El concejal de Madrid que iza banderas gigantes de España y envía enseñas nacionales a los colegios

El concejal Javier Ramírez (derecha), junto a alcalde Ameida y la vicealcaldesa Villacís en la Junta de Gobierno que tuvo lugar en Chamberí

El 5 de diciembre del año pasado era un día importante para Javier Ramírez. El concejal de Chamberí recibía en su distrito a todo el gobierno municipal con el alcalde José Luis Martínez-Almeida a la cabeza, que celebraba allí su Junta de Gobierno de los jueves. En realidad acudían porque después de la reunión semanal del equipo municipal iba a izar una bandera gigante de España que la Junta de Chamberí había pagado unos días antes: 19.000 euros de su presupuesto (entre obras de instalación y repuestos).

En el acto, celebrado en la plaza de Chamberí, el rojigualda estuvo muy presente: tanto en la bandera gigante como en la que se colocó -solo un poco más pequeña- en la balconada de la Junta de Distrito. También en las enseñas que se bajaron de las propias instalaciones municipales a la plaza. Incluso el belén que se había instalado en el templete cercano incluyó la bandera. "Ha salido bien, salvo por el frío", se le escuchó decir a Ramírez. Fue el pistoletazo de salida a la fiebre de la bandera que el concejal ha implantando en los distritos que dirige -Chamberí y Fuencarral- durante los últimos doce meses.

Desde entonces, Ramírez ha plantado en Madrid tres banderas de 5 x 7,5 metros, agarradas a mástiles de 18 metros, todas instaladas por la empresa Ibérica de Estratificados. La última llegó hace solo unos días a una rotonda junto a la estación de Pitis: costó 17.242,5 euros adjudicados mediante un contrato menor (sin concurso público) y bajo ella se ha colocado un belén de grandes dimensiones fabricado para la ocasión, con un gasto de 4.000 euros.

El edil del PP también ha convertido en una tradición navideña en Chamberí la instalación de belenes con banderas de España. Los colores nacionales sostienen desde hace una semana el del Centro Cultural Galileo, a imitación del que se instaló en el Ayuntamiento en 2019 y para sorpresa de los que lo visitan.

La última iniciativa nacionalista de Ramírez fue la de distribuir cientos de banderas de España de todos los tamaños por los colegios de Chamberí. El paquete llegó hace unos días, confirman fuentes de los centros a este periódico, acompañado de ejemplares de la Constitución, con la idea de que ambos elementos sirvieran para celebrar la festividad de la Carta Magna entre los escolares. Los centros públicos a los que ha llegado el envío (costó 2.335,30 euros en total) no saben qué hacer con las banderas aunque los textos, que también tienen en la portada la enseña nacional con fondo azul, los han distribuido a sus alumnos de 5º y 6º de Primaria.

En total, el edil del PP ha gastado 89.257,40 euros del presupuesto de sus distritos en banderas de España y actos asociados a su colocación o distribución durante lo que va de legislatura. Todos en contratos menores sin concurso público y con las empresas Logical Page e Ibérica de Estratificados como principales beneficiarias. Este es el listado completo:

Ramírez ha marcado el camino a otros concejales del Consistorio como Álvaro González, también del PP, que entró en la carrera de las banderas hace unos meses con la instalación de otra enseña gigante en Carabanchel, a cuyo izado (con un coste de 14.272,56 euros) acudió incluso la presidenta de la Comunidad de Madrid.

El fervor por el rojigualda no ha calado tanto entre los concejales de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid, aunque sí que parece ir ganando fuerza entre sus representantes en la Comunidad: este sábado uno de sus consejeros, el de Transportes, puso los colores de la bandera nacional al logo de Metro en la estación de Plaza España.

Etiquetas
Publicado el
7 de diciembre de 2020 - 22:14 h

Descubre nuestras apps

stats