La portada de mañana
Acceder
La vacunación irregular de políticos alerta sobre el plan de inmunización
Los primeros 100 días de Biden, entre la pandemia y la crisis económica
Opinión - Ego non te absolvo, por Elisa Beni

El Ayuntamiento de Madrid aún no ha pagado las becas que creó hace un año para los niños sin plaza en guarderías públicas

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, y el delegado de Familias, Pepe Aniorte, visitan una escuela municipal en el distrito de Ciudad Lineal

Las becas infantiles que el Ayuntamiento de Madrid puso en marcha hace un año para financiar la escuela infantil privada a los bebés que se quedan sin plaza en los centros públicos se han atascado. El área de Familias, Igualdad y Bienestar Social –gestionada por Ciudadanos– aún no ha resuelto la convocatoria del curso pasado cuando debería estar a punto de sacar la siguiente. 2.132 familias que solicitaron la beca en enero aún no han recibido la ayuda mensual de entre 100 y 200 euros cinco meses después de finalizar el curso.

Estos cheques fueron una de las medidas sociales estrella de los presupuestos de 2020 con una partida de 3,3 millones de euros. Unas ayudas similares ya existen en la Comunidad de Madrid desde el año 2004, pero por primera vez se creaban a nivel municipal. Ha pasado un año desde el anuncio y el tapón amenaza con solapar las convocatorias. La ayuda del curso pasado se ingresará entre los próximos días y el mes de enero, asegura una portavoz del área de Familias a preguntas de este medio.

El retraso se une a un aumento del 33% del número de niños y niñas (hasta 7.000) que se han quedado sin plaza en este curso 2020/2021, cuya convocatoria de becas aún no se ha lanzado. Dos de cada tres familias que pidieron entrar en una escuela infantil municipal se han quedado fuera por el aumento de solicitudes. El delegado de Familias, Igualdad y Bienestar Social, Pepe Aniorte, vinculó la subida con la creación de las ayudas. "El aumento de lista de espera va vinculado a esa beca infantil porque se necesita para poder conseguirla estar matriculado en una escuela infantil municipal y haber sido rechazado", señaló el concejal en verano.

La corporación que dirige José Luis Martínez-Almeida justifica que la demora en la ciudad se debe a que en julio había muchas escuelas infantiles que estaban cerradas por el coronavirus y no pudieron certificar que los niños solicitantes habían completado el curso. "Lo hemos comenzado a hacer en septiembre, es un montón de documentación", expresaba la directora general de Familias, Infancia, Educación y Juventud, Sonia Moncada, en la comisión del ramo celebrada la semana pasada ante una pregunta del grupo socialista.

"No tiene ningún sentido que se convoque una ayuda para el curso en el mes de enero y den seis meses para resolverla. Eso inicialmente. Con los retrasos por la pandemia nuestras familias aún no han cobrado nada. Que impulsen la gratuidad está muy bien, pero hay muchas limitaciones", señala Victoria Otero, directora de la escuela infantil 'Las Nubes 2'. Otero asegura que el área de Familias no se han puesto en contacto con su centro para confirmar la permanencia de las familias y apuesta por un modelo que permita pedir la ayuda "en cualquier momento del curso".

Para el PSOE, la gestión municipal de esta ayuda muestra "la incapacidad de ejecutar su medida estrella en un momento en el que las familias lo necesitan más que nunca". "Nos parece una chapuza que sigan esperando a que les paguen", apuntó el edil socialista Ignacio Benito en la comisión del ramo.

Las becas regionales homólogas, sin embargo, no han sufrido estas demoras. Las ayudas de este curso –que aún no han sido ni convocadas por el Ayuntamiento– se publicaron en agosto y se resolvieron en noviembre, aunque las escuelas infantiles están empezando ahora a recibir las becas. En este caso, el dinero se ingresa a los centros educativos y estos son los que lo envían a las familias.

Mejoras en las próximas convocatorias

El delegado de Familias anunció hace unos meses que iba a introducir cambios en las nuevas convocatorias para corregir algunas cuestiones como las que comenta esta directora. El área explica que están "preparando tres a la vez", aunque las familias no han recibido todavía ni un euro de las ayudas: la del curso pasado, en fase de resolución; la del curso actual, en "fase de preparación" y como novedad compatible con el resto de ayudas escolares de la Comunidad de Madrid; y la de 2021-2022. En este último caso, el Gobierno municipal prevé que la beca pueda solicitarse durante el periodo de admisión para acelerar la adjudicación.

El departamento que dirige Aniorte –probablemente el área del Ayuntamiento que más carga ha soportado durante la pandemia por la emergencia social– también se ha demorado a la hora de poner en marcha otras ayudas más recientes, como la tarjeta familias, una herramienta novedosa para combatir la pobreza que da autonomía a las personas vulnerables para ir a hacer la compra en lugar de recibir cestas de comida. La medida está despegando muy despacio: las primeras tarjetas de crédito se entregaron a finales de noviembre, con tres meses de retraso respecto a la previsión inicial, y de momento han llegado a un 2% de las personas con ayudas alimentarias, según publicó El País.

Etiquetas
Publicado el
22 de diciembre de 2020 - 21:57 h

Descubre nuestras apps

stats