Los extremeños toman las calles tras 49 días confinados respetando la distancia social

Un hombre y una mujer corren en el primer día en el que se permite salir a la calle en ciertas franjas horarias a hacer deporte, en Álava (Vitoria/País Vasco/España) a 2 de mayo de 2020. | Foto: Iñaki Berasaluce / Europa Press

EFE

0

Paseantes, corredores y ciclistas han salido este sábado a las calles y parques de Extremadura en esta primera jornada en la que está permitida la salida generalizada de casi toda la población tras 49 días de confinamiento por la pandemia del coronavirus.

El tiempo ha acompañado en esta primera escapada, con un día soleado y de temperaturas suaves en el que los deportistas han sido los más madrugadores, muchos de ellos en bicicleta, y en los que se ha visto gente con mascarilla, con guantes, con las dos cosas o sin nada, pero respetando el distan cimiento social.

En Badajoz, desde la barriada de Cerro Gordo, pasando por Ronda Norte, la circunvalación Reina Sofía y, sobre todo, el parque de la margen derecha del río Guadiana, la gente empezaba a sudar el estrés acumulado durante este tiempo y a recibir el sol en el cuerpo.

Jesús Pérez, militar, ha sido uno de los corredores que ha pisado las calles de la ciudad a las 08:00 horas y ha asegurado que en ese momento no había mucha aglomeración y el ejercicio era fluido, aunque se esperaba más. “Un par de parejas iban juntas andando, se pensarán que la policía no les coje”, ha agregado.

En Cáceres, la Ronda Norte ha acaparado esta primera jornada de desconfinamiento, pero ello no ha evitado que el casco histórico volviera tímidamente a la vida, con ciudadanos que han optado por regresar a la ciudad monumental tras casi dos meses sin pisarla. Incluso se ha podido ver algún ciclista descendiendo las escaleras de San Jorge.

“He subido al santuario de la Montaña, pero no me he podido contener; tenía que volver a pisar la plaza de San Jorge y Santa María”, ha confesado Álvaro Garrido, cacereño de 29 años. Al filo de las diez de la mañana, la Policía Local ha transitado por diversas zonas con sirenas encendidas para avisar al grupo de personas de entre 14 y 70 años de que su turno acababa y le tocaba al siguiente, los mayores de esta edad y personas dependientes.

En Mérida, a primera hora de la mañana había decenas de personas haciendo deporte, pero sin aglomeraciones y con mucho espacio de separación entre todas ellas. El entorno del Guadiana, tanto en el terreno abierto del centro fluvial como ambos márgenes, ha sido el lugar elegido por quienes viven cerca del río. Después de las diez de la mañana, fin de la franja matinal autorizada para practicar deportes o pasear, algún despistado continuaba su actividad física cerca de la plaza de España.

En Plasencia el fin del confinamiento para los amantes del deporte ha sido recibido con "gran alegría" y "mucha precaución", sobre todo a la hora de intentar evitar la aparición de lesiones debido "al ímpetu" de volver a la práctica deportiva al aire libre.

Noelia Pérez ha salido a correr temprano y ha explicado que si bien en casa también se puede hacer deporte, como muchos han puesto de manifiesto estos días atrás, "lo cierto que es que poder salir a la calle libera otro tipo de endorfinas que nos hacen más felices". "He visto bastante gente haciendo deporte desde temprano y he visto muchas caras de felicidad", ha afirmado Roberto Torres, que hoy ha vuelto a coger la bicicleta, así como Rafael Jiménez, de 68 años, que ha pedido precaución "para que no salgamos todos en mogollón, ya que todavía hay riesgo".

Con la llegada de las 10:00 horas, las bicicletas y los corredores han dado paso a los primeros paseos de los mayores placentinos, como Abilio Fernández, de 74 años, que llevaba metido en casa desde el 15 de marzo y hoy ha decidido dar su primer paseo. "Tengo las piernas un poco desentrenadas pero creo que me va a venir muy bien, sobre todo para el ánimo".

En Don Benito, muchas personas han salido a pasear y a hacer deporte, con una destaca presencia de ciclistas, respetando las normas y optando por el parque Tierno Galván, que ha reabierto sus puertas, y los caminos rurales. La misma foto se ha repetido en Almendralejo, donde Inocencio, de 61 años y operado del corazón, ha mostrado su satisfacción por poder cumplir una recomendación médica: caminar.

Etiquetas
Publicado el
2 de mayo de 2020 - 14:22 h

Descubre nuestras apps

stats