Galicia reabre las residencias a pesar de los contagios tras constatar los efectos negativos del aislamiento en los ancianos

Una trabajadora de la residencia DomusVi en Outeiro de Rei (Lugo) sale este martes al centro, día en el que se han registrado 94 positivos más entre sus usuarios y cinco entre trabajadores, hasta llegar a los 139 mayores contagiados y 14 empleados, informa el Servicio Gallego de Salud. EFE/Eliseo Trigo

El Gobierno de Feijóo ha decidido levantar el veto a las visitas en las residencias de ancianos y abrir las puertas con carácter general para que los familiares puedan ver a sus mayores, así como reabrir los centros de día en toda la comunidad. La decisión del Gobierno gallego se produce tras constatar los efectos negativos que el aislamiento ha causado en los más mayores y con el conocimiento del riesgo que supone la medida. A partir de la próxima semana, cada usuario de residencia podrá disfrutar de una visita de una hora al día, que deberá ser concertada con cita previa y se realizará, en caso de ser posible, en espacios al aire libre. Paralelamente a la decisión, la Xunta va a iniciar una auditoria de todas las residencias de personas mayores y con discapacidad y realizará un pruebas a todo el personal que trabaja en ellas cada quince días. También se realizarán pruebas aleatorias entre los residentes que no presenten síntomas.

La Xunta interviene una residencia de DomusVi tras detectar un centenar de nuevos casos de coronavirus

La Xunta interviene una residencia de DomusVi tras detectar un centenar de nuevos casos de coronavirus

La decisión, anunciada por Alberto Núñez Feijóo, se adopta en una semana en la que se ha conocido que en una sola de estas residencias se confirmó el contagio de un centenar de usuarios en un solo día. Se trata del centro de DomusVi ubicado en la localidad de Oureiro de Rei (Lugo) y que en la actualidad está intervenido por la administración autonómica a causa de la evolución de la pandemia entre sus muros. Es también grave la situación de la residencia de mayores de O Incio, también intervenida por la Xunta, con un centenar de positivos y más de una decena de fallecimientos en las últimas semanas.

Feijóo reconoce un problema con la situación que se vive en las residencias, "nos está dando muy duro el problema que tenemos en las residencias", pero ha decidido poner por encima las necesidades de una población que vive en este tipo de centros y que, en ocasiones, llevan meses sin poder ver a sus familias con normalidad. Con el mismo espíritu la Xunta ha tomado otra decisión que afecta a los más mayores: la apertura de los centros de día con carácter general, incluso en aquellos ayuntamientos en los que haya restricciones en reuniones y hostelería.

Con este anuncio, el Gobierno de Alberto Núñez Feijóo constata un cambio total en sus medidas ante la expasión del virus, ya que el cierre de los centros de día era una de las primeras decisiones que la Xunta tomaba ante el aumento de casos en una área sanitaria. El presidente gallego, que decidió mantener cerrados estos espacios durante todo el verano, defendió en más de una ocasión que no abrían sus puertas "para cuidar de los mayores". Ahora, Feijóo considera que "los centros de día tienen que convivir con la apertura de los colegios". "Vamos a buscar una fórmula para compatibilizar los centros de días con las restricciones", aseguró.

Además, los departamentos de Política Social y Sanidade pondrán en marcha un plan conjunto de inspección de las residencias de mayores y discapacidad de Galicia, empezando por los que tiene más de un centenar de residentes.

Etiquetas
Publicado el
10 de septiembre de 2020 - 14:21 h

Descubre nuestras apps

stats