Absueltos dos agentes de la Policía Local de A Pobra do Caramiñal acusados de golpear a un músico callejero

Imagen de una calle de A Pobra do Caramiñal, con el Ayuntamiento a la derecha.

La sección sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña, con sede en Santiago, ha absuelto a dos agentes de la Policía Local de A Pobra do Caramiñal acusados de delitos de detención ilegal, falsedad en documento oficial y lesiones por unos hechos sucedidos en marzo de 2014 durante la detención de un músico que tocaba en la calle y de su hermana, quienes fueron absueltos de delitos de atentado y, en el caso del denunciante, también de lesiones.

La Fiscalía pide 17 años de prisión para dos policías gallegos a los que acusa de agredir a un músico callejero

La Fiscalía pide 17 años de prisión para dos policías gallegos a los que acusa de agredir a un músico callejero

Según informa el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), los magistrados entienden que “no existe base para estimar cometidas las infracciones de detención ilegal o de falsedad en documento oficial (o de denuncia falsa, en la calificación subsidiaria introducida por la acusación pública) imputadas a los agentes”, pues indica que, para ello, “sería preciso haber demostrado la radical falsedad de lo plasmado en la diligencia de exposición de hechos”.

Del juicio resulta, según los magistrados, “que no se pueden reputar demostrados” los hechos delictivos que, según tal documento, habrían llevado a cabo el músico detenido o su hermana, si bien subrayan que “tampoco consta demostrado qué otros hechos fueron los realmente acaecidos”.

El mismo criterio es aplicable, según la Audiencia, a la imputación de detención ilegal, “ya sea la directamente practicada por los agentes o la que habría sido fruto de la inducción generada por tal diligencia”.

En la sentencia, la Sala recalca que no se probó que uno de los agentes hubiese cruzado su defensa reglamentaria sobre la zona del cuello del denunciante y apretase para dejarlo sin respiración. El tribunal asegura en la resolución que durante unos minutos “se produjo un altercado violento entre los dos agentes y el músico, cuyas circunstancias no han quedado precisadas”.

Falta de pruebas

Así, incide en que no está suficientemente probado “si era el denunciante quien acometía a los agentes, quienes se defendían haciendo uso de las defensas, o si eran aquellos quienes golpeaban al músico, quien se limitaba a protegerse o eludir los golpes”. Los magistrados señalan que durante el altercado “consta que ambos agentes hicieron uso de sus respectivas defensas contra el denunciante, quien recibió al menos tres golpes con tal instrumento en la cabeza”.

Además, afirman en el fallo, contra el que cabe presentar recurso de apelación, que también se ha probado que la hermana del músico “intervino para ayudar a su hermano y, para ello, forcejeó con uno de los agentes, en un incidente que no ha quedado precisado”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats