eldiario.es

9

GALICIA

Sólo 18 de los 62 altos cargos del “Gobierno estable” de Feijóo siguen en su puesto desde 2009

“Estabilidad” es una de las palabras más empleadas por el presidente de la Xunta para elogiar a su Ejecutivo frente a otros partidos, pero poco se parece al equipo que eligió hace siete años e incluso al que formó en 2012

Composición actual del Gobierno de Feijóo, en el que sólo tres conselleiros se mantienen desde 2009

Composición actual del Gobierno de Feijóo, en el que sólo tres conselleiros se mantienen desde 2009 Xunta de Galicia

“Estabilidad” es una de las palabras más empleadas por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, para elogiar a su Gobierno frente las alternativas que ofrecen otros partidos de cara a las elecciones autonómicas del 25 de septiembre. Sin embargo, solo 18 de los 62 altos cargos de su Ejecutivo (tres conselleiros y 15 secretarios o directores generales) siguen en sus puestos desde que llegó a la presidencia de la Xunta en 2009.

Los cambios, además, se han producido tanto en el primero como en el segundo mandato, de manera que 21 de los 52 secretarios o directores generales actuales llegaron a sus puestos bastantes meses o años después de que comenzara a ejercer el Gobierno nombrado a finales de 2012.

En los algo más de siete años que han pasado desde que Feijóo formó su primer Ejecutivo, a lo largo de la primavera de 2009, la propia estructura de la Xunta ha cambiado notablemente. Diversas secretarías o direcciones generales se han convertido en agencias públicas, como sucedió con los departamentos de Turismo o Infraestructuras.

La propia Xunta ya no incluye, a pesar de que por ley debería, a los máximos responsables de esos entes paralelos en el listado de altos cargos de su web de transparencia. Allí sólo aparecen conselleiros, secretarios generales y directores generales, un total de 62 de los que sólo 18 siguen desempeñando los mismos o similares puestos y competencias que hace siete años.

El primer Gobierno de Feijóo contaba con diez conselleiros, luego lo redujo a ocho y ahora vuelve a tener diez. De ellos, sólo tres estaban en aquel primer Ejecutivo de 2009: Alfonso Rueda, Rosa Quintana y Beatriz Mato, los tres después de ver cómo cambiaban en menor o mayor grado sus competencias, hasta el punto de que Mato está ahora al frente de Medio Ambiente, área completamente distinta a la de Trabajo y Bienestar en la que comenzó hace siete años.

Del mismo modo, el propio Feijóo admitió el error que cometió cuando fusionó en 2012 en una sola consellería las competencias de Mar y Medio Rural, decisión que no rectificó hasta octubre de 2015.

En cuanto al siguiente nivel, el de secretarios y directores generales, solo 15 de los 52 que refleja la Xunta en su web de transparencia siguen desempeñando puestos o competencias similares a las que tenían en 2009. Y de los 37 que entraron en sus puestos más tarde, 21 lo hicieron meses o años después de que se iniciase el actual mandato a finales de 2012.

Los 15 estables desde 2009 son el director del gabinete de Feijóo, Álvaro Pérez; el secretario para el Deporte, José Ramón Lete; la secretaria de Vicepresidencia, Beatriz Cuiña; el director de Justicia, Juan José Martín; el director de Relaciones Exteriores, Jesús Gamallo; el director de Función Pública, José María Barreiro; la secretaria de Ordenación del Territorio, Encarnación Rivas; el director de Energía y Minas, Bernardo Tahoces; el secretario de Universidades, José Alberto Díez; el director de Centros y Recursos Humanos de Educación, José Manuel Pinal; la directora de Discapacidad, Coro Piñeiro; el director de Ordenación Forestal, Tomás Fernández-Couto; el director de Innovación Tecnológica de Mar, Juan Carlos Maneiro, y la directora de Desarrollo Pesquero, Susana Rodríguez.

En algunos de estos casos, las personas en cuestión ocupan cargos similares desde 2009, pero sus competencias no han permanecido estables. Es el caso, por ejemplo, de Tomás Fernández-Couto, Coro Piñeiro o Juan Carlos Maneiro, que por el camino llegaron a ser secretarios generales de esas y otras áreas similares y volvieron a bajar en el escalafón. Por otra parte, en dos de las consellerías, Sanidad e Infraestructuras, no queda en su puesto ningún alto cargo de los nombrados en 2009.

Muchos de los altos cargos que dejaron sus puestos en la Xunta desde 2009 lo hicieron para ir a parar a otros puestos de libre designación de la Administración, sea local, autonómica o estatal, o para ser candidatos del PP en diversos comicios, con suerte dispar. Otros lo hicieron justo antes de resultar imputados por la justicia, como quien fue director de Administración Local, Norberto Uzal, o dimitieron en el marco de polémicas sobre su gestión, como la ex-directora de Infraestructuras Isabel Vila.

Por el contrario, Feijóo hizo sitio en su gobierno a políticos del PP que perdieron sus cargos en otras administraciones, como el exalcalde de Ferrol ahora conselleiro de Política Social, José Manuel Rey Varela, o el expresidente de la Diputación de A Coruña y ahora de nuevo delegado territorial en esa provincia, Diego Calvo.

De cara a las elecciones autonómicas del 25 de septiembre, el propio Feijóo ya ha avanzado que unos cuantos altos cargos actuales de la Xunta tendrán hueco en las listas electorales, ya sea por su tirón entre el electorado o para garantizarles un escaño en caso de perder las elecciones. Los conselleiros pueden seguir en el cargo mientras son candidatos, pero no así los secretarios y directores generales, que deberán dejarlos en los próximos días si quieren ir en las listas. Aunque muchos volverían a ellos si el PP vuelve a gobernar, como pasó cuando en 2009 y 2012 Feijóo hizo correr la lista y parte de sus diputados electos renunciaron al escaño para dedicarse en exclusiva a la Xunta.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha