Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
ESPECIAL | Qué tiene que ver tu barrio con tu nivel de estudios
El PP impone al Gobierno en el Senado debates sobre rebajas de impuestos
OPINIÓN | 'Hablemos del informe PISA', por Antón Losada

Las solicitudes de las ayudas juveniles al alquiler se disparan un 62% en Euskadi en 2022

Bloque de viviendas en la plaza de las Vascongadas de Vitoria

Un nuevo informe enviado en noviembre por el área de Vivienda al Parlamento Vasco corrobora la percepción ya mostrada en un anterior documento de octubre: la demanda de las ayudas al alquiler del programa Gaztelagun se ha disparado en 2022 y particularmente desde que el sistema se amplió en primavera. En cifras concretas, de 2021 a 2022 -a falta de dos meses- las solicitudes se han disparado un 62% y es un “180,7% respecto a 2019” lo que representa la diferencia. El presupuesto actual en estas prestaciones (250 euros mensuales en 2021, 275 en 2022 y 300 en 2023) es de 16,2 millones pero avisa ya el Gobierno de que “dichas cifras van ahora mismo -e irán en el futuro- en aumento de una manera enormemente significativa”.

La información había sido demandada por la portavoz de EH Bildu en materia de Juventud, Eraitz Sáez de Egilaz. La petición viene precisamente al hilo de la anterior, ya que entonces el consejero de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes, el socialista Iñaki Arriola, admitió que “durante el 2022 se ha recibido un inusual volumen de solicitudes, ampliamente superior a los años anteriores” en Gaztelagun. Ello había motivado algunos retrasos en la adjudicación de las prestaciones. Hasta septiembre, de 4.213 expedientes habían sido abonados 1.417, según datos oficiales.

Preguntado por esas dilaciones, Arriola es tajante: “Incapacidad nada de nada”. El Ejecutivo asegura estar “trabajando en dimensionar adecuadamente el equipo de personas que se encuentran directamente adscritas a la gestión de este programa” y apunta a que no solamente se puede medir el trabajo con las nuevas peticiones que llegan a la Administración. Indica que han sido 8.113 los expedientes tramitados en 2022. Además de las solicitudes, se han hecho las adecuaciones de los beneficiarios anteriores al nuevo modelo (2.605) y Vivienda recalca que existen otros 1.117 casos, por ejemplo, entre modificaciones, renuncias o revocaciones. También ha habido 2.000 cruces de información fiscal con las diferentes Haciendas.

¿Qué cambios se introdujeron? ¿Por qué han disparado las peticiones de Gaztelagun este año? Por un lado, se elevaron los máximos de rentas para poder acceder a las ayudas, que se han fijado en 24.500 euros anuales para un solicitante individual y en hasta 32.000 euros para unidades de convivencia más amplias. Asimismo, las ayudas no se pagan solamente durante tres años sino de manera indefinida hasta cumplir los 36 años. La cuantía es de hasta 275 euros mensuales -aquí es la misma que otras prestaciones similares, como el complemento de la RGI o la prestación sustitutiva de quienes tienen derecho a la vivienda pero no una casa disponible- y puede cubrir hasta el 60% de la renta. Subirá a 300 euros el 1 de enero, como todas las prestaciones vinculadas. Son condiciones no tener pisos de más de 800 euros mensuales y llevar al menos seis meses residiendo en la comunidad autónoma. Se pueden leer aquí los requisitos para pedir esta prestación.

“A veces las expectativas desbordan las capacidades instaladas operativas. Y eso pasa en las mejores organizaciones públicas y privadas”, argumenta el Ejecutivo sobre cómo está resolviendo la acumulación de peticiones. Vivienda se siente “capaz” de corregir “lo antes posible” el cuello de botella, pero “contextualiza” los problemas en que en 2019, primer año, hubo 1.689 solicitudes de jóvenes y que ahora, hasta noviembre, son ya 4.741. Medido en interesados, de 6.970 llamadas o mensajes pidiendo información se ha saltado a 13.156, indica también el Gobierno. Arriola insiste en que la situación se irá normalizando y en que se atenderá toda la demanda. Eso sí, asegura que Gaztelagun es una política única y garantista. “Esto es, dicho de una manera muy directa, una auténtica excepción en el panorama de las políticas de fomento al alquiler de las personas jóvenes en España”, sentencia el consejero.

Etiquetas
stats