El Ministerio de Sanidad atribuye ya a Euskadi 5.000 muertes en la pandemia aunque Osakidetza lo deja en 4.800

Sanitarios en una de las residencias vascas con más fallecidos por COVID-19

El último informe sobre la evolución de la COVID-19 del Ministerio de Sanidad atribuye ya a Euskadi 5.000 decesos durante la pandemia, que representan un porcentaje ligeramente inferior al 2% de las personas infectadas. El número redondo, por el contrario, contrasta con los datos del Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) que hasta el 28 de octubre cifraba los decesos en 4.802. Es más, los propios registros del Gobierno central son variables ya que en el parte ofrecido este miércoles llegaba a elevar esa cifra a 5.001. Nunca en la pandemia se ha explicado la clara diferencia de datos en uno de los principales indicadores de seguimiento.

Agurain cierra parques infantiles y suspende actividades para frenar la COVID-19 sin un cribado masivo

Agurain cierra parques infantiles y suspende actividades para frenar la COVID-19 sin un cribado masivo

Entretanto, la tasa de incidencia por cada 100.000 habitantes por cada 14 días se sitúa en Euskadi en 88,90 puntos. Es un dato que queda muy por encima de los 51,61 de media en España y deja a la vasca como la segunda comunidad autónoma en contagios, por detrás de Baleares. En las últimas 24 horas habrían aparecido 224 nuevos casos de COVID-19, por 187 y 108 de las dos jornadas anteriores. Andalucía, con más de ocho millones de habitantes, tuvo 62. La tendencia, aunque no muy acentuada, sigue siendo creciente. Es el peor registro diario en casi dos meses, desde el 10 de septiembre. Ahora bien, en volumen de pruebas realizadas Euskadi no lidera ni mucho menos la clasificación. De hecho, son diez las autonomías con más capacidad diagnóstica: Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria, Catalunya, Extremadura, Madrid, Melilla, Navarra y La Rioja. Son 1.089 PCR o antígenos por cada 100.000 habitantes, cuando la media es de 1.172 que llegan a 1.769 en el caso de Navarra.

La tasa de ocupación hospitalaria vasca es la más alta de España, con 6,35 ingresos por cada 100.000 habitantes cuando la media es de 3,79. Son 141 las personas con COVID-19 en los centros de Osakidetza, 27 de ellos en estado crítico en la UCI. Los datos del Ministerio de Sanidad vuelven a chocar con los ofrecidos por el Gobierno vasco. La consejera Gotzone Sagardui, en el Parlamento, ha hablado de 105 personas en los hospitales, 25 de ellas en la UCI, entre las que se encuentra un niño de menos de 10 años. "No podemos hacer como si la pandemia no existiera", ha reclamado Sagardui, aunque ha aseverado que la incidencia asistencial en esta fase en la que el 90% de los vacunables tienen ya la pauta completa -mayores de 12 años sin contraindicaciones- no es tan fuerte como en otras olas.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats