Idoia Mendia, una 'pessoísta' que lleva "muy tatuadas" las siglas socialistas

Idoia Mendia, en un mitin

A las 22.30 del 25 de septiembre de 2016, una Idoia Mendia cariacontecida y, a su lado, un Miguel Ángel Morales cabizbajo, comparecieron para valorar los resultados de las autonómicas. El PSE-EE había tocado fondo. Habían bajado 50.000 votos el suelo de Ramón Jáuregui de 1994, empeorado en 7 puntos el dato de Patxi López en 2012 y perdido en feudos como Portugalete, Barakaldo, Ermua, Eibar, Irún, Zumarraga o Nanclares de la Oca. Por la izquierda, una nueva fuerza llamada Elkarrekin Podemos había logrado más votos y escaños. El varapalo fue tal que, por vez primera desde la fusión, nadie procedente de la antigua Euskadiko Ezkerra iba a entrar en el Parlamento.

Idoia Mendia Cueva (Bilbao, 1965) llevaba entonces dos años al frente del socialismo vasco. "Cogió el partido en uno de los momentos más duros del socialismo en España, en pleno auge del 15-M y de Podemos", recuerda su predecesor, Patxi López. Pero "con inteligencia buscó el acuerdo con el PNV" y transformó una dura derrota en las urnas en cuota de poder el Gobierno vasco, como antes en las tres diputaciones y en los principales ayuntamientos vascos. En la Administración autonómica apenas ha gestionado 4 de cada 100 euros y dirigen las áreas de Trabajo (sin Empleo) y Justicia (sin servicios jurídicos); Vivienda y Medio Ambiente; y Turismo, Comercio y Consumo. Algunas encuestas han demostrado que pocos ciudadanos conocen estos pactos. A la sombra del PNV e impulsado por las éxitos de Pedro Sánchez, el PSE-EE ha vuelto ahora a una tendencia alcista. Es la "izquierda útil", la "izquierda que gobierna", viene a defender Mendia durante la campaña frente a quienes les acusan de haber renunciado a su perfil propio dentro del proyecto de Urkullu.

Mendia se dio a conocer para el gran público en 2009 cuando López, siendo lehendakari, la eligió como consejera de Justicia y de Administración Pública y también como portavoz. Terminó la legislatura también como responsable de Interior tras la salida de Rodolfo Ares. "Cuando la nombré consejera dije que seguramente era una desconocida para mucha gente pero que iba a ser una sorpresa. Y ahí la tenéis. La portavocía la asumió en un momento muy duro. Nos daban por todas partes. El PNV era muy hostil", explica López, que cree que Mendia forjó en esos años su liderazgo. De su gestión destaca el lehendakari -el título nunca se pierde- la puesta en marcha de los primeros planes de teletrabajo -ahora tan habituales- y de 'open data', la oficina antidesahucios o políticas de memoria histórica.

Siendo una consejera no nacionalista y con ETA todavía activa, Mendia inició el reconocimiento de las 'otras víctimas', víctimas de violencia policial. Su pediatra, Santi Brouard, fue asesinado por los GAL. Para su labor -que aún no se ha completado y que ha recibido duras críticas de la derecha- fichó como asesora a una jurista matritense entonces no tan conocida pero ya con larga trayectoria: Manuela Carmena. "Es una mujer muy abierta. Nos entendimos desde el primer momento. Fue una época muy interesante. Hicimos un buen trabajo. Yo me acababa de jubilar y fue una experiencia preciosa. Conocimos lo más cercano de las víctimas. Cuando yo venía a Madrid y lo contaba, era un tema que sorprendía. Había mucho nivel de comprensión hacia esas víctimas", explica la que luego se convertiría en alcaldesa de Madrid. Fracasó, en cambio, en su intento de destapar las irregularidades en las empresas proveedoras de la informática judicial de la Administración de Justicia. "Es muy agradable, muy cercana, pero cuando era consejera de Administración Pública tuvimos nuestros más y nuestros menos", explica un líder sindical.

Mendia se afilió al partido en 1993. Estudió en la ikastola Lauro -jalona sus intervenciones con partes en lengua vasca y sigue recibiendo clases- y no procede de una familia precisamente socialista. En Deusto se licenció en Derecho y completó su formación e inició su carrera en las capitales de los Países Bajos y de Bélgica. Fue a su regresó de Bruselas cuando tocó el timbre de la agrupación socialista de Abando, en el centro de Bilbao. Ella, reconocida 'pessoísta' -de Fernando Pessoa-, ahora era también del PSOE.

"Quien le abrió era Alfonso Gil, quien hoy es su marido", cuenta de aquel momento Patxi López. ¿Es una anécdota exagerada? "No, para nada", responde Gil, que ahora es teniente de alcalde en Bilbao. La pareja se casó y tienen dos hijos (Álvaro, de 23) y Pablo (de 17) y a Lur. "Era una sede curiosa. Era la antigua sede del Partido de los Trabajadores, un partido que venía del PCE. Allí convivíamos los micilianos socialistas y la agrupación socialista de Abando. A Idoia, cuando se afilia, yo le abro la puerta y le hago la ficha", corrobora Gil, que asegura que Mendia pasó horas y horas con aquellos milicianos, ya casi ninguno vivo.

"La fuimos apoyando para el comité local y poco a poco fueron apostando por ella para ocupar posiciones más relevantes. Ha pasado por casi todos los estamentos del partido", explica Gil sobre la escalada de Mendia, aunque con experiencia profesional en un bufete antes de ser edil en Barrika, parlamentaria, consejera y, ahora, secretaria general del PSE-EE y candidata a lehendakari por segunda vez. "Hemos tenido carreras políticas distintas y cuidado de que cada uno tuviera su actividad propia. Llevamos muy tatuadas las siglas del partido", abunda.

Gil y Mendia han pasado el coronavirus. "Yo empecé teniendo síntomas, me confiné y, a los dos o tres días, empezó ella. Idoia estuvo unos días ingresada", recuerda Gil. La trasladaron al hospital de Basurto, del que se ha mostrado muy agradecida. Unas semanas después, en mayo, la campaña de la disidencia abertzale realizada con el pretexto de la huelga de hambre de un preso de ETA en Murcia llegó a la puerta de su casa y atacaron su portal. "A Dios gracias no deja de ser un susto. Pero rememoramos lo que creíamos olvidado. En el trayecto que hicimos de casa hasta el portal, cuatro pisos, se me vinieron a la mente imágenes de atentados que creía olvidados, el negro pasado felizmente superado", explica Gil.

Coinciden López y Gil en la buena sintonía que mantiene con "Pedro". Ese "Pedro" es Sánchez, el presidente del Gobierno y líder del PSOE. Ya ha estado con ella en Donostia en esta campaña. Pero la hemeroteca recuerda que no siempre fue así: "Mirando al futuro, Pedro Sánchez no es la persona adecuada". Lo publicó en 'Deia' en 2017, cuando apostó por el lehendakari como nuevo líder socialista en España.

Dice Gil que en estas elecciones sólo comparecen dos candidatos con experiencia de Gobierno. Uno es Iñigo Urkullu y la segunda es Mendia. "Idoia tiene el país en la cabeza", asegura. Ekain Rico es el 'número cuatro' en la lista por Bizkaia y uno de sus más estrechos colaboradores. "Es ejecutiva y posibilista. Es una firme defensora de la cultura del acuerdo entre diferentes", asegura. Y sigue: "De Idoia también destaco su templanza. Es capaz de mantener la calma y el tesón en momentos críticos. Tampoco se deja llevar por los exabruptos de ningún adversario político. Y quizá esa sea una de las razones por las que a Idoia no se le conozca ninguna salida de pata de banco. Idoia defiende que la gente nos pone en las instituciones para que les arreglemos sus problemas, no para que perdamos el tiempo dando espectáculos o creándoles nuevos problemas". "Hemos compartido momentos muy gratificantes en la acción política y también otros durísimos en los que hemos llorado a compañeros asesinados", abunda la ministra de Educación, Isabel Celaá, vizcaína también y consejera igualmente durante el gabinete de López.

Cuentan de ella quienes la conocen que no tiene carné de conducir, que tiene "una cita semanal con el 'gyrotonic'-, es una "habitual" del BBK Live y es seriéfila e incluso se atreve con la versión original. Sus últimos descubrimientos en la plataforma a la que está suscrita son 'La red avispa' y 'Made in Italy'. Es posible, dicen en su equipo, que abandone la caravana de campaña para hacer algún recado en el 'súper' o para atender alguna urgencia de sus hijos.

Etiquetas
Publicado el
29 de junio de 2020 - 22:26 h

Descubre nuestras apps

stats