Así se recicla en época de fiestas: cada desecho en su lugar

Una persona envuelve varios regalos con papel reciclado.

Paola Amigo

Las fiestas navideñas son una época muy especial. Es un momento de celebración en el que dejamos a un lado la rutina, festejamos y nos reunimos —con precaución— con los seres queridos. Queremos que sean días bonitos, así que decoramos, regalamos y organizamos cenas y comidas con familiares y amigos. Días en los que gastamos y consumimos más de lo habitual, y en los que por tanto generamos más residuos de lo normal. Y no solo en cantidad, sino también en variedad, por lo que solemos encontrarnos con elementos que podemos no saber cómo desechar para darles una segunda vida. Para que eso no ocurra, vamos a repasar algunas ideas para hacerlo correctamente. 

Como siempre, antes de desechar nada conviene que nos paremos a pensar si no podemos darle un nuevo uso. Quizá es algo que se puede guardar de un año para otro, que se pueda reutilizar y así vuelva a gozar de una nueva oportunidad. Pero si vemos que no es así, y necesitamos deshacernos de ello, es mejor hacerlo como es debido.

Decoración navideña, envoltorios de regalos, envases de comida, paquetes de juguetes… todo tiene su sitio y los vamos a ver uno por uno. Pero si te surgen dudas, recuerda que AIRE, el asistente inteligente de reciclaje desarrollado por Ecoembes, te puede ayudar al instante a saber cómo desechar y reciclar correctamente cualquier residuo. No tienes más que formular tu pregunta y AIRE te dirá qué hacer con tus desechos. A lo largo de 2021 ha resuelto más de 3.500 cuestiones diarias, por lo que ya lleva más de 1.100.000 en los que va de año, de manera que está bien entrenado para indicarte qué hacer con tus residuos en caso de duda.

Qué hacer con la decoración navideña

En las fechas navideñas es muy normal que muchos hogares se decoren con diferentes tipos de adornos. Hay luces de colores, espumillones, flores de pascua e incluso árboles de navidad cargados de bolas, regalitos y muñequitos. Muchas de estas cosas se pueden aprovechar de un año para otro y así evitamos un consumo innecesario. Pero si hay que tirarlas no caigas en el error de pensar que los adornos, por ser de plástico, se deben tirar al amarillo, porque recuerda que no son envases y, pro tanto, ese contenedor no es su lugar. 

Si en casa tienes un árbol de Navidad natural lo mejor es trasplantarlo tras las fiestas para que siga su vida, pero si se estropea y no puedes, has de llevarlo a un punto limpio. Si es sintético y no lo puedes reutilizar su destino es el mismo: un punto limpio. Los adornos pueden durar mucho tiempo si los cuidamos y guardamos de un año para otro, pero si no es posible su destino ha de ser el contenedor gris. 

Las flores de pascua también pueden durar de un año para otro, pero si no consigues mantenerla deposítala en el contenedor de basura orgánica. Si es artificial y está hecha de plástico, recuerda que va al contenedor gris.

Las luces, si vas a adquirir unas nuevas, mejor que sean LED, que son más sostenibles. Y si vas a desechar las anteriores, llévalas a un punto limpio para que su tratamiento sea el correcto.

Qué hacer con los regalos, los juguetes y sus envoltorios

Todos agradecemos los regalos, pero en estas fechas generan una cantidad ingente de residuos,sobre todo de papel y cartón. En este caso su reciclado es fácil si lo depositamos en el contenedor azul, pero siempre viene bien plantearnos si le podemos dar una nueva vida, o si podemos recurrir a posibles alternativas para no producir semejante cantidad de residuos, como por ejemplo aprovechar periódicos o revistas viejas para envolver los regalos.

Además, tanto Papá Noel como los Reyes Magos llegan cargaditos de juguetes para los más pequeños. Es un buen momento para renovar los más antiguos que andan por casa y donar los que ya no queremos para que otros niños también disfruten de ellos. Hay muchas asociaciones que se encargan de recoger y repartir juguetes a otras familias. Pero si están en mal estado recuerda que para desecharlos has de utilizar el contenedor gris o llevarlos al punto limpio, mientras que las pilas y baterías tienen contenedores específicos para ellas y espacios en los puntos limpios. 

Qué hacer en las cenas y comidas

Lo primero: ¡disfrutarlas! Que a todos nos gusta darnos algún que otro capricho en estas fechas. Y después, al recoger, separar como es debido para que cada cosa termine en su lugar correcto. Por ejemplo, en estas fiestas se toman muchos turrones y polvorones, cuyos envoltorios deben ir al contenedor amarillo, y sus cajas de cartón al azul. Las latas de bebida o de conservas, que también cobran ahora protagonismo, debes tirarlas en el amarillo.

El vidrio al verde, como siempre, y los tapones de corcho dependerá: si son de corcho natural, al gris, y si son sintéticos, al amarillo. Muchas veces nos pasamos preparando comida y nos encontramos con muchas sobras, y al guardarlas utilizamos papel de aluminio o film transparente de cocina, que en ambos casos han de terminar en el contenedor amarillo. De este modo, desechando cada cosa en su lugar, conseguiremos que en estas fechas también el planeta sea un poco más feliz. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats