La CDU apuesta por el continuismo para suceder a Merkel con la elección de Laschet frente al derechista Merz

El primer ministro de Renania del Norte-Westfalia, Armin Laschet, y nuevo líder de la CDU, durante el congreso virtual del partido.

La Unión Cristianodemócrata (CDU) ha abierto una nueva era en Alemania y Europa con la elección del sucesor de Angela Merkel. Por el puesto competían tres aspirantes, todos ellos hombres de mediana edad: Armin Laschet, de 59 años, presidente del land de Renania del Norte-Westfalia, centrista y próximo a Merkel; Friedrich Merz, de 65, exjefe del grupo parlamentario conservador en el Bundestag y referente del ala derechista; y Norbert Röttgen, de 55, jefe de la comisión de Asuntos Exteriores del Bundestag y ex ministro de Medio Ambiente.

Merkel reclama unidad a su CDU ante la elección del nuevo líder en tiempos de covid

Merkel reclama unidad ante la elección del nuevo líder de la CDU

En la primera votación, quedó descartado Röttgen: sacó 224 votos, tras los 380 de Laschet y 385 de Merz. Por lo que pasaron a la segunda estos dos últimos. Al final, se impuso Laschet sobre Merz por 521 votos (52,8%) frente a 466 (47,2%).

Durante los discursos de este sábado, Laschet se ha presentado como el candidato de la continuidad en quien se puede confiar para mantener intacta la herencia de Merkel: “Solo ganaremos si nos mantenemos fuertes en el centro de la sociedad". Al finalizar su discurso, Laschet se movió hacia un lado del podio y mostró a la cámara el pequeño disco de metal que llevaba su padre como minero, con un número de identificación. Y dijo que su padre se lo había dado antes de partir hacia el congreso para que les dijera a los delegados que podían confiar en él: "Puede que no sea un gran showman, pero soy Armin Laschet, y puedes confiar en eso".

Friedrich Merz, por su parte, dijo sobre el cambio climático: "El mundo no se acabará mañana. Podemos resolver este problema. La forma en que hemos estado abordando esto hasta ahora no será suficiente", dijo, argumentando que la energía eólica y solar no serán suficientes para satisfacer la "inmensa demanda de energía" de Alemania si el país se convierte neutral en carbono. Merz respondió a las críticas de que tiene un problema con las mujeres: "Si ese fuera el caso, mis hijas me habrían mostrado una tarjeta amarilla hace mucho tiempo y mi esposa no se habría casado conmigo hace 40 años".

En el período previo a la conferencia del partido, Merz se había enfrentado a una fuerte oposición de las mujeres incluso dentro de su propio partido, con el hashtag “nosotras las mujeres contra Merz” como trending topic en Twitter a principios de esta semana (#WirFrauengegenMerz).

Merz, quien es popular entre los votantes de la ultraderecha AfD, enfatizó que no aceptaría "ninguna cooperación" con el partido, argumentando que solo impulsaría a los rivales políticos de la CDU. “Cada voto por la AfD equivale a medio voto por el rojo-rojo-verde”, dijo en referencia a una posible coalición de los socialdemócratas, la izquierda y los verdes.

El tercer candidato, Norbert Röttgen, destituido por Angela Merkel como ministro de Medio Ambiente hace años, afirmó: “Estamos orgullosos de que la CDU y la canciller Angela Merkel nos hayan conducido tan bien este tiempo”, y agregó que, no obstante, el partido iba a tener que cambiar. “La dirección de este cambio la da la sociedad”, dijo, insistiendo en que el partido debe volverse más femenino, más joven y más digital.

"No debemos permitir que nuestra sociedad se desmorone en los ganadores y los perdedores de los desarrollos modernos", dijo Röttgen, y agregó que eran "precisamente los débiles los que necesitan nuestro apoyo". La clave para apoyarlos era la educación, argumentó, y se comprometió a traer el tema "de nuevo al frente" de la política nacional.

Lo que han decidido ahora los militantes de la CDU ahora es su máximo dirigente, entre Laschet, Merz y Röttgen, pero no el futuro candidato a canciller de la coalición CDU/CSU en las próximas elecciones federales de septiembre. No obstante, ni Merz ni Laschet ni Röttgen están entre los políticos mejor valorados del país, si bien el elegido es el que puede tener más posibilidades que nadie de convertirse en el candidato a canciller.

Una encuesta publicada por Spiegel muestra que la mayoría de los alemanes no considera que Spahn sea el más adecuado como candidato a canciller, sino Markus Söder. Cuando se pregunta con qué candidato tendría mejores resultados electorales, el 38% nombra al primer ministro bávaro y al jefe de la CSU, mientras que Merz lo sigue a una distancia considerable y Spahn está detrás de Röttgen (pero antes que Laschet).

El resultado es aún más claro entre los partidarios de la CDU/CSU. En este grupo, casi el 54% de los encuestados dice que la CDU/CSU tendrían las mejores opciones con Söder. Alrededor del 21% confía en Merz. Norbert Röttgen y Jens Spahn, ministro de Sanidad de Merkel que ha expresado su apoyo a Laschet, están empatados, pero por detrás.

Söder sería el tercer líder de la CSU, después de Franz-Josef Strauß y Edmund Stoiber, en ser nominado candidato a canciller, y el primero con probabilidades reales de tener éxito. A sus 54 años es 14 años mayor que Spahn, pero lo suficientemente joven como para tener una larga carrera política por delante.

Una de las primeras decisiones que deberá tomar, precisamente, es qué hacer con el primer ministro húngaro, Viktor Orbán, y su partido, Fidesz, dentro de la familia popular europea, algo que deberá decidir el PPE en las próximas semanas. "Las últimas semanas, en particular el veto contra el mecanismo del estado de derecho en el presupuesto de la UE, fueron un revés para la cooperación", ha dicho Weber.

El propio presidente del PP europeo, Donald Tusk, ha recordado en su discurso ante el congreso de la CDU este sábado que ahora tocan "decisiones difíciles", en alusión al debate sobre expulsión de Fidesz.

En todo caso, la coalición CDU/CSU necesitará al menos un socio para gobernar después de las elecciones. El SPD se está debilitando en las encuestas, y no está claro que vaya a tener incentivos para seguir después de dos grandes coaliciones bajo Merkel: ha ido cayendo desde el 25,7% de 2013 hasta el 21,6% de 2017 y el 15% de las encuestas actuales, que sí colocan a los Verdes como segunda opción, con cerca del 20% de la intención de voto.

Merkel pide unidad en su despedida

La canciller alemana, Angela Merkel, pidió cohesión y unidad la CDU ante la elección del nuevo líder, ante la tensión entre la vía centrista que ella representa y el giro a la derecha. "Este es previsiblemente el último congreso de la CDU donde intervengo como canciller", dijo Merkel en su mensaje a los delegados.

Según Merkel, la CDU ha dirigido Alemania "con responsabilidad" durante la crisis del euro mientras afronta una pandemia "de dimensiones desconocidas" que reclama "sacrificios no imaginados" y ante la que la CDU responde "como partido del centro".

Etiquetas
Publicado el
16 de enero de 2021 - 11:29 h

Descubre nuestras apps

stats