eldiario.es

9

MADRID

Aguado endurece sus críticas contra Gabilondo ante una Díaz Ayuso desdibujada

Telemadrid ha celebrado este domingo un debate con cinco de los seis candidatos con opciones a lograr representación en la Asamblea de Madrid tras el 26M

EL DETECTOR | Las mentiras de los candidatos a presidir la Comunidad de Madrid en el debate de Telemadrid

LA AUSENCIA | Errejón dice que el debate es "fallido" y acusa a la Junta Electoral de ir contra "un gobierno progresista"

Foto Telemadrid

Foto Telemadrid

Primer debate de candidatos a la Comunidad de Madrid. Cinco de los seis candidatos con opciones de lograr representación en la próxima Asamblea de Madrid, debido a que la Junta Electoral dejó fuera a Íñigo Errejón (Más Madrid), confrontaron este domingo sus propuestas de gobierno, en un debate en el que el centro de los ataques los recogió el candidato del PSOE, Ángel Gabilondo, que encabeza las encuestas electorales.

El candidato de Ciudadanos a la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, fue quien más duramente cuestionó a Gabilondo, en un tono mucho más crítico que el empleado frente al resto de los partidos conservadores. Aguado afeó al candidato del PSOE, Ángel Gabilondo, que "se atreviera a hablar de Economía" después de haber sido ministro de Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero "que arruinó a todos los españoles".

Aguado ha sido el candidato que más criticas tuvo para Gabilondo frente a una desdibujada Isabel Díaz Ayuso, candidata del Partido Popular, que no llegó siquiera a agotar gran parte de los tiempos con los que contó. El candidato de Ciudadanos, desde su primera intervención, dejó clara la actual estrategia de su partido, que ya no quiere ser bisagra sino el líder del bloque conservador.

"Queremos que Madrid siga siendo un espacio de libertad frente a las imposiciones y las subidas de impuestos de las izquierdas", lanzaba el candidato de Ciudadanos. Las críticas de Aguado a la candidata de Unidas Podemos, Isa Serra, solo se han producido para atacar igualmente al candidato del PSOE, al poner a Serra como parte de un futuro gobierno socialista.

Pero en su estrategia de convertirse en el líder de la derecha madrileña, Aguado también lanzó ataques a PP y Vox. Los ataques al PP se refirieron a la corrupción y sobre todo al presidente del partido, Pablo Casado, y su máster fraudulento y no tanto a la gestión de este gobierno que ha apoyado y del que han sacado a su gran fichaje de campaña: el expresidente autonómico Ángel Garrido. Eso ha dificultado la confrontación directa con Ayuso aunque ha abogado durante numerosas ocasiones que el voto útil ahora está en Ciudadanos.

El candidato de Ciudadanos tuvo un momento de enfrentamiento con la candidata de Vox, Rocío Monasterio, a la que prácticamente todos los candidatos ignoraron en sus cara a cara. Aguado espetó que fue el gobierno de Cifuentes apoyado por su partido el que acabó con el "chiringuito de Santiago Abascal" como los que Rocío Monasterio ahora quiere cerrar.

Aunque los ataques entre el bloque conservador han ido en todas las direcciones. Ayuso lanzaba al inicio de su intervención un mensaje abogando por el voto útil y en contra de la "división del voto". "Algunos se disfrazan de PP pero no lo son, dividir el voto solo ha demostrado que ganan las izquierdas", ha defendido la candidata del PP mientras le recordaba al candidato de Ciudadanos que solo su partido ha pactado con el PSOE. "Cada minuto que dedica a atacarme a mí pierde la oportunidad de mostrarle a los ciudadanos el peligro de un gobierno del PSOE con Podemos", ha respondido Aguado.

La candidata del PP reforzaba su idea del voto útil durante el minuto final en el que hizo un llamamiento para que los madrileños "piensen su voto". En ese discurso, Ayuso defendió durante sus 60 segundos finales que el voto a Ciudadanos podía acabar en el PSOE y que el voto a Vox podía perderse al no estar claro que el partido que encabeza Monasterio pueda obtener representación.

Pero el centro de las críticas de Ayuso también se centraron en Gabilondo y en generar el miedo a la llegada de un gobierno socialista dado que las encuestas pronostican la victoria del candidato del PSOE . "Existen dos modos de entender la sociedad: el de la libertad y el de las izquierdas", defendió Ayuso. "Y el socialismo es el reparto equitativo de la miseria", añadía.

Un discurso xenófobo

A diferencia de los demás candidatos que se centraron en contraponer sus programas a los de sus adversarios, la candidata de Vox, Rocío Monasterio, tuvo un contrincante que no estaba este domingo entre en el plató de Telemadrid: la inmigración. Monasterio centró gran parte de su discurso en atacar a los migrantes en cada uno de los bloques en los que se exponían propuestas de gobierno.

En la sanidad madrileña "se están colando muchos inmigrantes ilegales que acaban de saltar la valla lanzando cal a la Guardia Civil", comenzó la candidata de la formación de extrema derecha en su crítica. "Cuando a una madre que está esperando a que a su hijo le atiendan por un problema de salud mental le dicen 300 días, esa madre tiene que saber que delante de ella se están colando muchos inmigrantes ilegales", siguió.

En cuanto a los menores extranjeros no acompañados, Monasterio afirmó que "aquellos que dicen que son menores y luego resulta que no lo son", que "atacan y agreden sexualmente a las asistentes de centros y que campan a sus anchas por los barrios atemorizando a los mujeres no tienen que estar en España".

Pero Monasterio también arremetió contra el feminismo: "Nosotros nos comprometemos a derogar todas las leyes de ideología de genero que permiten que nuestros niños sean adoctrinados, que permiten que aunque podamos elegir colegio tengamos el mismo menú. Vulneran la libertad de los padres a poder educar a nuestros niños según nuestros valores".

Pese a su discurso xenófobo, la candidata de Vox ha sido ignorada durante el debate. Solo durante un momento la candidata de Unidas Podemos se refirió a Vox al que tildó de "ultraderecha" para recordarle a Aguado que su partido estaría dispuesto a gobernar con Monasterio como está haciendo Ciudadanos en Andalucía.

"¿Oye eso? Es el sonido de la ultraderecha y con la que quiere gobernar aquí, como en Andalucía", dijo Serra en el debate haciendo una copia a la pregunta que hizo en su 'minuto de oro' el presidenta de Ciudadanos, Albert Rivera, durante el primer debate televisivo entre los candidatos a las elecciones generales.

Dos modelos de región

Los dos bloques claramente diferenciados, el conservador formado por PP, Ciudadanos y Vox y el progresista de PSOE y Unidas Podemos defendieron dos modelos opuestos para la Comunidad de Madrid. Mientras la derecha abogó por bajadas de impuestos y más educación concertada; el bloque de izquierdas habló de desigualdad y de redistribución de la riqueza.

"Madrid es la región más rica de España, pero la de más desigualdad y segregación. Uno de cada tres niños está en riesgo de pobreza por un gobierno de 24 años de corrupción, saqueo de lo público y una política fiscal para los ricos y para un gobierno para la minoría", defendió la candidata de Unidas Podemos que abogó por una auditoría ciudadana de la deuda con posible quita, "para saber si lo que se paga está revirtiendo en el interés de la mayoría".

La candidata de Unidas Podemos acusó al PP y Ciudadanos de haber convertido Madrid "en un paraíso para los ricos". "Con la reforma fiscal regresiva que pusieron en marcha perdemos 1.700 millones de euros los madrileños para crear los colegios y centros de salud que faltan y reindustrializar zonas como Vicálvaro y Vallecas", propuso Serra.

Por su parte, Gabilondo abogó por un "cambio" en el que se ponga "por delante los intereses colectivos frente a los intereses particulares para resolver los problemas de los ciudadanos". "Ese es mi objetivo y ningún otro: el diálogo, el acuerdo y el consenso, la transformación y la modernidad, que pasa por defender las políticas públicas", defendió.

Un debate sin Errejón

A una semana de que se conozcan los resultados de las elecciones municipales y autonómicas, la televisión pública Telemadrid celebró este domingo su primer debate electoral con los candidatos autonómicos. Aunque no estaban todos, de los seis partidos con posibilidades de lograr representación el próximo 26 de mayo, según todas las encuestas, falta el candidato de Más Madrid, Íñigo Errejón.

La Junta Electoral Central rechazó la posibilidad de que el candidato de Más Madrid participase en los debates al considerar al partido de "nueva creación". La JEC rectificó en cuanto a la alcaldesa, Manuela Carmena, de la misma formación, que sí participará en el cara a cara del próximo miércoles con todos los candidatos a las elecciones municipales.

Errejón ha asegurado este domingo que será un "debate fallido" porque no está Más Madrid "que ofrece un contraste de como se puede gobernar bien frente al desgobierno, el desorden, la corrupción y la deuda del PP". El candidato de Más Madrid ha acusado a la Junta Electoral de impedirle participar en el cara a cara de esta noche después de que las encuestas estén diciendo que es "posible" un gobierno progresista, justo y decente que sacara al PP después de 25 años en el poder en la Comunidad de Madrid".

Este lunes se producirá la segunda vuelta en un debate organizado por Prisa, pero que también estará incompleto. Errejón participará pero en esta ocasión la que no estará es la candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso, que ha declinado la invitación.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha