Portugal y España se dan el codo en Badajoz y Elvas al abrir la frontera: "Esperamos no tener que volver a cerrarla"

El presidente de Portugal, el Rey, el primer ministro luso, y el presidente del gobierno español, paseando por la muralla en la Alcazaba de Badajoz

eldiarioex / Agencias

0

España y Portugal han escogido la frontera de Badajoz-Elvas para la reapertura generalizada de los pasos entre ambos países, hecha realmente a las doce de la noche del martes, y para varios gestos de amistad y fraternidad, además de puntos de vista comunes ante la política europea o la lucha contra la covid, y así este miércoles los jefes de Estado, Felipe VI y Marcelo Rebelo, y de gobierno, Pedro Sánchez y Antonio Costa lo han firmado con su presencia.

Las fronteras estaban cerradas excepto para mercancías, trabajadores transfronterizos y otras causas justificadas, desde el 17 de marzo.

A partir de las diez y media de la mañana ha habido un primer encuentro dentro del recinto de la Alcazaba pacense, con saludos, interpretación de himnos nacionales, una charla sentados los cuatro en el interior del museo arqueológico de Badajoz, y un paseo por las murallas con vistas al centro histórico, el Guadiana, el Puente Real y al fondo al otro lado de la llanura la silueta de Elvas.

En ese paseo breve por las almenas ha habido el primer hecho de protesta ya que desde abajo media docena de personas, con dos banderas de la Segunda República, daban vivas a las institución republicana, mientras que otras lanzaban vivas al Rey; en la plaza Alta otros asistentes esperaban, con sus banderas españolas.

Varias calles más abajo, interceptadas por la Policía, habían quedado unas 50 personas con banderas republicanas y antifascistas, en una protesta y reclamación que reunía a miembros de la asociación 25 de Marzo, Movimiento por la Defensa de la Educación Pública Extremeña (Depex), y Plataforma pro Refugiados, a los que luego se unieron de la plataforma por el tren digno Milana Bonita; en la concentración participaba la coordinadora regional de Podemos, Irene de Miguel.

En la Alcazaba habían recibido a los jefes de Estado y Gobierno el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara; alcalde de Badajoz, Francisco Fragoso; la delegada del Gobierno, Yolanda García Seco, y la presidenta de la Asamblea de Extremadura, Blanca Martín.

Caia y Elvas

La comitiva de mandatarios de ambos países puso luego rumbo a la frontera de Caya, donde se detuvieron brevemente, y posteriormente tomaron el camino de Elvas, donde una hora después del encuentro de la Alcazaba se iniciaba un segundo acto, en lo alto de la localidad junto al castillo; les esperaba entre otros el presidente de la cámara municipal, Nuno Mocinha.

A pie han recorrido los últimos metros de acceso al castillo, donde han escuchado los himnos nacionales de los dos países interpretados por una banda militar.

Cuando se dirigían al monumento se han acercado a saludar a un grupo de portugueses que han aprovechado para resaltar la fraternidad e identidad de España y Portugal.

Tras un paseo por la explanada, dieron otro por las callejuelas históricas y también tuvieron un encuentro y charla privada en un hotel recientemente abierto; al contrario que en Badajoz, hubo cercanía a los vecinos, con quienes charlaron tras acercarse Rebelo de Sousa y el rey.

En Elvas también hubo reclamaciones: en favor de la vuelta de las corridas de toros en Portugal (donde no se mata a las reses) tras la pandemia de coronavirus, y en contra de la central nuclear cacereña y española de Almaraz.

Al final de su recorrido han escuchado varios vivas al rey de otro grupo de vecinos que han expresado su satisfacción por volver a poder cruzar la frontera con España.

Que no vuelva a cerrarse

"Esperemos que jamás vuelva a tener que cerrarse como consecuencia de una pandemia", ha dicho Sánchez refiriéndose a la frontera junto a Costa en declaraciones ante los periodistas, al final del acto en Elvas y ya sin los jefes de Estado de ambos países, según recoge Carolina Jiménez de Europa Press. Sánchez ha expresado su "inmensa felicidad" por la reapertura y también por la "enorme gratitud" de España hacia Portugal por su "cariño y aliento" durante las semanas más duras de la pandemia en España.

A su lado, Costa ha explicado el simbolismo de la doble ceremonia para reabrir "la frontera más antigua de Europa" desde dos fortalezas que ambos países construyeron para defenderse y apartarse uno del otro. "Nada mejor que este marco para volver a ser vecinos muy cercanos en la Europa de hoy y lanzar el mensaje positivo de que no vemos la reapertura de fronteras como una amenaza sino como una oportunidad para el desarrollo común".

Pese a las mascarillas y la ausencia de contacto físico, los cuatro protagonistas se han dedicado palabras de cercanía y afecto. "Quiero abrazarte pero no puedo", le ha dicho Sánchez a Costa al recibirle en la alcazaba de Badajoz, mientras el Rey comunicaba a Sousa la alegría que le producía volver a verle.

Previamente Sánchez había recibido al Rey en el mismo lugar, y el jefe de Estado ha hecho ademán de estrecharle la mano al del Ejecutivo hasta que él mismo ha pensado en las medidas de seguridad y la ha retirado.

Etiquetas
Publicado el
1 de julio de 2020 - 20:46 h

Descubre nuestras apps

stats