The Guardian en español

Por fin hay acuerdo en el Parlamento sobre el Brexit: ¿y ahora qué va a pasar?

La Cámara de los Comunes celebra la crucial votación del "brexit"

Lisa O'Carroll y Jennifer Rankin

Está prácticamente garantizado que el 31 de enero será el día del Brexit. Los diputados británicos por fin han votado este viernes en la Cámara de los Comunes a favor del acuerdo y de las fechas que Boris Johnson acordó en octubre con la Unión Europea, dando el pistoletazo de salida a un itinerario legislativo que incluirá la aprobación por el comité y por la Cámara de los Lores. Si todo va según lo previsto en Westminster, el Parlamento Europeo ratificará el acuerdo de retirada el 29 de enero de 2020 y el Brexit será una realidad dos días después.

¿Qué pasará el 31 de enero?

El día del Brexit. Pasadas las 23 horas del 31 de enero, ya no será posible derogar el artículo 50 que regula el proceso formal de salida de la UE. El Reino Unido habrá pasado el punto de no retorno y habrá dejado de ser miembro de la UE.

¿Qué cambiará?

En líneas generales la vida seguirá igual porque el Reino Unido comenzará entonces los once meses del período de transición necesarios para que tanto el gobierno británico como la UE definan la forma de su futura relación.

El Reino Unido permanecerá dentro de la unión aduanera y del mercado único, así que el comercio continuará como hasta ahora, pero ya no habrá representantes británicos en el Consejo de Ministros de la UE, en el Parlamento Europeo ni en ninguna de sus instituciones. 

Será un período en el que el Reino Unido deberá seguir acatando las normas de la UE pero no tendrá voz ni voto en su redacción. A los ciudadanos de la UE se les seguirá permitiendo viajar y trabajar en el Reino Unido, igual que a los británicos en cualquiera de los países miembros.

Durante esta transición, los tribunales británicos seguirán remitiendo sus casos al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE). Las funciones que desempeñará el TJUE después de este período forman parte de las negociaciones a largo plazo pero lo más probable es que se limite su papel.

¿Se espera que las negociaciones comiencen el 1 de febrero?

No. En primer lugar, tanto la UE como el Reino Unido tienen que hacer públicos sus objetivos de negociación. Pero también es cierto que después del ruido de sables que ha habido estos días en el Reino Unido, las dos partes tienen una idea bastante clara de lo que piensa la otra.

El proyecto de ley del acuerdo de retirada concede 30 días a Boris Johnson para que haga públicos sus objetivos de negociación. Se espera que los estados miembros de la UE tengan listo el 25 de febrero su propio mandato de negociación para entregárselo a Michel Barnier, negociador principal de la Unión, y a otras autoridades de la Comisión Europea.

Las negociaciones relativas a una frontera en el Mar de Irlanda podrán comenzar a partir del 1 de febrero. Se podrán formar los comités especiales con representantes británicos y de la UE para acordar los detalles técnicos del protocolo sobre Irlanda del Norte, un acuerdo que deja a la región bajo las reglas de la UE y con un estatus distinto al del resto de Gran Bretaña.

¿Y si no hay acuerdo para finales de 2020?

El gobierno británico tiene la opción, hasta el 1 de julio, de pedir una ampliación de uno o dos años para el período de transición.

Johnson está aprobando legislación para que esa prórroga no sea legal en el Reino Unido pero es algo perfectamente derogable en caso de necesidad. Eso sí, si una vez pasado el 1 de julio el gobierno cambia de opinión y quiere pedir una ampliación, la puerta ya estará cerrada con llave. 

En una reunión privada con diplomáticos de la UE27 esta semana, los abogados de la UE descartaron por completo posibles ampliaciones después del 1 de julio de 2020.

¿Qué otras cosas pasan tras la salida de la UE?

El gobierno debe aprobar nueva legislación en cuatro áreas clave para su visión del Brexit: en inmigración (para sustituir a la actual ley de libertad de movimiento), en agricultura, en medio ambiente y en comercio, áreas que hasta ahora han sido reguladas o basadas en legislación europea. Durante el Discurso de la Reina, también se prometieron nuevas leyes en  pesca, servicios financieros y derecho internacional privado.

¿Significa todo esto que el Brexit va a ser una realidad?

Si se cumple el plan de Johnson, para finales de 2020 habrá un acuerdo en el comercio de bienes y de algunos servicios al que los conservadores llamarán Brexit.

Ni los líderes empresariales ni los expertos en negociaciones ni las autoridades de la UE creen que dé tiempo para llegar a un plan global que, más allá del limitado asunto del comercio de bienes, cubra toda la gama de acuerdos sobre ciencia, educación, intercambio de datos y seguridad, lo que implica 40 medidas de la UE en materia de cooperación policial y judicial para asuntos penales.

No todo puede hacerse en 11 meses, dijo Barnier. Sus subordinados darán prioridad a algunos temas, entre los que probablemente figurarán el comercio de bienes, los temas de seguridad y los derechos de pesca.

La pesca representa una parte muy pequeña de la economía europea pero podría ser el primer tema en resolverse: las dos partes han dicho buscar un acuerdo sobre cuotas de pesca para el 1 de julio de 2020.

Es probable que queden muchos temas por resolver el 31 de diciembre de 2020, cuando el Reino Unido haya agotado el período de transición. O sea, que hacer realidad el Brexit podría llevar años.

Traducido por Francisco de Zárate

Etiquetas
Publicado el
20 de diciembre de 2019 - 21:31 h

Descubre nuestras apps

stats