Ni en 2011 ni en 2021: el Parlamento Vasco se vuelve a quedar sin declaración institucional por el final de ETA

Vista del hemiciclo del Parlamento Vasco

El Parlamento Vasco completará los actos en conmemoración del décimo aniversario del final de ETA exclusivamente con el encendido de un pebetero durante la celebración del pleno de este jueves. Como en 2011, no ha sido posible la aprobación de una declaración institucional solemne. El reglamento exige unanimidad de todos los grupos políticos y, en la junta de portavoces que ha tratado esta cuestión, EH Bildu no se ha pronunciado "ni a favor ni en contra" de un texto aceptado por el resto de formaciones tras realizar algunas modificaciones a la iniciativa inicial de la coalición PP+Cs. Esa resolución arrancaba con una "firme condena de la sinrazón y la injusticia que supuso la actividad terrorista de ETA durante más de cuatro décadas" y seguía con una "denuncia de la ilegitimidad de la violencia para conseguir fines políticos".

Euskadi conmemora diez años sin terrorismo de ETA con dos actos separados en sus dos memoriales

Euskadi conmemora diez años sin terrorismo de ETA con dos actos separados en sus dos memoriales

"El PP nos ha atribuido un no [sin haber dado una respuesta]. Queda claro que el objetivo no era llegar a acuerdos y a una declaración institucional, sino insistir en la trinchera y no en la convivencia", han explicado fuentes de la coalición abertzale, cuyo representante en la junta ha sido Josu Estarrona, de Alternatiba. No ha habido respuesta pero la terminología empleada hacía que desde el inicio pareciera inviable el entendimiento. Como alternativa, se ha valorado la posibilidad de que el texto sea asumido como una declaración de la presidenta de la Cámara, Bakartxo Tejeria, pero fuentes de su equipo remarcan que no cumple los requisitos marcados para ello, básicamente que solamente haya un parlamentario que no se sume (EH Bildu tiene 21).

La idea de una declaración institucional partió del portavoz de PP+Cs, Carmelo Barrio, que remitió un borrador a todos los grupos, también a la izquierda abertzale, y que fue recogido este miércoles por este periódico. Vox se adhirió tal cual y PNV, PSE-EE y Elkarrekin Podemos-IU no le vieron objeciones aunque preferían realizar algunas matizaciones. En ese proceso se ha llegado al texto definitivo, de tres puntos. En él también se desecha la "teoría del conflicto" como vía para "minimizar" o "legitimar" a ETA y se plantea una defensa de los derechos humanos "de todas las personas". Lo secundan PNV, PSE-EE, Elkarrekin Podemos-IU y Vox además de PP+Cs. Hace una década tampoco hubo declaración institucional. UPyD no quiso apoyar un saludo al comunicado de ETA por verlo insuficiente. Sí lo hicieron dos partidos ahora integrados en EH Bildu, EA y Aralar. La entonces presidenta, Arantza Quiroga, del PP, leyó el texto como propio al tener el respaldo de 74 de 75 parlamentarios.

En declaraciones a los medios de comunicación, el líder de PP+Cs, Carlos Iturgaiz, ha sentenciado "[EH] Bildu es legal pero no un partido democrático". "Una vez más, se ha retratado. No quiere condenar a la banda terrorista y da la espalda a las víctimas del terrorismo. Desmiente con los hechos las palabras de [Arnaldo] Otegi. Todo era una filfa. Ha tardado muy poco en cantar la gallina", ha afirmado Iturgaiz, aunque ha optado por criticar también a los socialistas -con los que había pactado los términos de la declaración- por pactar con la izquierda abertzale. Desde Vox, su única representante, Amaia Martínez Grisaleña, ha dicho exactamente lo mismo: "EH Bildu ha vuelto ha retratarse. No son gente de paz. Están anclados en un pasado oscuro". PNV, PSE-EE y Elkarrekin Podemos-IU han optado por no hacer comentarios sobre lo ocurrido, aunque la formación nacionalista ha explicado su posición en Twitter.

Etiquetas
Publicado el
21 de octubre de 2021 - 10:08 h

Descubre nuestras apps

stats