eldiario.es

9

GALICIA

Feijóo vuelve a debilitar la Xunta para intentar que el PP recupere ciudades que controla la izquierda

Salen del Gobierno gallego la conselleira de Medio Ambiente y el de Política Social para aspirar a las alcaldías de A Coruña y Ferrol y entran dos cargos de segunda línea del PP y una profesora sin experiencia previa

Feijóo separa el departamento de Cultura y Turismo del de Educación con la vista puesta en el Xacobeo 2021 y evita despejar incógnitas sobre su sucesión manteniendo como único vicepresidente a Alfonso Rueda

Feijóo y los miembros de su Gobierno con su nueva estructura

Feijóo y los miembros de su Gobierno con su nueva estructura Praza Pública

Los intereses de partido vuelven a estar nuevamente tras la crisis de Gobierno que acaba de anunciar el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. Como en ocasiones anteriores, en que los principales cambios en su Ejecutivo no se produjeron como consecuencia de resultados de las elecciones autonómicas sino por motivos preelectorales o derivados de los resultados de otros comicios estatales o municipales, las elecciones municipales del próximo mayo acaban de motivar la salida de la Xunta de la conselleira de Medio Ambiente, Beatriz Mato, y del titular de Política Social, José Manuel Rey Varela, que llevan meses postulándose a las alcaldías de A Coruña y Ferrol. Como ya había hecho antes en las municipales de 2015, Feijóo vuelve a prescindir de conselleiros para intentar recuperar ciudades que controla la izquierda al tiempo que da entrada en su Gobierno a cargos inferiores de menor peso político y separa los departamentos de Cultura y Educación.

La actual crisis de Gobierno se produce a mitad del tercer mandato de Feijóo, pero ninguna nueva pista parece dar sobre su sucesión más allá de que el único vicepresidente sigue siendo Alfonso Rueda, que lo acompaña como número dos de facto de sus ejecutivos desde 2009 pero que desde hace dos años ya no es al tiempo número dos también del PP gallego. El actual cambio, de hecho, es el primero que se produce desde hace tres años, ya que Feijóo mantuvo en el comienzo de este su tercer mandato a exactamente los mismos conselleiros con los que finalizó el segundo.

La salida de Mato de Medio Ambiente y Territorio supone su relevo en ese departamento por la hasta ahora conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez. Al tiempo, las consellerías de Medio Ambiente e Infraestructuras se intercambian entre ellas las competencias en materia de Vivienda y Aguas. Por su parte, la salida de Rey Varela de Política Social es cubierta con el ascenso a conselleira de la hasta ahora directora general de Mayores y Personas con Discapacidad, Fabiola García Martínez.

El traslado de la conselleira Ángeles Vázquez a Medio Ambiente implica el nombramiento para Medio Rural de José González Vázquez, hasta ahora diputado en el Parlamento de Galicia a cuyo cargo han estado los principales debates y propuestas en materia de política forestal y la representación del PP en la comisión de estudio sobre los incendios de 2017.

Junto con esos nombramientos motivados por la salida de Mato y Rey Varela para la carrera de las municipales, Feijóo aprovecha para separar los departamentos de Cultura y Educación, hasta ahora bajo el mando conjunto de Román Rodríguez. Él seguirá ahora al frente de la Consellería de Cultura y Turismo, competencia esta última que antes asumía la propia Presidencia de la Xunta y que ahora cambia de departamento con la vista puesta en el Xacobeo de 2021. Mientras, la nueva Consellería de Educación, Universidad y Formación Profesional será asumida por Carmen Pomar Tojo, profesora de la Universidad de Santiago doctora en psicología sin experiencia política previa.

Cambios motivados por intereses partidarios

La salida de la Xunta de Mato (presente en distintas consellerías desde el primer Gobierno de Feijóo de 2009) y Rey Varela para intentar hacerse con las alcaldías de A Coruña y Ferrol -de las siete ciudades gallegas, actualmente el PP sólo controla en minoría la de Ourense- vuelve a dejar en evidencia que la mayoría de los cambios de gobierno impulsados por Feijóo desde su primera victoria de 2009 vienen motivados no por buscar el mejor ejecutivo autonómico posible sino por otros condicionantes partidarios externos. Su primera gran crisis de gobierno, a comienzos de 2012, vino motivada por la marcha a distintos puestos del nuevo Ejecutivo central de Mariano Rajoy de sus entonces conselleiros de Hacienda (Marta Fernández Currás), Sanidad (Pilar Farjas) y Medio Rural (Samuel Juárez).

A finales de 2014 Feijóo prescindió de uno de sus hombres de confianza, el entonces conselleiro de Medio Ambiente e Infraestructuras, Agustín Hernández, para enviarlo a intentar solucionar la crisis política del gobierno local del PP en Santiago, donde no fue capaz de mantener la alcaldía en las municipales celebradas pocos meses después. Para aquellos comicios Feijóo también sacrificó, a principios de 2015, a sus entonces conselleiros de Hacienda (Elena Muñoz) y Educación y Cultura (Jesús Vázquez), de los que sólo el segundo logró el objetivo de hacerse en minoría con la alcaldía de Ourense, mientras que la primera, candidata en Vigo, empeoró aún más los resultados del PP en la ciudad.

El cambio de gobierno más importante de los realizados por Feijóo en los más de nueve años que lleva en la Xunta fue el que acometió en octubre de 2015, cuando no sólo cambió nombres sino también la estructura de diversas consellerías. Aquella crisis de gobierno fue aprovechada para buscar acomodo en la Xunta a miembros del PP que habían perdido sus puestos tras las municipales de unos meses antes en unos cambios que fueron interpretados como un intento de dotar a su ejecutivo de un mayor peso político para encarar las elecciones autonómicas que se celebrarían menos de un año después. Por el contrario, tras su tercera victoria electoral en septiembre de 2016, hace ahora dos años, no cambió a uno solo de sus conselleiros con respecto a los que tenía al final de su segundo mandato.

Tras todos estos cambios, de su denominado “gobierno diez” de 2009 Feijóo ya sólo cuenta con el vicepresidente Rueda y con la conselleira de Mar, Rosa Quintana. Además, en estos más de nueve años en el poder vienen siendo constantes los cambios en los siguientes niveles de la administraciones, los de las secretarías y direcciones generales así como responsables de los entes paralelos.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha