The Guardian en español

Una investigación acusa a dos ex primeros ministros griegos de recibir sobornos de la farmacéutica Novartis

Imagen de archivo de Novartis.

Helena Smith

Atenas —

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, ha pedido al Parlamento que investigue si dos de sus predecesores y ocho exministros aceptaron sobornos de la farmacéutica suiza Novartis, tras salir a la luz las acusaciones de sobornos a escala masiva que salpican a destacados políticos.

Los antiguos primeros ministros Antonis Samaras y Panagiotis Pikrammenos, el gobernador del Banco de Grecia y el actual comisario europeo de Migraciones han recibido supuestamente sobornos, según recoge un informe elaborado por fiscales anticorrupción con la ayuda de autoridades estadounidenses.

Novartis está acusada de haber sobornado a políticos para conseguir contratos con sobreprecio y de haber realizado pagos a miles de médicos como parte de un esfuerzo coordinado para fomentar las ventas entre 2006 y 2015.

Las acusaciones han sacudido a la sociedad griega desde que salieron a la luz la semana pasada. Un ministro del Gobierno actual afirma que los sobornos superan los 50 millones de euros y han provocado un coste de más de 4.000 millones de euros al sistema público de salud griego.

El viceministro de Justicia, Dimitris Papangelopoulos, ha afirmado que se trata del “mayor escándalo desde el establecimiento del Estado griego” hace casi 200 años.

Tsipras afirmó este lunes que no puede haber un encubrimiento del caso. “Utilizaremos todos los poderes del Derecho nacional e internacional para recuperar el dinero robado al pueblo griego hasta llegar al último euro”, señaló el líder izquierdista a los diputados de su partido. “Haremos todo lo que podamos para revelar la verdad”, añadió.

Los diputados griegos votarán a finales de este mes para el establecimiento de un comité de investigación. Solo la Cámara tiene el poder de permitir la investigación de políticos por supuestas infracciones cometidas durante su mandato.

Los acusados han negado rotundamente los cargos. El informe de anticorrupción ha sido criticado por confiar en tres testigos anónimos que actualmente están bajo protección del Gobierno, y expertos legales creen que las acusaciones no se sostendrán en los tribunales.

El comisario europeo Dimitris Avramopoulos ha pedido que se revele la identidad de los testigos y ha expresado su “repulsión” por lo que dice que son invenciones creadas por “mentes enfermas”. El comisario está acusado de comprar a Novartis 16 millones de vacunas contra la gripe siendo ministro de Sanidad de Grecia entre 2006 y 2009.

Repitiendo las afirmaciones de la oposición, que sostienen que las acusaciones tienen motivaciones políticas, Samaras, que ha sido acusado de aceptar maletas llenas de dinero siendo primer ministro, dice que se trata de la “teoría de la conspiración más ridícula y despiadada de la historia”. El exprimer ministro ha prometido tomar acciones legales contra Tsipras.

Pikrammenos, quien presidió el Consejo de Estado griego y lideró un gobierno provisional entre mayo y junio de 2012, asegura que nunca ha conocido a nadie en Novartis. Evangelos Venizelos, antiguo viceprimer ministro y ministro de Economía, que también ha sido identificado en el informe, califica las acusaciones como una “distracción política barata”.

El gobierno de coalición bipartito de Tsipras ha estado cayendo en los sondeos de opinión y pagando el precio de aplicar duras medidas de austeridad a cambio de recibir fondos de rescate de la Unión Europea.

En una declaración el lunes, Novartis aseguró que está cooperando por completo con las autoridades griegas y estadounidenses. “También hemos estado llevando a cabo nuestras propias investigaciones internas”, afirma la compañía radicada en Basilea. “Estamos decididos a comprender la situación y a aceptar la responsabilidad de cualquier acción que quede fuera de nuestros altos estándares éticos en los negocios”, añade.

Novartis se ha enfrentado a investigaciones similares en los últimos años. El año pasado, Corea del Sur multó a la empresa con 48 millones de dólares por ofrecer sobornos a los médicos.

Traducido por Javier Biosca Azcoiti

Etiquetas
Publicado el
13 de febrero de 2018 - 20:10 h

Descubre nuestras apps

stats