¿Cómo vamos a hacer un regalo sorpresa a papá si está encima nuestro a todas horas?

Dos personas caminan por Fuencarral después de hacer la compra en el estado de alarma por el coronavirus | SOMOS CHAMBERÍ

Jueves 19 de marzo. Día de San José. Están los padres y las madres trabajando más en casa que en sus curros habituales. No saben ya qué hacer para entretener a sus huestes infantiles y adolescentes. Con los muy mayores que todavía están en casa es más fácil. Con ponerles la comida ya sobra. Que se busquen la vida. Los bebés dan el trabajo de siempre pero para esos niños y niñas enérgicos y pelmas ¿qué inventas? Creatividad española a tope. Unas cuantas caceroladas al día y otros cuantos aplausos. Con sus instrumentos musicales que formen la orquesta infantil de la urba o el patio. Los metes en la cocina a hacer bizcochos. Y si todo falla, Disney Channel.

Qué parecidos somos. Ha tenido que llegar la cosa para darnos cuenta que gastamos la misma ropa para ir por casa. Que nos da pereza afeitarnos o maquillarnos. Que nos gustan las mismas pelis y series. Y que nos encanta levantarnos monárquicos y acostarnos republicanos.

Mientras tanto el silencio de las calles alcanza proporciones sinfónicas. El miedo afecta a las miles de familias con padres y madres recluidos en residencias. Y en los hospitales asistimos -mejor dicho, nos imaginamos- que libran una guerra inmisericorde. Los bulos caen como chuzos de punta y ya nos cuentan que en pueblos y hasta grandes ciudades persiguen a aquellos que supuestamente llevaron la peste a sus vidas. Les libro de detalles. La grandeza y la miseria de nuestra condición.

Todos los países parecen adaptar las mismas políticas. Cuarentena y tente tieso. En unos sitios saldrá mejor por disciplina o por carácter. En otros peor por lo contrario. Algunos adelantaron trabajo porque tenían estructuras previas, sanitarias y sociales, bien dotadas y organización política saludable. En otros la precariedad y la pobreza o el derroche o la injusticia social unidos a sistemas políticos corruptos o caciquiles les irá peor. Pero en todos saldremos adelante. El viejo Darwin nos lo contó.

Mañana hablaremos del gobierno.

Un abrazo. Y cumpleaños feliz a los Josés, Josefas, Pepes, Pepas y a todos los papás que en estos días son nuestros grandes héroes cotidianos.

Más entradas:

Etiquetas
Publicado el
19 de marzo de 2020 - 07:53 h

Descubre nuestras apps

stats