáis precisar para quedar auténticos sin un gran desembolso.

Acesorios no pueden faltar, claro. Antifaces y máscaras adecuados para cada disfraz, pelucas muy coloridas, sombreros chulos con mucho empaque, guantes, capas, cuchillos, escobas o tridentes, diademas o coleteros y, no podían faltar, las mascarillas, por si salen a la calle en cierto momento o se disfrazan otro día de nuevo, que vayan bien combinados. La mayor parte de los complementos no pasan de los dos euros.

Una gastronomía muy particular

Tampoco deben faltar las recetas típicas de Halloween para la hora de la merienda, pero no solo por comerse todos esos pequeños bocados, ya sean salados a base de calabaza y queso o ya sean dulces como tartas, hojaldres, magdalenas, frutas bañadas en chocolate, o galletas fantasmagóricas, sino por cocinarlas todos juntos en familia, que os asegura unas cuantas horas entretenidísimas de cooperación en equipo. 

Alargar la hora de dormir

Tras quitarse el disfraz, les espera otra sorpresa: unos chulísimos pijamas y ropa de estar por casa  con motivos de Halloween como pequeñas calabazas y esqueletos que podrán usar el resto del año cuando les apetezca sentirse cómodos. Es lo que van a necesitar para un final de noche de miedo de lo más cultural.

Porque este sábado de Halloween no va a ser necesario acostarse pronto para madrugar e ir al cole, sino que se pueden quedar un poco más rato despiertos a pasar un poco de miedo con películas de terror para todos los públicos, como las de Tim Burton o Maléfica; o con audiocuentos como estos de El cuento de aprendiz de bruja o El libro de Halloween. Y, ya en la cama, puedes dejarlos acabar de cerrar los ojos con libros de terror infantiles sí son ávidos lectores. 

 

Etiquetas
Publicado el
28 de octubre de 2020 - 06:00 h

Descubre nuestras apps

stats