La portada de mañana
Acceder
España hizo durante la Navidad un 29% menos de pruebas de COVID-19
Sánchez y Casado lanzan en Catalunya la campaña más incierta
Opinión - Lo de las vacunas no lo vamos a consentir, por Elisa Beni

La Xunta de Galicia obliga a asistir clase a profesores y alumnos que conviven con casos sospechosos de coronavirus

Aula vacía.

Un cambio en el protocolo de la Consellería de Educación para “la adaptación al contexto de la COVID” obligará a aquellos alumnos, profesores u otro personal de los colegios a asistir a los colegios aunque convivan con personas sospechosas de estar infectadas. “Los convivientes de una persona con síntomas compatibles con la COVID (alumno/a o profesional) que se encuentre a la espera del resultado [...] no será necesario que guarde cuarentena en el domicilio, pudiendo acudir tanto a la escuela como a su puesto de trabajo”, dice el documento.

El retraso de cuatro días en un PCR de la Xunta desencadena un brote que afecta a 137 personas en una residencia de Ourense

El retraso de cuatro días en un PCR de la Xunta desencadena un brote que afecta a 137 personas en una residencia de Ourense

El protocolo, que también firma la Consellería de Sanidade y se encuentra colgado en la página web de Educación, fue modificado este miércoles, cuatro de noviembre. Aunque insta a un genérico “evitar las interacciones sociales que no sean prescindibles hasta que se confirme el resultado” de aquellos que vivan con personas que puedan tener coronavirus. Si el caso se transforma en positivo, ya no “podrán acudir al centro en virtud de ser considerados estrechos”.

Pero esa consideración de “contacto estrecho” no deja de ser problemática. El pasado 28 de octubre, la Consellería de Sanidade retiraba el concepto de otro protocolo, en este caso el de “manejo de pacientes con sospecha de infección por el virus SARS-CoV-2 en los servicios de urgencias hospitalarios del Servizo Galego de Saúde”. Ese reglamento actualiza las definiciones de casos sospechosos, casos probables, casos confirmados con infección activa y caso descartado de infección por el SARS-CoV-2, pero elimina el de contacto estrecho, sin ahondar en explicaciones.

Fue justamente una situación análoga a la que permite la nueva versión del protocolo para la enseñanza la que provocó un enorme brote infeccioso en la residencia de mayores Os Gozos, de Pereiro de Aguiar (Ourense). Un trabajador del centro que había dado positivo en un cribado PCR de la Xunta siguió yendo a trabajar porque el resultado de la misma tardó cinco días en llegar.

Etiquetas
Publicado el
5 de noviembre de 2020 - 17:23 h

Descubre nuestras apps

stats