La portada de mañana
Acceder
La OTAN vuelve a los orígenes y considera a Rusia su "principal amenaza"
Los testigos de las redadas de Marruecos: “Nos persiguen mucho más”
OPINIÓN | 'Menos armamento, más democracia', por Rosa María Artal

'Gu ere bagara', el proyecto que busca destapar las “historias no contadas” de las personas mayores LGTBI+ en Getxo

El periodista Julen Nafarrate y la artista Inés Bermejo durante la presentación del proyecto 'Gu ere bagara'

El periodista Julen Nafarrate y la artista Inés Bermejo llevan tiempo tratando de encontrar las “historias no contadas” de las personas mayores LGTBI+ de Getxo para su proyecto 'Gu ere bagara' ('Nosotros también somos'). Su objetivo es destapar esas vivencias y convertirlas en una exposición con collages de sus fotos del pasado y del presente para hacerlas visibles, pero les está costando más de lo que creían dar con personas que les hablen de sí mismas, de su vida sexual o de su orientación. “Las personas mayores en general y las personas mayores que pertenecen al colectivo LGTBI en particular, no suelen hablar abiertamente de su sexualidad, por lo que nos está costando más de lo que pensábamos. Nos gustaría contar en nuestro proyecto dónde quedaban las personas LGTBI+ en Getxo, cómo se conocían, cómo fue la represión hacia su sexualidad o su orientación sexual y sus historias. Cuestiones que no están recogidas en ningún sitio”, detalla Nafarrate a este diario.

Divorcio, aborto y libertad sexual: un recorrido por la historia del feminismo en Bizkaia

Divorcio, aborto y libertad sexual: un recorrido por la historia del feminismo en Bizkaia

El suyo no es un trabajo de investigación, es una aportación desde el ámbito de la cultura. Por el momento, cuentan con dos vecinos de la localidad que quieren participar en el proyecto, pero con los que aún no se han citado: un vecino del Puerto Viejo de Algorta -casualmente el mismo lugar en el que viven el periodista y la artista- y una vecina de Romo, pero nadie más. “Hemos hablado con asociaciones de jubilados que tienen decenas de socios y nos dicen que, que ellos sepan, no hay ninguna persona LGTBI+. No puede ser. O sí están, pero no se hacen visibles o directamente no están, pero ¿por qué no están ahí? ¿no lo sienten como un espacio seguro? ¿se han marchado de Getxo? Una de las personas a la que vamos a entrevistar nos decía que se terminó marchando a Bilbao a vivir para tener más libertad en todo lo relacionado con su libertad sexual. Yo, por ejemplo, que tengo 50 años menos que esa persona, le dije que me pasaba lo mismo, que también voy a Bilbao para intentar encontrarme con personas LGTBI+. Por lo visto hay cosas que no han cambiado mucho”, explica Nafarrate.

A raíz de hablar por el pueblo del proyecto, que cuenta con financiación del Ayuntamiento de Getxo gracias a una beca de Creación, les ha llegado una historia que consideran que merece ser contada en 'Gu ere bagara'. “Hace 40 años, en los cines Gurea de Algorta, que ya no existen, dos hombres se estaban besando mientras veían una película y la gente que estaba ahí se dio cuenta y les empezó a insultar y a increpar. Ese tipo de historias son las que queremos recoger porque son desconocidas”, detalla el periodista que, a pesar de tratarse de un suceso de hace décadas, reconoce que este tipo de situaciones discriminatorias se siguen viviendo en el municipio. “Imaginamos que nos encontraremos con historias positivas de personas que han podido vivir con normalidad su orientación y su identidad de género, pero también historias de personas que han sufrido mucho y que nos han hecho el camino más fácil a nosotras para que podamos vivir más libremente. No podemos olvidar que, aunque se han logrado más espacios de libertad, sin ir más lejos en febrero, en los Carnavales de Algorta, hubo una agresión homófoba. Todavía hay muchísimo camino por recorrer”, insiste.

Para el periodista, una de las claves de que las personas mayores no hablen abiertamente ni de su pasado ni de su sexualidad es sencillamente que “nadie les ha preguntado nunca”. “No están acostumbrados a hablar de este tema. En general, las personas mayores hablan muy poco de su sexualidad. Precisamente lo que nosotros queremos trabajar es la visibilidad y entendemos que a personas que han vivido su sexualidad de forma discreta ahora les cueste abrirse a esa visibilidad. Lo que tenemos detrás es un problema social muy grave. ¿Por qué resulta tan difícil encontrar a personas mayores dispuestas a hablar de su vida y de sus experiencias? ¿Qué problema hay para que todavía a día de hoy no se pueda hablar de este tema con naturalidad?”, se cuestiona.

Se han dado el plazo hasta agosto para responder a esa pregunta y recabar todas las piezas de un rompecabezas que, por ahora, está suponiendo un reto resolver. Los primeros pasos que seguirán, será reunirse con las dos personas que han aceptado participar en el proyecto y recabar toda la información posible, además de fotografías y documentos de aquella época. Después, para poder tener lista la exposición tras el verano, tratarán de hallar a más personas que acepten contar esas historias que durante años han estado guardadas bajo llave. “Si no se habla de la realidad de las personas mayores LGTBI+, jamás podremos afrontar las necesidades que pueden llegar a padecer, como el estigma, la discriminación o la soledad”, concluye el periodista.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats