La portada de mañana
Acceder
El PP agota su campaña contra los indultos a los presos del procés
Las claves de las notas de Bruselas al plan español para los fondos europeos
Opinión - Techo, luz y votos, por Neus Tomàs

DIRECTO | Vergeles informa de las nuevas medidas y de la situación de la pandemia en Extremadura

El consejero de Sanidad, José María Vergeles, en rueda de prensa en Badajoz, foto de archivo

La comparecencia se produce una vez que ha concluido el Consejo Interterritorial de Salud, en el que participan el Ministerio y los consejeros del ramo. Entre otros asuntos, se ha abordado cómo gestionar la movilidad para el puente de San José –festivo en algunas comunidades autónomas, como Extremadura- y en Semana Santa.

Vergeles se ha mostrado partidario de que las decisiones se tomen por consenso.

Además, el Gobierno propone relajar el toque de queda en ambas fechas a las 23 horas y reducir las reuniones sociales a un máximo de 4 personas en espacios públicos cerrados y a 6 en espacios públicos abiertos, salvo que se trate de convivientes, según el documento al que ha tenido acceso Efe.  

Esa es la propuesta de Sanidad para el periodo comprendido entre el 17 y el 21 de marzo en aquellas comunidades en las que sea festivo el día de San José -Madrid, Comunidad Valenciana, País Vasco, Extremadura, Murcia, Navarra y Galicia-, y desde el 26 de marzo al 9 de abril en el resto.

Madrid es la duda

El acuerdo será de obligado cumplimiento, pero Madrid lleva días advirtiendo de su oposición a la restricción a la movilidad. Su presidenta, Isabel Díaz Ayuso, ha insistido en que "el cierre de regiones enteras ha de ser siempre la última opción a tomar después de haberlo intentado todo" y ha denunciado la "terrible persecución política" que, a su juicio, ha sufrido la región madrileña por su gestión de la pandemia.

"Antes de cerrar que nos demuestren por qué, qué medidas se han puesto en marcha y, una vez que sea inevitable, pues tomar esa medida como se hizo, por ejemplo, en la primera ola", ha dicho Díaz Ayuso.

El Gobierno no va a imponer ninguna decisión y "razonará y dialogará" con las comunidades autónomas sobre la desescalada de la tercera ola, según ha asegurado la ministra portavoz, María Jesús Montero, quien ha pedido a los ejecutivos autonómicos que van "con el paso cambiado" que reflexionen al respecto.

Que piensen sobre ello y que tengan en cuenta, según sus palabras, que "cuando el conjunto se orienta en una dirección y hay alguna que no esta incorporada a ese consenso parece razonable pensar que quien tiene que pensar sus actuaciones es quien va con el paso cambiado".

Y es que las medidas sobre las que tienen que decidir Sanidad y comunidades en el Interterritoral parece que cuentan con el visto bueno de la mayoría de ellas, tal y como se constató en la Comisión de Salud Pública del pasado jueves. La Comisión, en la que están presentes representantes del Ministerio y las comunidades, propuso, entre otras restricciones, ese cierre perimetral de las autonomías.

Sobre estas y otras restricciones se hablará cuando la curva de contagios en España se acerca a la meseta con niveles del pasado mes de agosto, pero aún lejos del objetivo de la "nueva normalidad" para Sanidad.

Con un repunte inquietante en muchos países europeos, España sumó el martes 4.013 nuevos positivos y 291 muertes, con un lento descenso de la incidencia acumulada por cada 100.000 habitantes en 14 días, que bajó 3,2 puntos hasta los 139 casos.

La presión en las ucis volvió a descender, pero muy lentamente, y se situó en el 23,2 %, y la ocupación hospitalaria sigue la misma tendencia para situarse en el 7,5 %. 

Etiquetas
Publicado el
10 de marzo de 2021 - 11:58 h

Descubre nuestras apps

stats