La portada de mañana
Acceder
Justicia e Igualdad revisan cada punto de la ley del 'solo sí es sí'
El deterioro de Doñana impide que las aves se reproduzcan en su santuario
¿Quién se atreve a rebajar la pena a un violador? Por Ignacio Escolar

La supervivencia de más del 80% de los árboles afectados por el incendio de Balmaseda está “muy comprometida”

Bomberos apagando el incendio que se originó el pasado octubre en Balmaseda que también afectó a las localidades vecinas de Zalla y Gordexola y se extendió a zonas del Valle de Mena (Burgos).

elDiario.es Euskadi / Europa Press


0

El daño sobre la masa forestal del incendio de Balmaseda iniciado el pasado 23 de octubre ha sido “severo”, por la virulencia del mismo y porque la supervivencia de más del 80% de la masa forestal afectada por el incendio más grave producido en los últimos 30 años en Bizkaia está “muy comprometida”, ha explicado esta mañana la diputada de Sostenibilidad y Medio Natural, Amaia Antxustegi, en una comparecencia en las Juntas Generales de Bizkaia solicitada por EH Bildu y Elkarrekin Bizkaia recogida por Europa Press. En su intervención, la responsable foral ha ofrecido una batería de datos sobre la participación de los efectivos que intervinieron durante los días 23, 24 y 25 de octubre en la extinción del fuego, así como detalles sobre la superficie afectada y las acciones que el Departamento ha iniciado ya para la recuperación de la zona.

A lo largo del domingo, día 23 de octubre, participaron en el operativo de extinción un total de 111 personas, entre efectivos del Servicio de Montes, operarios de Basalan y personal del Servicio de bomberos de la Diputación Foral de Bizkaia. Ese primer día operaron con 32 vehículos y al día siguiente se sumaron a estos efectivos, dos hidroaviones del Ejército y dos helicópteros. El incendio que se inició el domingo 23 en Balmaseda y afectó también al municipio de Zalla, dañó casi 500 hectáreas de bosques, según los datos ofrecidos por Antxustegi, y se extinguió el día 25. Un total de 73,4 hectáreas afectadas son suelos de titularidad privada, y el resto públicos, que se reparten entre montes del ayuntamiento de Balmaseda (318 hectáreas), del ayuntamiento de Zalla (106,5) y de la propia Diputación (0,6 hectáreas). Antxustegi ha señalado que el 90% de toda esta superficie quemada lo hizo en menos de tres horas.

Está previsto que las labores de restauración de la superficie dañada comiencen a lo largo de este invierno y se prolonguen durante todo el año que viene y hasta la primavera de 2024. Estos trabajos “se iniciarán en los terrenos ocupados por masas jóvenes en las que no es necesaria la retirada previa de la madera para comenzar la repoblación. En las zonas en las que a pesar de tener daños por el fuego el arbolado no va a morir, se mantendrán en pie todos los ejemplares posibles”, ha dicho Antxustegi.

La diputada ha explicado que los afectados por la quema de bosques tendrán una triple vía para financiar proyectos de repoblación en terrenos públicos: fondos propios, fondos de mejora o fondos del propio departamento de Sostenibilidad y Medio Natural. Para el año próximo, el proyecto de Presupuestos cuenta con una partida de 4.148.000 euros de ayudas forestales, cuyas solicitudes se podrán empezar a enviar en primavera. Antxustegi ha señalado que la respuesta ante el mayor incendio de Bizkaia en 30 años, que no ha sido catalogado como de “gran incendio forestal”, fue “muy positiva”. “Lo más importante” es que el fuego no provocó ningún percance personal de carácter “grave”, ha destacado. La oposición ha puesto el foco en la repoblación y gestión del terreno afectado. Así, desde las filas de EH Bildu y Elkarrekin Bizkaia han pedido que no se elijan especies como el eucalipto o el pino “radiata” que pueden incrementar el riesgo, mientras el grupo Mixto-PP Bizkaia ha demandado que se refuerce la limpieza en los montes de Bizkaia.

A preguntas de los grupos junteros, Antxustegi ha señalado que el mantenimiento del tendido era “bueno” y que la magnitud del incendio tuvo que ver con la concatenación de varias circunstancias: el fuerte viento, el calor y la sequedad de la vegetación. La responsable foral ha admitido que la Diputación está en conversaciones con el Gobierno vasco para “determinar qué medio aéreo será el más idóneo” para combatir futuros incendios.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats