Feijóo pide permiso a los jueces para impedir las reuniones de no convivientes de madrugada

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.

La Xunta de Galicia solicitará permiso a los jueces para volver a limitar el derecho de reunión. Lo anunció este miércoles su presidente, Alberto Núñez Feijóo, al día siguiente de reunirse con el comité clínico que lo asesora frente a la epidemia de coronavirus. Si el Tribunal Superior de Xustiza lo autoriza, en la comunidad no podrán juntarse más de seis personas en interiores y de diez en exteriores. Tampoco podrá haber encuentros de no convivientes entre la una de la madruagada y las seis de la mañana en los municipios de más alta incidencia del virus. En los demás, quedarán prohibidas de tres a seis de la mañana. “La situación ha empeorado de forma notable e intensa”, afirmó.

Estas medidas solo entrarán en vigor si obtienen el plácet de la judicatura. Feijóo aprovechó para insistir en su idea de que no existe “una ley para gestionar la pandemia” pero obvió la polémica sentencia del Tribunal Constitucional que la semana pasada declaró ilegal el confinamiento de la población durante la primera ola de la pandemia. Ni siquiera lo mencionó, algo llamativo en una figura tan proclive a dar su opinión sobre los reveses de las administraciones que no dirige su partido. Tal vez porque la decisión del Constitucional, adoptada por exigua mayoría y defendida por su sector más conservador, contradice en última instancia su idea de limitar derechos fundamentales con leyes de rango autonómico.

Más allá de las restricciones a las reuniones, pendientes de ratificación judicial, el presidente gallego también comunicó nuevas indicaciones dirigidas a la hostelería. Con los datos que ofreció, a partir de las doce de la noche de este sábado, 24 de julio, uno de cada tres gallegos deberá presentar bien su certificado de vacunación, bien una prueba negativa realizada durante las últimas 72 horas, bien una acreditación conforme ha superado el COVID, para acceder al interior de los bares. Será obligatorio en los ayuntamientos que se encuentren el nivel máximo o alto de restricciones, 36 esta semana. Y en todos si lo que se pretende es hacer uso de los locales del llamado ocio nocturno.

Los concellos en nivel máximo son Cambados, Sanxenxo, Boiro, Meaño, A Pobra do Caramiñal y O Grove -todos de notable afluencia turística-, además de O Barco. En nivel alto están Ourense, Avión, Barbadás, O Carballiño, Porto do Son, Carballo, Fisterra, Oleiros, Vimianzo, Arzúa, Ribeira, Melide, Burela, Viveiro, Cervo, Foz, Ribadeo, Vigo, A Illa, Vilagarcía, Vilanova, Marín, Poio, Pontevedra, Baiona, Gondomar, Nigrán, O Rosal y Tomiño.

Feijóo se cuidó mucho de ofrecer disculpas por adelantado al "sector más castigado, junto al de los hoteles" por la crisis económica derivada de la epidemia. Insistió en que, con el protocolo de niveles más reciente de la Consellería de Sanidade, ni siquiera en aquellos municipios con mayor incidencia del virus será necesario cerrar los establecimientos hosteleros. En estos últimos, el aforo de los bares será del 30% en interiores y 50% en terrazas -nivel máximo- y 50% y 50% -nivel alto- y para entrar en el local habrá que acreditar la inmunidad o el no contagio. En los de nivel medio la ocupación permitida será del 50% dentro y 50% fuera, y en los de nivel medio bajo, del 50% y el 100%. "Quiero pedir disculpas en primer lugar a los hosteleros", dijo, "y en segundo lugar a todos los gallegos" por la situación. Que relacionó directamente con un "problema de abastecimiento" de vacunas que, a su juicio, sufre Galicia. "Pido disculpas a las personas que no podemos vacunar", solemnizó.

Ritmo de vacunación

Pese a que el Estado español se encuentra a la cabeza de los países europeos en dispensación de vacunas, Feijóo cargó contra el Gobierno central por eso mismo. "Tenemos pocas vacunas", afirmó, "en España la gente quiere vacunarse pero no hay vacunas". Entonces se lanzó a una serie de hipótesis sobre la potencialidad del Servicio Galego de Saúde (Sergas): "Si tuviésemos dosis, el 100% de la población mayor de 12 años tendría la pauta completa en agosto". Con su discurso sobre la inmunización, el presidente gallego quería curarse en salud antes de exponer las nuevas restricciones. "Si tuviésemos vacunas no tendríamos que adoptar estas medidas". En Galicia ha completado la pauta de la inmunización el 65.6% de la población.

Hay 12.889 casos activos de coronavirus en Galicia, con 21 personas en cuidados intensivos -ocho menores de 40 años, destacó Feijóo- y 153 hospitalizadas en planta. Durante las últimas jornadas, la detección de más de mil casos diarios ha sido habitual. La incidencia a siete días es de 300,7 por 100.000 habitantes. A 14 días, 466,5. La mortalidad del virus, sin embargo, se ha reducido. En total han fallecido desde la llegada del coronavirus a la comunidad 2.443 contagiados.

Etiquetas

Descubre nuestras apps