La portada de mañana
Acceder
El rey emérito se blinda de pagar impuestos con su residencia fiscal en Abu Dabi
Investigación - Tres años sin noticias de la mitad oculta del archivo de Villarejo
Opinión - 'El machismo y sus burlas, herencia española', por Rosa María Artal

La Fiscalía pide 17 años de prisión para dos policías gallegos a los que acusa de agredir a un músico callejero

Imagen de una calle de A Pobra do Caramiñal, con el Ayuntamiento a la derecha.

La Fiscalía pide 17 años de prisión para dos policías locales de A Pobra do Caramiñal (A Coruña) a los que acusa de agredir y retener ilegalmente a un músico callejero y a su hermana. El escrito de acusación narra, según Europa Press, que los hechos sucedieron en marzo de 2014 y que los agentes pronunciaron frases racistas como “este debe de ser el último que saltó la valla” o “a este había que pegarle un tiro y listo” mientras golpeaban al hombre. El juicio se va a celebrar los próximos jueves y viernes en la sede compostelana de la Audiencia Provincial de A Coruña.

Así afectan en la vida diaria los controles policiales por perfil racial: "Piensas que lo mejor es quedarte en casa"

Así afectan en la vida diaria los controles policiales por perfil racial: "Piensas que lo mejor es quedarte en casa"

El relato asegura que el agredido y unos amigos se encontraban tocando música en la calle y los dos agentes, que estaban de patrulla, se dirigieron a él para pedirle que dejara de tocar e intentaron quitarle los instrumentos, algo a lo que él se negó alegando que no tenían derecho. El ministerio público cree que los dos acusados decidieron de común acuerdo inmovilizar al hombre agarrándolo por el cuello, con lo que este tenía dificultades para respirar. Según el escrito, “abusaron claramente de su cargo y posición”.

El texto añade que, cuando la víctima consiguió zafarse, los agentes comenzaron a golpearle de forma repetida en cara, cabeza, espalda, brazos y piernas. En ese momento intervino la hermana de la víctima, que había estado presente desde el principio, y pidió a los policías que pararan de pegarle. Sin embargo, asegura el fiscal, los agentes “la aporrearon y le tiraron de los pelos”.

Tanto el músico callejero como su hermana presentaron lesiones y él necesitó puntos de sutura. Ambos fueron detenidos, acusados de un delito de atentado y de un delito de desobediencia y resistencia.

La Fiscalía acusa a los agentes de haber elaborado un atestado falso, en el que narraban unos hechos “totalmente” alejados de la realidad para “eludir todo tipo de responsabilidad”. El músico y su hermana fueron puestos en libertad tras prestar declaración judicial.

Por estos hechos acusa a los dos policías de un delito de lesiones, un delito de falsedad en documento oficial y dos delitos de detención ilegal, por los que pide, de forma conjunta, 17 años de prisión para cada uno de los acusados. También les insta a pagar al hombre una indemnización de 4.000 euros y a la mujer de 2.000 euros.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats