Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El juez Aguirre toma la delantera para excluir a Puigdemont de la amnistía
Ayuso, encantada con la destrucción del Estado de Milei. Por Sáenz de Ugarte
Opinión - Ayuso, anfitriona de la cumbre sociópata. Por Rosa María Artal

The Guardian en español

Los traficantes ofrecen rutas a Italia con las que los refugiados evitarían la devolución a Turquía

Imagen del barco que viajará de Turquía a Italia este fin de semana, según el anuncio de un traficante

The Guardian

Patrick Kingsley (Estanbul) y Stephanie Kirchgaessner (Roma) —

Los traficantes turcos han empezado a anunciar de nuevo viajes de Turquía a Italia. Es la primera pista de un cambio en los patrones migratorios desde que la UE acordó deportar a todos los refugiados que lleguen a Grecia.

En un anuncio en Facebook, los contrabandistas anuncian que el primer barco a Italia saldrá este fin de semana del puerto de Mersin. Ofrecen plazas por 4.000 dólares (unos 3.500 euros) por persona, lo que sería en torno al cuádruple del precio del transporte de Turquía a Grecia. “El viaje es el sábado, de Mersin a Italia, en un barco mercante de 110 metros de largo, equipado con comida, agua, chalecos de seguridad y medicinas”, dice el post de Facebook, que incluye fotos de un buque de carga.

En respuesta al anuncio, algunos refugiados han planteado la posibilidad de que se trate de una estafa, después de que muchos potenciales migrantes fueran engañados en 2014 y 2015 por gente que se hacía pasar por organizadores de viajes similares. El autor del anuncio ha replicado que el dinero de los pasajeros lo custodiaría una tercera persona en la que confíen tanto los pasajeros como los traficantes. Estos ganarían entonces poco si sus clientes no lograran llegar a Italia.

Sea cual sea la verdad, esta evolución da muestra de una mayor demanda de rutas alternativas a Europa, ahora que se ha vuelto más difícil salir de Turquía a través de Grecia. Durante el año pasado, más de un millón de refugiados llegaron a la Unión Europea cruzando el mar entre las costas turcas y griegas. Pero esa táctica prácticamente ha acabado en las últimas semanas, desde que la UE alcanzó un acuerdo que en teoría podría llevar a que casi todos los recién llegados a las islas griegas acaben siendo deportados de vuelta a Turquía.

Contactado por the Guardian, el traficante que publicó el anuncio ha afirmado que es la primera vez que organiza un viaje a Italia en varios meses. Ha rehusado confirmar a qué parte de Italia llegará el barco. Alarmados por esa falta de detalles sobre el trayecto, algunos viajeros se han mostrado preocupados porque pueda ser falso. “¿Hemos vuelto a la época de los engaños?”, comenta una persona en el post del contrabandista.

Si se restablecieran, los viajes de Turquía a Italia marcarían la reapertura de una táctica debilitada en el último año. Durante el invierno 2014-2015, unos doce barcos cargueros –conocidos como “barcos fantasma” por acabar desplazándose con el piloto automático hacia los puertos, abandonados por la tripulación– llegaron a las aguas italianas desde Turquía. Pero esa práctica casi cesó a principios de 2015 por las medidas represivas de las autoridades turcas en Mersin y la emergencia del paso a Grecia.

En respuesta a las ideas de un resurgimiento de la ruta, un portavoz de la Organización Internacional para las Migraciones, que hace un seguimiento de los patrones migratorios en el Mediterráneo, ha afirmado que su institución no ha detectado ninguna llegada reciente a Italia desde Turquía. “Las salidas desde Turquía son una posibilidad, pero recuerdo que en enero de 2015 los llamados barcos fantasmas fueron bloqueados en el mar por las autoridades turcas”, ha explicado. “No será fácil, ni siquiera ahora”.

Las llegadas de migrantes a Italia desde el inicio de 2016 son mayores que en el periodo equivalente en 2014 y en 2015, cuando hubo cifras récord de personas que llegaban al sur del país. Ya han entrado unos 18.200 migrantes desde el 1 de enero, en comparación con los 10.000 del periodo equivalente de 2014 y de 2015, según datos publicados por el Gobierno italiano.

Por el momento no hay una correlación entre el aumento de las llegadas y las medidas represivas contra los viajes de Turquía a Grecia. La mayoría de los que llegan a Italia no son sirios, de acuerdo con las estadísticas recopiladas por el Ejecutivo italiano y proporcionadas por el Comité de Derechos Humanos de la ONU. Son sobre todo personas que huyen de Nigeria, Gambia y Senegal, aunque también hay 1.500 menores egipcios.

Según el periódico La Repubblica, las autoridades italianas predicen que el número de personas que llegan a Italia podría alcanzar las 270.000 este año, una cifra significativamente mayor que los 15.000 de 2015 y los 170.000 de 2014.

Con información de Eiad Abdullatif

NOTA: La publicación de Facebook a la que hace referencia esta información, y que se había incluido inicialmente en el artículo, ha sido eliminada.

Traducción de Jaime Sevilla Lorenzo

Etiquetas
stats