Euskadi sale a la calle en el día con menos fallecidos en semanas y Murga pide precaución ante las "aglomeraciones"

Varias personas haciendo deporte este sábado en Vitoria

Miles y miles de personas han aprovechado este sábado para regresar a las calles a pasear o hacer deporte en Euskadi y lo han hecho en un sábado en que las estadísticas de la pandemia son positivas, según ha remarcado la consejera de Salud, Nekane Murga. La cifra de fallecidos (9 este viernes, 1.312 en total y de nuevo ninguno en la zona más golpeada, Álava) es la menor desde los primeros días del estado de alarma, las hospitalizaciones siguen a la baja y los nuevos contagios caen tras cuatro días de subida, algo considerado un "diente de sierra" y no un riesgo de repunte. "Estamos constantando un descenso en los nuevos fallecimientos. Siempre desde la prudencia, hoy podemos constatar que estamos en una fase de claro descenso de impacto de la pandemia [...]. ¿Antesala de rebrote? Por supuesto que nos preocupa cada caso que hay, pero no hay datos de que estemos en la antesala de un rebrote", ha explicado.

Los positivos totales se quedan en 16.119, que son 150 más que en la anterior medición. De ellos, únicamente 63 son considerados como nuevos contagios al haber sido detectados mediante la prueba PCR. No hay desglose desde hace días de esos nuevos casos por territorios, aunque hayan sido la unidad elegida para ir aplicando la desescalada. Álava acumula 4.167 positivos totales, Bizkaia 9.180 y Gipuzkoa 2.772. Los fallecidos son 343, 713 y 265 respectivamente y las personas hospitalizadas son 595 en total, 91 de ellas en la UCI. El 73% de los positivos totales han recibido o bien un diagnóstico negativo de COVID-19 o bien al menos el alta hospitalaria, por lo que se considera que se mantienen 2.993 casos activos. Puedes consultar todos los datos aquí.

El indicador más fiable para medir la evolución de la pandemia es el denominado R0, que muestra los casos derivados de un positivo. Si es inferior a 1 ello indica que la cadena de contagios se está reduciendo. El problema es que el R0 en Euskadi es muy diferente según los cálculos del Ministerio de Sanidad y de Osakidetza. En la última actualización de Osakidetza es de 0,81 y en la más reciente del Estado es de 0,56 tras una sucesión de días en que era superior y rozaba el 1. Para incrementar la confusión, si el Departamento de Salud admitió a mediados de semana a la oposición que el cálculo realizado desde Madrid era más fiable, como publicó este periódico, ahora Murga asegura que técnicos de las dos Administraciones han analizado la situación y que se ha reconocido que el cálculo hecho en Vitoria es "correcto" y que no se debe modificar. "Soy la más interesada en que los datos sean fiables. No nos queremos hacer trampas al solitario", ha zanjado Murga.

"Preocupación" por las aglomeraciones

Respecto al primer día con permiso general para la salida a la calle, aunque restringida a algunas actividades y en franjas horarias, Murga ha mostrado su "preocupación" por algunas aglomeraciones y ha confiado en que los ayuntamientos, a nivel local, puedan articular medidas para evitar "riesgos". No obstante, ha apelado a la responsabilidad ciudadana, a que se eviten puntos con mayor afluencia o que puedan resultar más "atractivos" o que se empleen mascarillas en sitios más cerrados o estrechos. De hecho, se ha incidido en una nueva campaña bajo el lema 'Dos metros, la distancia que nos une'.

El Departamento de Salud, igualmente, ha anunciado ya medidas para el regreso de la actividad asistencial ordinaria a Osakidetza después de semanas de excepcionalidad por la COVID-19, aunque siempre con la premisa de que la nueva normalidad no tendrá mucho que ver con la situación previa a la pandemia y de que siempre habrá planes de contigencia ante una posible nueva oleada. Este regreso "paulatino" afecta a los ambulatorios, que retomarán algunos programas de cribado y consultas aunque seguirán "priorizando la atención telefónica" frente a la presencial, a consultas externas -volverá primero la atención preferente demorada-, a quirófanos y a pruebas complementarias. 

Osakidetza ha dado ya algunos ejemplos de la "recuperación" de la actividad asistencial. En Cruces abrirán 18 quirófanos, en Basurto 10, en Galdakao 8, en Txagorritxu 4 e irán "limpiando de manera progresiva diferentes plantas" y en Santiago 6 más. El Alfredo Espinosa de Urduliz, San Eloy y Alto Deba se consideran ya libres de COVID-19 en su totalidad. En los centros que no, se establecerán circuitos separados para evitar contactos con el coronavirus.

Etiquetas
Publicado el
2 de mayo de 2020 - 13:50 h

Descubre nuestras apps

stats