eldiario.es

9
Menú

VÍDEO

Una cascada de agua obliga a evacuar a los niños ingresados en la UCI pediátrica del Doce de Octubre

Una fuga de agua ha provocado una inundación en las instalaciones del hospital materno-infantil esta madrugada 

Los diez menores están en las salas de preanestesia y despertar, donde ocupan las camas por las que pasan los niños antes y después de las operaciones

Esta situación se prolongará durante al menos un mes que duren "los trabajos de reparación" de la UCI infantil, confirma el hospital 

- PUBLICIDAD -

La UCI pediátrica del hospital Doce de Octubre, donde se encuentran ingresados los niños y niñas en estado grave que requieren cuidados intensivos, ha tenido que ser evacuada esta madrugada después de que haya caído sobre sus instalaciones una cascada de agua que ha inundado todo. El agua procede, según ha confirmado la Comunidad de Madrid, de una fuga de una tubería. 

En esos momentos había ingresados doce niños y niñas, de los que diez han tenido que ser trasladado a las sala de preanestesia-despertar, dos espacios a los que se lleva a los menores inmediatamente antes y después de operaciones quirúrgicas, confirman fuentes de CCOO a eldiario.es. Dos niños han sido dados de altas de la UCI y están en planta.

Las operaciones previstas para este martes no se han cancelado, de manera que los menores intervenidos se están derivando a las instalaciones del hospital del día. No obstante, según el hospital, "la programación quirúrgica" se puede "ajustar si fuese necesario" dada esta circunstancia. 

El centro hospitalario ha informado en un comunicado que "los trabajos de reparación" ya se han iniciado y se prevé que duren al menos un mes". Durante este tiempo, no habrá UCI en las instalaciones creadas para tal fin y los niños y niñas se quedarán en dependencias correspondientes a reanimación y atendidos por el mismo personal. Aquí hay, asegura el hospital, infraestructura suficiente para una atención adecuada de los menores. 

En los próximos 30 días se revisarán "todas las instalaciones de esta área" y se sustituirán "las que sean necesarias". La Comunidad de Madrid dice que investiga lo ocurrido y justifica que en 2017 se destinaron "4,2 millones de euros a obras de reparación y reforma, y este año cuenta con un presupuesto de 8,3 millones para el mismo fin". 

"Pueden ocurrir incidentes en una instalaciones como son las sanitarias en la que dispones de cientos de miles de metros cuadrados. En alguno puede haber alguna incidencia pero también es cierto que se han tomado medidas muy concretas para resolver los problemas de infraestructuras hospitalarias", ha defendido el portavoz y consejero de Presidencia, Ángel Garrido.

Techos caídos e inundaciones

Trabajadores del hospital aseguran que no es la primera vez que hay problemas de infraestructura en la UCI pediátrica. Han sufrido goteras "varias veces" y otra fuga de agua hace unos meses obligó a evacuar a una niña. Otras instalaciones del centro se han visto afectadas en otras ocasiones por goteras, inundaciones y caídas de techos. 

"El hospital está muy viejo y en los años de recortes no se ha renovado nada. Lo que había, además, ha tenido muy poco mantenimiento, de manera que en vez de ir cambiando poco a poco las tuberías antiguas, se está haciendo cuando revientan y hay fugas, poniendo parches", explican fuentes de CCOO del hospital a eldiario.es. Otro de los problemas, apuntan estas fuentes, es que las juntas de las tuberías yuxtaponen materiales modernos con antiguos. "No pueden a estas alturas cambiar todas de golpe y lo van haciendo a golpe de caída de techo", dicen. 

En octubre de 2016, un informe realizado por los servicios técnicos del centro apuntaba que el estado de los techos no era  "precisamente el mejor deseable". Durante cuatro días con lluvias se derrumbaron en varias zonas del centro, algunos estaban sin retocar desde que se inauguró el hospital en 1973. Pese al deterioro,  la Comunidad de Madrid rebajó en  un 42% el presupuesto de aquella fase de "reforma y adecuación" de techos  adjudicada en diciembre de 2015 a la empresa Constructora Ejuca, como publicó eldiario.es. 

Las incidencias no quedaron aquí. En 2017 el estallido de una tubería de la calefacción inundó el pasillo central del servicio de urgencias. Una zona vital para el funcionamiento del área. Las unidades de diálisis y sus pacientes también se vieron sorprendidos  por las goteras en julio del año pasado. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha