No, la situación de la epidemia en Madrid no se asemeja a la de "cualquier ciudad europea" como repite Díaz Ayuso



La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, repite en cada una de sus entrevistas de los últimos días que la situación epidemiológica en la región y, en especial de la ciudad de Madrid, se asemeja a la de "cualquier capital europea". "Madrid tiene una densidad de población diferente y tiene dificultades añadidas por eso, pero también le está pasando esto mismo a cualquier capital europea", ha defendido Ayuso en una entrevista este lunes en Antena 3. 

Un argumento similar utilizó este sábado en la Sexta Noche –y en cada una de las entrevistas que Ayuso ha ofrecido en los últimos días– para intentar explicar por qué Madrid se ha vuelto a poner a la cabeza de contagios en España. Entonces, la presidenta madrileña defendió que "casi todas las capitales europeas y los motores económicos de los países de nuestro entorno están en circunstancias muy parecidas" a las de Madrid. La realidad, sin embargo, es muy distinta.

Basta con comparar una de las principales variables que muestran cuál es la situación de la epidemia: la incidencia acumulada, es decir, el número de casos diagnosticados por cada 100.000 habitantes, en la última semana. En la Comunidad de Madrid se han confirmado 246 contagios de COVID-19 en los últimos siete días por cada 100.000 habitantes, según los datos más recientes analizados por elDiario.es. Y en la ciudad de Madrid, se han diagnosticado 506 infecciones por 100.000 personas en las últimas dos semanas, de acuerdo con los datos disponibles de incidencia por municipio más actualizados.

El dato es mucho menor en otras grandes capitales europeas. Roma, por ejemplo, cuenta con una incidencia de 19 casos por cada 100.000 habitantes, según las estadísticas de Protección Civil analizadas por el New York Times. La cifra se refiere a la ciudad metropolitana de Roma, ente local que comprende a la ciudad italiana y otros 120 municipios y el área más poblada del país. En la ciudad metropolitana de Milán, en la región de la Lombardía –la más golpeada durante los primeros meses de la pandemia–, la incidencia es también baja si se compara con los números de Madrid: 23 infecciones por cada 100.000 habitantes en los últimos siete días.

En la ciudad-estado de Berlín se han confirmado 13 casos por cada 100.000 ciudadanos en la última semana, de acuerdo con el boletín más reciente del Instituto Robert Koch, encargado del seguimiento de la pandemia en Alemania. La de Berlín es, en estos momentos, la mayor incidencia del país, por encima de la media nacional. En el Gran Londres, subdivisión administrativa que cubre la ciudad de Londres y una treintena de municipios, esta proporción es de 19, como recoge el New York Times. En estos momentos, la zona con mayor incidencia de Inglaterra es Blackburn y Darwen, al noroeste, con 60 contagios por cada 100.000 habitantes, también muy inferior a la de Madrid.

Las afirmaciones de Isabel Díaz Ayuso tampoco se ajustan a los últimos datos semanales recopilados por el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) por regiones a nivel subnacional.

En su última actualización, del pasado 2 de septiembre, la Comunidad de Madrid lideraba la tasa de notificación de 14 días de nuevos casos por 100.000 habitantes, con 499 contagios, muy por delante de otras regiones europeas. Le seguía el condado de Ida-Viru o Ida-Virumaa, en Estonia, con una tasa de 436. A continuación en la lista figuraban otras regiones españolas: País Vasco (367), La Rioja (358), Aragón (331), Islas Baleares (307) y Navarra (288).

Los datos de la Agencia de la UE a nivel subnacional permiten extraer la incidencia de la COVID-19 en los últimos 14 días de la mayoría de áreas metropolitanas de las capitales europeas, aquellas que coinciden con la región que notifica los datos, como pasa con la Comunidad de Madrid.

Según el ECDC, las siguientes capitales europeas con una incidencia más elevada en los últimos 14 días del mes de agosto son París y Bruselas, aunque ambas están muy por debajo de Madrid.

En la región de Île de France, donde se sitúa la capital francesa, los casos se han cuadruplicado en un mes y la incidencia superó a finales de agosto los 160 casos detectados por cada 100.000 habitantes en 14 días. En la capital de Bélgica y su región los nuevos casos en el mismo período se sitúan en 140 por cada 100.000 ciudadanos. 

La tasa de la Comunidad de Madrid también es mayor que la de Noord Holland- Ámsterdam (60,7), la de Praga (97) y la de Dublín (44).

En Lisboa y Estocolmo, en cambio, la situación ha mejorado durante el verano. En el área metropolitana de la capital portuguesa la incidencia se ha reducido a la mitad y el 30 de agosto era de 50 nuevos casos por cada 100.000 habitantes en 14 días. En la provincia donde se sitúa la capital sueca, la incidencia las dos semanas anteriores al 23 de agosto fue de 35 contagios registrados por cada 100.000 habitantes, mientras que en junio había llegado a superar 180.

Al final de la cola está la región de Helsinki, en Finlandia, con una incidencia de 12 casos por cada 100.000 habitantes y la capital búlgara, Sofía, donde era de 18 infecciones.

Los casos siguen creciendo de forma constante en toda Europa, como ha alertado la oficina de la Organización Mundial de la Salud en el continente, que ha pedido a los Gobiernos que, de cara al otoño, se aseguren de permitir el regreso seguro al colegio y gestionar la temporada de gripe que se aproxima, así como "sostener nuestras economías y hacer frente al aumento de los riesgos" para la salud de las personas mayores en esta época del año.

Etiquetas
Publicado el
7 de septiembre de 2020 - 18:09 h

Descubre nuestras apps

stats